La batalla de Dogger Bank.

Operaciones navales.

Moderador: Lutzow

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

No es de recibo que este Subforo, donde se han tratado pequeños acontecimientos sin mayor relevancia en el conjunto de la guerra naval (aunque no por ello menos interesantes, una cosa no quita la otra), no disponga de un hilo específico donde se narre el primer encuentro de la Historia entre buques dreadnoughts. Bien es cierto que en el capítulo dedicado al SMS Seydlitz del libro/hilo Schlachtkreuzer se dedican varias páginas a esta batalla y sus consecuencias, de modo que, en lo respectivo al punto de vista alemán, poco o nada nuevo podré aportar, por ello el hilo se centrará principalmente en el enfoque británico de la batalla. Como esta no hubiese acontecido sin el conocimiento previo de las claves germanas por parte del Almirantazgo, haré como la Wiki y dedicaré un breve espacio a la famosa Room 40, pero a mi manera.

________________________________________________________________________________________________

La telegrafía inalámbrica fue utilizada por todos los buques de guerra y muchos mercantes en 1914 y, a través de la previsión del Contralmirante Henry Oliver, el Director de Inteligencia Naval anterior a la guerra, la Armada británica había construido estaciones de escucha a lo largo de las costas Este y Sureste de Gran Bretaña. Al cruzar las señales inalámbricas recibidas, estas estaciones permitieron a los británicos establecer la posición; y si existían señales sucesivas, el rumbo, de cualquier barco enemigo que envíe señales inalámbricas. Pero una vez que comenzaron las hostilidades y las estaciones británicas comenzaron a captar mensajes alemanes, establecer solo las posiciones y con suerte el rumbo de los barcos parecía insuficiente; las señales inalámbricas alemanas interceptadas estaban en código, y el Almirantazgo quería conocer el contenido de los mensajes codificados. Mientras los mensajes enviados al Almirantazgo se acumulaban en su escritorio, Oliver se movió para crear una organización que pudiera descubrir exactamente lo que los alemanes se decían unos a otros, es decir, una organización que pudiese romper los códigos alemanes. Para abordar este trabajo, Oliver recurrió a un amigo, el ex Director de Educación Naval, Sir Alfred Ewing, descrito como un "hombre bajo y grueso con ojos azules brillantes y eclipsados ​​por cejas peludas y mal cuidadas, que siempre vestía un traje gris, una camisa malva y una corbata azul oscuro con manchas blancas ". Había sido profesor de ingeniería en Tokio, ocupado cátedras en las universidades de Dundee y Cambridge, donde había realizado estudios pioneros sobre terremotos japoneses, y estaba casado con una estadounidense cuyo tío abuelo era George Washington. Ewing aceptó la solicitud de Oliver e inmediatamente partió a la biblioteca del Museo Británico para estudiar su colección de viejos libros de códigos. Luego, reuniendo a su alrededor un pequeño grupo de especialistas en filología alemana y estudiantes universitarios, creó un departamento secreto del Almirantazgo, que comenzó a trabajar en su propia oficina. En las primeras semanas clasificaron y archivaron intercepciones y aprendieron a identificar estaciones de llamadas y a distinguir los mensajes navales de los militares, aunque no lograron descifrar las claves alemanas. Pero como si la diosa Fortuna llamase a sus puertas, dos veces desde las cajas fuertes a bordo de sendos buques alemanes y una vez desde el fondo del mar, el Almirantazgo recibió la solución que estaba buscando. La Armada alemana comenzó la guerra con tres códigos principales; en cuatro meses desde el inicio de la Guerra, la Armada británica estaba en posesión de los tres.

El primer libro de códigos navales alemán cayó en manos de los aliados en la primera semana de la guerra cuando, el 11 de Agosto, el vapor alemán SS Hobart fue capturado cuando se dirigía hacia Port Phillip, ignorantes a bordo de que había estallado la guerra contra el Imperio británico. El buque fue abordado en alta mar por un grupo de militares australianos que lo incautaron, y durante la noche, cuando el Capitán alemán se levantó en silencio para buscar los papeles secretos, sin duda con el fin de destruirlos, fue seguido por el Capitán Richardson que le detuvo inmediatamente y se hizo con la documentación escondida tras un panel. Esta Incluía una copia del "Handelsverkehrsbuch" (HVB), un libro de códigos originalmente destinado a la comunicación entre buques de guerra alemanes y mercantes, pero ampliado para su uso por comandos de la costa naval, estaciones costeras y, eventualmente, submarinos y zeppelines. La importancia del hallazgo no fue valorada en Melbourne hasta el 9 de Septiembre, cuando la Junta Naval informó tardíamente al Almirantazgo británico de su captura y un vapor envió una copia a Inglaterra, pero no fue hasta Octubre que el código HVB finalmente llegó a Londres. Para entonces el Almirantazgo había adquirido un segundo código alemán, aún más secreto e importante, contenido en el "Signalbuch der Kaiserlichen Marine" (SKM), un libro de quince centímetros de grosor, treinta y ocho de largo, treinta de ancho y encuadernado en cuero azul, regalo de los rusos gracias a otra afortunada coincidencia ayudada por cierta negligencia alemana, como veremos a continuación.

Imagen
Copia del Signalbuch der Kaiserlichen Marine encontrado en el SMS Magdeburg.


Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 18208
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 10 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por pepero »

Me suscribo al tema para seguirlo.

Pregunta no desarrollaron los alemanes una oficina similar a los Británicos para situar los buques contrarios y para descifrar sus mensajes . Aun no insertar con este teclado ingles el signo de interrogación.

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Schweijk
General de División
General de División
Mensajes: 5833
Registrado: 07 Ago 2010 19:09
Ubicación: A orillas del Moldava.
Agradecimiento recibido: 7 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Schweijk »

Lutzow en su salsa. Me apunto. :-s
"No sé lo que hay que hacer, esto no es una guerra".

Lord Kitchener

-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
minoru genda
Comandante
Comandante
Mensajes: 3400
Registrado: 05 Ene 2006 17:36
Agradecido : 20 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces
Contactar:

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por minoru genda »

Schweijk escribió:
24 Mar 2020 11:44
Lutzow en su salsa. Me apunto. :-s
Yo también leo algunas cosas suyas y esta es una de ellas, si leyera y respondiera a todo lo que escribe necesitaría días que durasen una semana en vez de 24 horas.
Bromas aparte, buen trabajo Lutzow :Bravo necesitamos un "moticono aplaudidor" como con los pitufos cada uno para una cosa gc96gc :dpm:
Por cierto la TSH (Telegrafía sin hilos) si mal no recuerdo, y para la marina de algunos países ya se utilizaba antes de la 1ª guerra mundial :dpm:
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Gracias majos, pero aviso que el tema va para largo y poco a poco, pues no tengo nada escrito salvo lo ya publicado; una forma de forzarme a seguir escribiendo...
pepero escribió:Pregunta no desarrollaron los alemanes una oficina similar a los Británicos para situar los buques contrarios y para descifrar sus mensajes . Aun no insertar con este teclado ingles el signo de interrogación.
El principal problema de los alemanes era su posición geográfica, para localizar un barco hacen falta al menos dos radiogoniómetros cuanto más separados entre sí mejor, y todos los alemanes que señalasen hacia el Mar del Norte seguían más o menos la misma línea, de modo que podían recibir pero no ubicar, recordemos que al principio de la guerra no tenían claro cuál era la principal base de la Grand Fleet. También los británicos fueron más cautelosos con las transmisiones inalámbricas, y sobre todo los germanos no lograron capturar ningún libro de códigos rival...
minoru genda escribió:Por cierto la TSH (Telegrafía sin hilos) si mal no recuerdo, y para la marina de algunos países ya se utilizaba antes de la 1ª guerra mundial :dpm:
Sí, desde unos pocos años atrás, por ejemplo sabemos que el RMS Titanic retransmitió su hundimiento, pero la Gran Guerra fue el primer conflicto naval donde todos los barcos a partir de cierto porte estaban equipados con radio y este hecho resultó fundamental para su desarrollo...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
minoru genda
Comandante
Comandante
Mensajes: 3400
Registrado: 05 Ene 2006 17:36
Agradecido : 20 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces
Contactar:

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por minoru genda »

Bueno lo del Titanic casi que no cuenta :-B :-& gc96gc ceo que fue anterior a ese evento.
Lo del Titanic si que puede contar para el uso por primera vez de una máquina de remachar que según las "malas lenguas" pesaba cuatro toneladas y solo servía para remachar en las partes planas del buque :-B
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Imagen

SMS Magdeburg.

La captura de los códigos del SMS Magdeburg fue uno de los hechos trascendentales de la guerra naval, y sin embargo no existe ningún relato en español que nos ofrezca una explicación sobre cómo resultó posible que ello aconteciera, más allá de unas pocas líneas indicando que el buque embarrancó y fue apresado por los rusos. Conozcamos con mayor detalle lo acaecido.

Aunque en un segundo plano respecto a las operaciones en el Mar del Norte, el Báltico no dejó de ser un campo de batalla durante todo el conflicto, de hecho el de 2 de Agosto fue precisamente el SMS Magdeburg quien disparó los primeros proyectiles alemanes contra los rusos al bombardear el puerto de Libau (Estonia). Para el 25 del mismo mes el Príncipe Heinrich, Comandante General de las fuerzas navales del Báltico, ordenó al Contralmirante Behring una incursión contra el Golfo de Finlandia con el fin de atrapar a las fuerzas ligeras enemiga allí presentes, y en la que participarían los cruceros ligeros SMS Augsburg (4.300 toneladas de desplazamiento y armado con doce cañones de 10,5 cm) y SMS Magdeburg (4.500 toneladas, mismo armamento), escoltados por tres destructores.

A las 8:30 de la mañana de ese mismo día la flotilla partió hacia el Noreste a una velocidad de 20 nudos, con los marineros a bordo del SMS Magdeburg bajos de moral, pues con razón sospechaban la presencia de cruceros enemigos en la zona. La navegación trascurría tranquila con el SMS Augsburg abriendo la marcha seguido por el SMS Magdeburg a unos 900 metros, sin embargo la niebla, común en esas aguas en verano, cayó sobre la formación alemana, de tal modo que a las 21:00 horas era tan espesa que incluso con los prismáticos un Oficial en el puente del SMS Magdeburg no podía ver el puesto de observación en la popa. A las 23:00 el SMS Augsburg, con la intención de navegar a lo largo del supuesto campo de minas ruso antes de girar hacia el Este para ingresar al Golfo de Finlandia, giró en un curso Sur/Sureste y ordenó al SMS Magdeburg hacer lo mismo, quien siguió las órdenes sin saber que debido a la niebla su posición demoraba 1.800 metros más al Sur de lo que pensaba. A las 00:30 una nueva orden fue radiada desde el buque insignia ordenando un nuevo rumbo Este/Noroeste, a los cuatro minutos el mensaje había sido decodificado y se entregaba al puente, el timón giró veinte grados y solo tres minutos más tarde, navegando a quince nudos, la quilla golpeó el fondo marino, sacudiendo el buque cinco o seis veces hasta que este se detuvo completamente; el SMS Magdeburg había encallado a 300 metros de la isla de Odensholm, a la entrada del Golfo de Finlandia.

De inmediato su Capitán, Richard Habenicht, buscó la forma de desencallar su nave ordenando ciar con los motores a toda potencia, pero el crucero estaba atorado. Todos los intentos por moverlo a base de alternar las revoluciones de los motores resultaron baldíos, se reunió a casi toda su tripulación de 337 hombres en el alcázar para bajar la popa de Magdeburg y alzar la proa al tiempo que se intentaba de nuevo dar marcha atrás sin resultado, en vista de lo cual se ordenó a la tripulación que trasportara proyectiles al alcázar, pero el barco no se movió. Los sondeos mostraron que en la proa, donde el SMS Magdeburg normalmente calaba 4,5 metros, el agua solo tenía 2,75 metros de profundidad, mientras en la popa era de cuatro metros; el buque debía elevarse más de metro y medio para poder escapar de su prisión.

Habenicht arrojó las anclas y sus cadenas, hizo bombear el agua, se lanzó carbón al mar, así como todas las cajas de municiones menos 60, incluso se arrojó por el costado los rieles de colocación de minas antes de volver a intentar mover el buque hacia adelante o atrás con los motores, pero el SMS Magdeburg no se movió ni una pulgada. Los esfuerzos de los alemanes fueron estimulados por la probabilidad cierta de que los funcionarios en Odensholm, que era territorio ruso y contaba con un faro y una estación inalámbrica, hubieran alertado a los buques presentes en el puerto de Tallin, a solo 80 kilómetros de distancia.

En vista de que parecía imposible desembarrancar al crucero, el Teniente Walther Bender, quien como Oficial de radio era el encargado de destruir los documentos secretos, trajo uno de los libros de códigos y su clave de cifrado desde la sala de navegación a la sala de calderas y lo quemó. Pero se conservaron dos libros de códigos, uno en el puente y otro en la caseta de radio, así como una clave de cifrado para su posible uso en la comunicación con rescatistas y comandos superiores, mientras un cuarto yacía escondido y aparentemente olvidado en una taquilla del camarote de Habenicht…
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

A las 8:30, ya con la niebla levantada, se acercó al SMS Magdeburg el zerstorer V-26, al que se lanzó un cable de remolque para intentar sacar al crucero de su prisión, pero el esfuerzo fue en vano. Con las esperanzas de salvar a su buque desvaneciéndose, Habenicht decidió que bien podría causar algún daño, de modo que ordenó disparar 120 proyectiles de 10,5 cm contra el faro y la estación de radio en la isla de Odensholm, demoliendo el primero e incendiando a la segunda. Por entonces se estaban captando las señales de varios buques rusos acercándose a la zona, y como todos los esfuerzos por liberar al SMS Magdeburg habían fracasado, Habenicht concluyó que no le quedaba otro remedio que volar el barco para que no cayese en manos enemigas.

Se coiocaron cargas explosivas de proa a popa mientras la tripulación se reunía en la toldilla con el fin de ser recogida por el V-26, pero de repente un grito resonó por toda la nave, ¡los detonadores estaban encendidos! No había sido por orden de Habenicht sino debido a un error, el barco volaría por los aires en cuatro minutos y medio, el caos se apoderó de todos los hombres a bordo. En medio del tumulto el Oficial Bender ordenó al Teniente Olff que recogiese el SKM ubicado en la estación inalámbrica, y éste último dio instrucciones para que el operador de radio Neuhaus cuidase del libro mientras el telegrafista Kiehnert hacia lo propio con la clave de cifrado. El libro que se guardaba en el puente había sido recogido por otro operador de radio de nombre Szillat, que como el resto corrió hacia la toldilla buscando la salvación; las cargas estaban a punto de estallar y el Primer Oficial, incapaz de localizar al Capitán en pleno desconcierto de toda la tripulación, dio tres hurras al Kaiser y ordenó que se abandonase el barco. Al escucharlo, Szillat arrojó por la borda el SKM del puente para saltar seguidamente al agua, Kiehnert siguió sus pasos pero portando consigo las claves de cifrado, aunque varios hombres cayeron sobre él y las perdió, mientras Neuhaus tuvo el arrojo de lanzarse al agua sin abandonar el SKM de la sala de radio.

A las 9:10 la carga detonó, pero debido a un nuevo error en lugar de volar todo el buque solo estalló el polvorín de proa, creando un gran boquete que destrozó la proa hasta casi la segunda chimenea y lanzando grandes piezas de acero sobre los hombres que se debatían en el agua, alcanzando a algunos náufragos, quizá entre ellos a Neuhaus, pues ni él ni el libro que portaba volvieron a ser vistos por los alemanes.

Imagen
SMS Magdeburg tras la voladura parcial.

El V-26 recogió a muchos de los hombres que se encontraban en el agua, incluidos Szillat y Kiehnert, pero el temor a nuevas explosiones evitó que se abarloara al SMS Magdeburg para recoger a muchos marineros que aún se encontraban a bordo, amén de que pronto tuvo que huir a toda máquina cuando una Escuadra rusa que incluía a los cruceros protegidos Bogatyr y Pallada llegaron a la zona y los proyectiles de 152 mm empezaron a caer a su alrededor, resultando alcanzado por dos impactos que causaron varias bajas.

Tras ello, varias docenas de hombres, entre los que se encontraba el Oficial Bender, nadaron hasta la isla de Odensholm, donde fueron hechos prisioneros, mientras otros pocos se quedaron en el crucero, entre ellos su Capitán, que había asomado brevemente en el puente al escuchar los vítores al Kaiser, posiblemente sorprendido, y luego se sumergió en las entrañas del buque. Tras arriar el SMS Magdeburg la bandera al no tener la menor posibilidad de defenderse, el torpedero ruso Lejtenant Burakov se acercó al derrelicto y envió un bote con un trozo de presa bajo el mando del Teniente Galibin, que abordó el crucero e hizo prisioneros a los alemanes a bordo, incluido Habenicht, que entregó al ruso su daga pero fue rechazada caballerosamente. Tras ello Galibin inspeccionó los restos del buque y no le resultó complicado encontrar en el camarote del Capitán la copia número 151 del SKM, intacta, pues nadie se había ocupado de ella. Si bien es cierto que en breve buzos rusos recogieron las otras dos copias del fondo marino, algo deterioradas por la acción del agua, no tiene explicación que el Capitán Habenicht olvidase destruir su libro, pues dispuso de mucho tiempo para ello. De esta forma tan sencilla, gracias al desbarajuste de los alemanes, que además sufrieron la muerte de 17 hombres y 56 prisioneros, los rusos se hicieron con su clave más secreta, lo que resultaría determinante en todas las operaciones navales que se desarrollaron en el Mar del Norte, pues conscientes de la valiosa presa capturada, pronto informarían de ello a sus aliados británicos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Schweijk
General de División
General de División
Mensajes: 5833
Registrado: 07 Ago 2010 19:09
Ubicación: A orillas del Moldava.
Agradecimiento recibido: 7 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Schweijk »

Demasiada incompetencia por parte alemana. Y como dices, bien cara les iba a costar.
"No sé lo que hay que hacer, esto no es una guerra".

Lord Kitchener

-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Todo muy lejos de la proverbial eficacia germana, pero si grave fue la pérdida del SKM, peor fue la reacción ante este hecho, como podremos leer en breve...

Fuera de la narración me permito una curiosa anécdota que quizá algunos conozcais. Para el 25 aniversario de la pérdida del SMS Magdeburg, la Alemania nazi envió a Danzig al veterano acorazado Schleswig-Holstein con el fin de homenajear a los caídos en el crucero ligero, aunque más bien parece haber sido una simple excusa, porque como todos sabemos el acorazado permaneció en el puerto algunos días más, y sus cañonazos contra el fuerte Westerplatte fueron los primeros de la WWII...

Imagen
Monumento a los caídos del SMS Magdeburg en Danzig.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Tras ser informados por los rusos del hallazgo, la Royal Navy envió inmediatamente al crucero HMS Theseus para recoger el SKM, pero aunque el buque llegó el 7 de Septiembre, no partió de regreso hasta el 30 del mismo mes, pues los rusos, antes de entregar el original del SKM capturado, realizaron una copia del mismo para uso propio, lo que nos lleva a pensar que los dos ejemplares recogidos del agua no estaban en las mejores condiciones, lo que resalta aún más la negligencia cometida por el Capitán Habenicht.

Finalmente el HMS Theseus regresó a Scapa Flow el 10 de Octubre y tres días más tarde el SKM estaba en manos de Churchill, que narró el suceso con su proverbial prosa florida: "Cuando el crucero ligero alemán Magdeburg naufragó en el Báltico, el cuerpo de un Suboficial alemán ahogado fue recogido por los rusos unas horas más tarde, y abrazado a su pecho por los brazos rígidos de muerte, estaban los libros cifrados y de señales de la Armada alemana manchados por el mar". Como sabemos los hechos no fueron tan espeluznantemente dramáticos como los narra el Primer Lord del Almirantazgo, no se tomaron libros de códigos de "brazos rígidos de muerte", ni el SKM recibido "estaba manchado por el mar". De hecho, el grueso volumen azul número 151, que hoy en día se conserva en la Oficina de Registro Público de Londres, no muestra signos de inmersión en agua salada, pues provenía del interior completamente seco del camarote del Capitán Habenicht.

El libro de códigos fue enviado inmediatamente a la nueva agencia de descifrado de códigos del Almirantazgo. Los descifradores de Ewing todavía estaban luchando por descifrarlo cuando recibieron de Australia la copia del Handelsverkehrsbuch, o HVB, tomado del barco mercante alemán frente a Melbourne. Juntos, los códigos SKM y HVB le dieron al puñado de criptoanalistas de Ewing mucho que hacer. Se reclutaron más expertos y se encontró un lugar de trabajo nuevo y más grande, la Room 40 del Antiguo Edificio del Almirantazgo, en el mismo corredor que la oficina del Primer Señor del Mar.

El trabajo fue complejo, pero durante Noviembre los británicos comenzaron a traducir porciones de mensajes navales alemanes de carácter rutinario. Luego, a principios de Diciembre, la Room 40 tuvo otro golpe de suerte cuando un tercer libro de códigos de la Armada alemana llegó a la oficina de Ewing, como resultado de la batalla de Texel (cuyos detalles se pueden leer aquí ) cuando un Escuadrón británico había hundido a cuatro destructores alemanes en la costa holandesa, incluido el líder de la flotilla SM S-119, cuyo Capitán actuó correctamente arrojando los papeles secretos por la borda en un cofre forrado de plomo. Permanecieron en el fondo del mar durante seis semanas hasta que el 30 de Noviembre un pesquero británico atrapó el cofre entre sus redes como parte de su captura diaria. Dentro había mapas secretos del Mar del Norte marcados con la cuadrícula operativa alemana utilizada para trazar la ubicación de buques de guerra amigos y enemigos, también contenía un libro de códigos nuevo para los británicos, el Verkehrsbuch (VB), destinado principalmente a la comunicación por cable con buques de guerra en el extranjero o con agregados o embajadas navales. Para el 3 de Diciembre el libro y los mapas estaban "secándose ante la chimenea de Ewing", y pronto pudo ser descifrado gracias a que se interceptaron dos mensajes navales alemanes casi idénticos, uno de ellos codificado completamente con el libro de códigos del SMS Magdeburg, que pudo descifrarse en la Room 40, mientras una parte del otro estaba codificada en el código recién encontrado, por lo tanto el Signalbuch sirvió para entender el mensaje codificado en la clave del Verkehrsbuch, simplemente comparando ambos mensajes. Ahora prácticamente cualquier señal inalámbrica hecha por la marina alemana e interceptada por los británicos podría ser leída por el Almirantazgo.

El personal naval alemán estaba decidido a no creer que sus códigos secretos habían sido comprometido, aunque inmediatamente después de la pérdida del SMS Magdeburg, el Contralmirante Behring informó: "Se desconoce si el SKM ha sido destruido". El personal naval respondió de forma incongruente: "No se temen las consecuencias por la posible pérdida del libro de señales". Posteriormente el Príncipe Heinrich declaró que era una "certeza virtual" que los rusos habían adquirido las cartas navales con el cuadriculado del Báltico del naufragio del SMS Magdeburg y era probable que también hubiese recuperado un SKM. De nuevo el personal naval se negó a actuar ante esta advertencia, y aunque se cambiaron las claves correspondientes, al principio cada tres meses, luego con la frecuencia de una vez por semana, el SKM básico permaneció en servicio hasta mayo de 1917, dos años y nueve meses después del hundimiento del SMS Magdeburg, Cuando la aparición de buques británicos directamente en la ruta de Escuadrones alemanes ya no se podía atribuir a la coincidencia, el Estado Mayor Naval y el Comandante en Jefe de la Hochseeflotte buscaron explicaciones: traidores dentro de la Armada alemana, espías en los puertos y astilleros, mensajes de radio de pescadores británicos o neutrales; todos eran sospechosos, pero la única explicación que la Armada se negó rotundamente a aceptar fue que el enemigo estaba decodificando sus mensajes inalámbricos.

A los mandos germanos les faltó ese ingenio para pequeñas operaciones que en varias ocasiones mostraron sus rivales británicos en ambas guerras, hubiese resultado sencillo radiar una salida simulada de la Flota y apostar en el lugar convenido a media docena de submarinos y si el tiempo lo permitía dirigibles, y de este modo comprobar si el enemigo era capaz de desencriptar las señales inalámbricas, pero en lugar de ello decidieron enviar al Primer Grupo de Reconocimiento de Hipper a Dogger Bank con el fin de atacar a las unidades ligeras que pudiesen encontrar y capturar a los pesqueros que se suponía actuaban como barcos espía, lo que daría lugar a la batalla de mismo nombre.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10082
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Muy interesante. Pero, respecto a cuestiones de "Inteligencia", sea naval o de cualquier tipo, en Alemania llovía sobre mojado. En ese campo funcionaron muy mal tanto en la Gran Guerra como en la II. Incluso los personajes que tenían cierta fama de eficacia, a menudo oficiales navales -Canaris, Heydrich… - tuvieron un desempeño de lo más mediocre. Alemania podía presentar avances técnicos (micropuntos, máquinas encriptadoras…) o ser hábiles en asuntos mecánicos (vigilancia de las comunicaciones inalámbricas del enemigo...) pero a la hora de sacar conclusiones, deducir, inducir... eran menos capaces de predecir lo que el enemigo iba a hacer o lo que el enemigo sabía de ellos que un ruso, un inglés o un italiano.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

En la WWII la amalgama de servicios secretos alemanes tuvieron una actuación poco lúcida, y las escasas veces que acertaban, Hitler no quería creerles... Pero aquí es incluso peor, por una parte tenían a los principales mandos del Báltico informando de la casi certeza de que el enemigo se había apoderado de las claves y no les hacen el menor caso, por otra lo radiaban todo, incluso las comunicaciones entre barcos en el mismo muelle, con lo sencillo que resultaba enviar un mensajero con un sobre...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 18208
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 10 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por pepero »

Desde luego eran muy ingenuos. Después del combate que nos narraras, ¿los alemanes no sospecharon que los británicos habían descifrado su código?

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Tampoco, siguieron usando la telegrafía sin restricciones de ningún tipo, lo que entre otras cosas dio lugar a la batalla de Jutlandia... Lo que también llama la atención es que, conociendo cada movimiento de la Flota alemana, los británicos sacasen tan poco partido de ello.

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Cuando el año 1914 llegaba a su fin, para el Comando Naval alemán se hizo evidente que la estrategia de guerra de guerrillas planificada al inicio del conflicto, que debería reducir las fuerzas británicas mediante el uso de minas y torpedos, no iba a resultar efectiva. Por lo tanto, el Admiralstab determinó una política más proactiva de efectuar redadas contra ciudades costeras inglesas, con tres finalidades principales; se esperaba que asaltar la costa causaría una reacción por parte de la Grand Fleet, que enviaría algunos Escuadrones con el fin de contrarrestar la incursión de los cruceros alemanes de batalla alemanes, siendo atraída por estos hasta el grueso de la Hochseeflotte,; también se pensó en el aspecto moral, en el sentimiento de indefensión que causaría entre el pueblo británico que la Royal Navy no podía defender sus costas de un bombardeo; y por último, estas incursiones servirían para sembrar nuevos campos de minas ofensivos.

Esta planificación se pudo llevar a cabo porque las órdenes del Káiser respecto a no poner en peligro los buques capitales se relajaron un poco, no en lo respectivo a los acorazados, pero sí en lo referente a los cruceros de batalla. Aún así Von Ingenohl, Comandante de la Hochseeflotte, al planear la primera incursión sobre Yarmouth el 3 de Noviembre, no había admitido ante el Kaiser que se había planeado un bombardeo; en su telegrama solicitando permiso para la incursión, simplemente mencionó que los cruceros de batalla "escoltarían a los cruceros minadores”. El bombardeo se llevó a cabo sin que tuviese mayores repercusiones aparte de las propagandísticas, el Primer Grupo de Reconocimiento bajo el mando de Hipper llevó a cabo el bombardeo y regresó a puerto sin que existiese ninguna reacción por parte del Almirantazgo, pues la Room 40 todavía no fue capaz de desencriptar los mensajes alemanes, y la incursión se llevó a cabo en un momento de confusión entre los altos mandos navales británicos, que acababan de recibir la noticia del desastre de Coronel y por primera vez Jellicoe no se encontraba al frente de la Gran Fleet al haber sido convocado a una reunión en Londres el 2 de Noviembre, encontrándose en el viaje de regreso cuando tuvo lugar la incursión alemana.

Aunque no se había logrado nada significativo, el bombardeo de Yarmouth fue anunciado como una gran victoria y festejado en toda Alemania, siendo recompensado Hipper con la Cruz de Hierro, aunque el Contralmirante se negó a lucirla “hasta que haya hecho algo”. Peor resultó la sensación de seguridad que la incursión proporcionó, Von Ingenohl escribiría: "Parecía que el riesgo de estas redadas no era muy elevado, si los cruceros de batalla aparecieran de repente en el lugar al amanecer, permanecieran allí durante una hora o una hora y media, y luego se retiraran a gran velocidad, sería una coincidencia muy desafortunada si, en esta época del año, cuando los días eran tan cortos, que se encontrasen con fuerzas enemigas superiores antes del anochecer. Habría transcurrido tanto tiempo antes de que las fuerzas enemigas pudieran levantar vapor y zarpar que nuestras naves ya tendrían una ventaja considerable". Sin embargo la Historia Naval oficial alemana tras la guerra se mostró crítica con estas incursiones, a mi parecer con razón: “No se podría asumir un factor de seguridad tan grande basado en la velocidad superior de nuestros cruceros de batalla como podría desprenderse del argumento de Ingenohl. Una sola víctima por mina o submarino o cualquier otro accidente, por ejemplo, una falla de maquinaria o un golpe desafortunado por armas enemigas en un solo barco, podría disminuir repentinamente la velocidad del Escuadrón de cruceros de batalla de tal modo que la asistencia de los acorazados, demasiado lejos a popa, llegaría demasiado tarde”.

Ciertamente, arriesgar los buques más valiosos de la Flota (al menos monetariamente hablando) en acciones que no fuesen buscar un enfrentamiento con una fracción de la Grand Fleet tenía poco sentido, y se convirtió en una acción muy peligrosa cuando la Room 40 fue capaz de descifrar completamente los mensajes radiados alemanes. La siguiente operación contra las costas británicas por parte de los cruceros de batalla de Hipper se produjo el 16 de Diciembre, con los bombardeos de Scarborough, Hartlepool y Whitby (se pueden leer los detalles de la misma en el hilo “Schlachtkreuzer”), la única oportunidad durante toda la guerra que tuvo la Hochseeflotte de combatir contra una formación enemiga inferior, desperdiciada por la excesiva prudencia de Von Ingenohl, que dejó en la estacada al Escuadrón de Hipper, que solo logró librarse de ser localizado por los británicos que se encontraban entre él y sus bases gracias al mal tiempo, a la suerte y a los errores del enemigo, de hecho al analizar la operación, Hipper escribió que “algún Almirante británico debe haber cometido un grave error, gracias a Dios”.

Hubo críticas sobre la actuación de Von Ingenohl, pero por el momento permaneció en el mando y se siguieron preparando operaciones similares, cada vez más arriesgadas como el minado del estuario del Humber o del propio Firth of Forth bajo la cobertura del Primer Grupo de Reconocimiento, aunque Hipper, tras haber sufrido varias horas de angustia en la operación anterior, ya no se mostraba partidario de arriesgar sus cruceros de batalla, escribiendo: “'El Comandante en Jefe de la Flota me llamó hoy y escuchó con gran detalle mis razones en contra de la operación. El Jefe de Estado Mayor también se ha vuelto un poco más cauteloso. El éxito esperado simplemente no es proporcional al esfuerzo”. El persistente mal tiempo en las últimas semanas de Diciembre y primeras de Enero pospuso cualquier acción ofensiva por parte de la Hochseeflotte, pero el Alto Mando estaba deseando aprovechar la libertad operativa que había otorgado Guillermo II respecto a los cruceros de batalla, pese a las reticencias de Hipper, solo necesitaba una ventana de buen tiempo para volver a sacarlos al Mar del Norte.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Pese al persistente mal tiempo, los cruceros ligeros SMS Strassburg y SMS Stralsund escoltados por una flotilla de destructores minan la desembocadura del Humber el 15 de Enero, y el 19 hubo una reunión a bordo del buque insignia, acorazado SMS Friedrich der Grosse, para estudiar la denominada "Operación 21", la arriesgada apuesta de minar el Firth of Forth. En plena reunión llegó la noticia de que un avión había descubierto a los cruceros de batalla de Beatty a solo cien millas de Heligoland; en efecto formaban la fuerza de cobertura de la Fuerza Harwich que estaba efectuando un reconocimiento ofensivo, por lo tanto toda la Hochseeflotte se puso en estado de alerta, y al caer la noche se enviaron varios destructores con la orden de torpedear a los buques británicos, pero no lograron encontrarlos pues ya se habían retirado. El tiempo seguía siendo pésimo y por lo tanto la Operación 21 se vio pospuesta hasta el próximo periodo de luna nueva, sobre el 6-7 de Febrero, para alivio de Hipper, que ordenó que el crucero de batalla SMS von der Tann entrase en dique seco para un mantenimiento programado que duraría doce días, lo que tuvo importantes consecuencias en la batalla que se avecinaba. También la paralización de las operaciones en el Mar del Norte por el mal tiempo llevó a que el Vicealmirante Scheer solicitase y obtuviese permiso para atravesar el Canal de Kiel con todo el III Escuadrón de Batalla, formado por los cuatro clase Kaiser y otros tantos clase Konig, los buques mas poderosos de la Armada, para efectuar ejercicios artilleros en el Báltico.

El día 22 el día amaneció con un tiempo más calmado y el Vicealmirante Eckermann, Jefe de Personal del Estado Mayor, propuso a Von Ingenohl la siguiente operación:"Si hoy el tiempo permanece estable durante la tarde y la noche, opino que sería deseable que los cruceros y Flotillas de destructores realizasen una incursión en Dogger Bank. No se requieren preparativos especiales, es suficiente dar una orden al Comandante de las Fuerzas de Reconocimiento mañana temprano. Se zarpa de noche, se está allí durante la mañana y por la tarde se regresa". En principio el Comandante de la Hochseeflotte no se mostró entusiasmado con el plan, pero teniendo en mente la presión del Admiralstab por realizar operaciones ofensivas que elevasen la moral de las tripulaciones, finalmente dio su consentimiento dejando escritas las siguientes impresiones: "La operación en el Banco de Dogger fue planeada hace mucho tiempo. Hasta ahora su implementación ha sido impedida por circunstancias especiales . El objetivo es un avance de torpederos con apoyo de los cruceros, despejar las embarcaciones de pesca que están al servicio del enemigo y, en caso favorable, sorprender a las fuerzas ligeras rivales presentes. Por primera vez en mucho tiempo, el clima es favorable y permite la participación de torpederos. La flota inglesa se había mostrado brevemente en el Bight el 19 de Enero, por lo tanto, se podría suponer que con su regreso las fuerzas ligeras se hallarán en puerto. Su ubicación probable según los informes de Inteligencia sería la siguiente: los cruceros de batalla están en Scapa Flow para evitar una incursión de cruceros alemanes contra el tráfico mercante, las fuerzas pesadas en parte en el Firth of Forth, en parte en el Támesis. Por lo tanto, un pequeño avance de nuestros cruceros más rápidos al Dogger Bank sin duda parecía factible. Un avance breve en estas condiciones no parecía requerir el apoyo del cuerpo principal, también se excluye una operación más ambiciosa para llevar parte de la flota enemiga a la batalla, porque el III Escuadrón ha sido enviado al Báltico".

Por lo que podemos comprobar la Inteligencia alemana ni siquiera tenía idea de cuáles eran las bases de los buques capitales británicos, pues los cruceros de batalla de Beatty tenían su base en Rosyth, más cercano a Dogger Bank que Scapa Flow. La operación planeada tiene poco sentido, salvo "hacer algo", no parece que una redada contra los pesqueros enemigos sea un objetivo que merezca una salida de los schlachtkreuzer, menos aún cuando el SMS von der Tann se halla en dique seco y los ocho acorazados más modernos de la Flota en el Báltico, parece haber mucho de innecesaria precipitación, una suma de errores que los alemanes pagarían caro.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

En mala hora, a las 10:25 del 23 de Enero, el Estado Mayor envió una señal inalámbrica codificada a Hipper: “Grupos I y II de Reconocimiento, junto a dos Flotillas de destructores seleccionadas por su Almirante, reconocerán el Banco de Dogger. Zarparán está noche después del crepúsculo y regresarán mañana después de anochecer”. Lo innecesario de esta transmisión se hace patente cuando poco después de la misma Hipper fue convocado a bordo del pre-dreadnought SMS Deutschland (buque insignia provisional mientras el SMS Friedrich der Grosse se encontraba el Báltico) para reunirse y discutir la operación con Ingenohl. Hipper pidió que la Flota de Alta Mar saliera a apoyarlo, pero el Comandante en Jefe, con las instrucciones del Kaiser frescas en su memoria, se negó. Debido a que la flota principal no zarparía, Hipper prometió que si existía la más mínima posibilidad de que una fuerza británica más poderosa lo aislase del Bight, regresaría a puerto a toda velocidad. De vuelta en el SMS Seydlitz, Hipper convocó a sus Capitanes y les explicó el plan: debían partir en la oscuridad esa noche, reconocer el Banco de Dogger al amanecer, destruir las fuerzas ligeras enemigas que pudiesen descubrir y regresar a la noche siguiente. Durante el viaje de ida no se detendrían los barcos de pesca porque Hipper no quería retrasar el avance ni destacar a ningún destructor para este propósito. Sin embargo, en la carrera de regreso a casa, todos los pesqueros encontrados serían detenidos y rigurosamente examinados.

A las 17:45 del 23 de Enero, Hipper zarpó del Jade con los cruceros de batalla SMS Seydlitz, Moltke y Derfflinger, el gran crucero acorazado SMS Blucher, los cruceros ligeros SMS Rostock, Stralsund, Kolberg y Graudenz, escoltados por 19 destructores, nueve de la V Flotilla y diez de las medias Flotillas 15 y 18. El estado de ánimo era confiado entre las tripulaciones germanas, la operación era sencilla y las posibilidades de encontrar una fuerza superior escasas, lo que los alemanes no podían suponer es que tan solo hora y cuarto más tarde de que ellos zarpasen, también lo hacían los cruceros de batalla de Beatty.

Imagen
De izquierda a derecha, los schlachtkreuzer SMS Derfflinger, Moltke y Seydlitz en ruta hacia Dogger Bank.

Debido a la compulsiva necesidad de los alemanes de radiar cada movimiento de sus buques, la Room 40 había estado decodificando múltiples mensajes durante los días anteriores, de tal modo que el Almirantazgo estaba informado tanto de que el SMS von der Tann se encontraba en dique seco como de la partida de la III Escuadra de Batalla al Báltico, pero el mensaje interceptado a las 10:25 del 23 de Enero y descifrado poco después causó una lógica conmoción. Era mediodía cuando el Primer Lord del Almirantazgo regresó a su despacho tras una visita a Fisher, que se encontraba enfermo. Acababa de sentarse cuando se abrió la puerta y entró Sir Arthur Wilson: "Me miró con atención y había un brillo en sus ojos", recordó Churchill. “Detrás de él vino Oliver con gráficos y brújulas”.

“Señor, esos tipos vuelven a salir”.

"¿Cuándo?”

"Esta noche. Tenemos el tiempo justo para enviar allí a Beatty."


Wilson explicó los detalles del mensaje alemán interceptado, los cruceros de batalla enemigos zarparían esa noche y, aunque la señal alemana solo indicaba que habría un reconocimiento hasta Dogger Bank, era posible otra incursión en la costa inglesa. Wilson y Oliver inmediatamente comenzaron a calcular un punto de encuentro para el despliegue de los Escuadrones británicos, los dos Almirantes dibujaron una línea en el mapa que luego resultó ser casi la ruta exacta del avance alemán. Los gráficos y el reloj mostraban que había tiempo suficiente para que Beatty, que estaba en el Forth, y Tyrwhitt, proveniente de Harwich, unieran sus fuerzas al amanecer cerca del Banco de Dogger e interceptaran a Hipper, esta vez antes de que pudiera atacar la costa inglesa. La cita de las fuerzas británicas estaba programada para las 7:00 de la mañana siguiente, 24 de Enero, en una posición a 180 millas al Oeste de Heligoland y 30 millas al Norte de Dogger Bank.

La planificación duró una hora; luego Churchill pidió a Wilson y Oliver que llevaran el mensaje decodificado a Archway House para obtener la aprobación de Fisher. El Primer Lord del Mar estuvo de acuerdo con todo y poco después de las 13:00 los telegramas fueron enviado a Jellicoe en Scapa Flow, Beatty en Rosyth y el Comodoro Tyrwhitt en Harwich:

“Cuatro cruceros de batalla alemanes, seis cruceros ligeros y veintidós destructores navegarán esta noche hacia Dogger Bank, probablemente regresando en la noche de mañana. Todos los cruceros de batalla y ligeros disponibles en Rosyth deben proceder a un rendezvous a la 7:00 con todos los cruceros ligeros y destructores disponibles de Harwich. Si el Comodoro Tyrwhitt encontrase al enemigo durante su ruta de avance debe ser atacado. La telegrafía inalámbrica no se debe utilizar a menos que resulte absolutamente necesario”.

El plan del Almirantazgo estaba establecido: los cinco cruceros de batalla de Beatty y los cuatro cruceros ligeros de Goodenough que descendían del Norte se encontrarían al amanecer con los tres cruceros ligeros de Tyrwhitt y los treinta y cinco destructores que venían del Sur. Ocho pre-dreadnought clase King Edward VII del Vicealmirante Bradford y tres cruceros acorazados del Contralmirante Pakenham se posicionarían a cuarenta millas al Noroeste de Beatty para interceptar a Hipper si viraba hacia el Norte. Jellicoe navegaría con la Grand Fleet desde Scapa Flow aún más al Norte, lista para intervenir si se descubría la Hochseeflotte. Los submarinos de Keyes debían tomar posiciones de intercepción e intentar torpedear cualquier barco alemán que emergiera del Jade. Una vez que se enviaron estas órdenes, el Grupo de Guerra del Almirantazgo no pudo hacer nada más que esperar. “Durante las largas horas de la tarde y la noche no compartimos nuestro secreto con nadie", escribió Churchill. “Esa noche asistí a una cena que estaba ofreciendo el Embajador francés, pero uno se sintió separado de la distinguida compañía por un velo de conocimiento aislado y abrumadora preocupación interior; solo un pensamiento podía reinar: ¡Batalla al amanecer! Batalla por primera vez en la historia entre poderosos buques dreadnought. Y se agregó la emocionante sensación de una bestia de presa que avanza sigilosamente hora tras hora hacia la trampa”.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

El sábado 23 de Enero, "la mañana era bastante buena", escribiría más tarde el Teniente Filson Young del HMS Lion, de modo que persuadió a un amigo para que desembarcaran y pasar la tarde en Edimburgo, al otro lado del fiordo de Forth desde el fondeadero de Rosyth. Mientras visitaban el castillo pudieron observar una cantidad inusual de humo proveniente de las chimeneas de los cruceros de batalla, por lo que se apresuraron a bajar. “Hubo una conmoción frenética en el muelle donde las barcas estaban esperando y mucho pánico por parte de los Oficiales para que sus respectivos barcos no partieran sin ellos. En media hora, el muelle estaba vacío y las barcas se izaban a bordo de los cruceros de batalla, eran las 18:30, íbamos a zarpar otra vez”.

A medida que los cruceros de batalla levantaban presión, se resolvió un problema de protocolo. El Príncipe Louis de Battenberg, el antiguo Primer Lord del Mar, estaba a bordo del HMS New Zealand, visitando a su hijo, el Príncipe George, uno de los Oficiales del buque. En su corazón, el Príncipe Louis quería navegar con los cruceros de batalla; el Contralmirante Sir Archibald Moore, Comandante del recientemente creado Segundo Escuadrón de cruceros de batalla, y el Capitán Halsey lo instaron a quedarse, pero en última instancia Battenberg decidió que su presencia podría significar problemas de protocolo más tarde y desembarcó.

A las 19:00 los cinco cruceros de batalla de Beatty y los cuatro cruceros ligeros de Goodenough navegaron por el Forth hacia el mar abierto. Los ocho pre-dreadnought de Bradford, junto con los tres cruceros blindados de Pakenham, lo siguieron a las 21:30. Mientras tanto, Tyrwhitt con los cruceros ligeros HMS Arethusa, Aurora y Dauntless y treinta y cinco destructores habían comenzado a abandonar Harwich a las 18:30. Su partida fue obstaculizada por la aparición de una densa niebla justo cuando Tyrwhitt conducía al HMS Arethusa y siete nuevos destructores de la clase M fuera del puerto. Estos ocho barcos llegaron a mar abierto, pero la partida de los otros treinta barcos de Harwich se retrasó. Tyrwhitt, decidido a llegar a tiempo a la cita de la mañana, decidió avanzar con los barcos que tenía, dejando que la mayor parte de su fuerza lo siguiera lo antes posible. Finalmente, a las 19:30, los veintidós acorazados de la Grand Fleet abandonaron Scapa Flow por Escuadrones para reunirse a la mañana siguiente a las 9:30, 150 millas al Noroeste de Beatty.

La trampa estaba preparada y la batalla resultaba inevitable, pero antes de que ambas formaciones se encontrasen debemos estudiar someramente los buques presentes, con el fin de conocer la correlación de fuerzas de las agrupaciones principales. La desventaja alemana de 3:5 en cruceros de batalla podría haberse visto paliada si el SMS von der Tann hubiese estado presente, en la primera fase de la batalla de Jutlandia combatieron en una proporción de 5:6 y la misma concluyó con una incontestable victoria germana, lo que hace aún menos entendible que la operación no se pospusiera hasta que el mencionado buque no estuviese disponible, tiempo que no iría más allá de diez días. También es cierto que la ausencia del HMS Queen Mary, considerado el mejor buque artillero del Escuadrón de cruceros de batalla, debido a un mantenimiento periódico, posiblemente salvó a los alemanes de un desastre, pero este resultaba un hecho fortuito y los británicos eran conscientes de que normalmente nunca tendrían a todos sus buques capitales disponibles a un mismo tiempo, ya sea por averías o mantenimientos, sin embargo los alemanes, al elegir el momento de iniciar una operación, contaban con la ventaja de poder hacerlo cuando todos sus buques principales estuviesen disponibles, prerrogativa a la que alegremente renunciaron enviando a Hipper con su Primer Grupo de Reconocimiento disminuido en uno de sus principales barcos y con los ocho mejores acorazados de la Hochseeflotte en el Báltico.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

El Comandante de las Fuerzas de Reconocimiento alemanas era desde Octubre de 1913 el Contralmirante Hipper, que con su tesón y capacidad de trabajo las había convertido en un instrumento de guerra perfectamente engrasado, habiendo realizado constantes maniobras en formación a alta velocidad y ejercicios artilleros a larga distancia. Estas fuerzas estaban constituidas por el Primer Grupo de Reconocimiento, formado por los cruceros de batalla más la adición del crucero acorazado SMS Blucher, y por el Segundo Grupo de Reconocimiento, que incluía a los cruceros ligeros y torpederos que debían escoltar a los buques capitales, cuyo número era variable según las circunstancias.

Imagen
Contralmirante Franz Hipper y su Staff.

En esta salida, y con el SMS von der Tann fuera de juego, el Primer Grupo de Reconocimiento estaba constituido por los cruceros de batalla SMS Seydlitz como buque insignia, el SMS Moltke y el SMS Derfflinger, además del crucero acorazado SMS Blucher. El SMS Seydlitz era un buque asignado en Mayo de 1913, de 25.000 toneladas, armado con diez piezas de 28 cm SK L/50 en diez torres dobles, una en proa, dos a popa y otras tantas en echelon, con una cintura acorazada que alcanzaba un espesor máximo de 300 mm, las torres protegidas por 250 mm y las barbetas por 230 mm, velocidad máxima de 28 nudos. Su Comandante desde su adición a la Hochseeflotte era el Kapitan zur See Maurice von Egidy, un marino con experiencia que se preocupaba por mantener al SMS Seydlitz en perfecto estado de combate pero sin mayores aspiraciones, dejando la estrategia en manos de su superior Hipper, pues durante dos años su barco fue un “buque blanco” (en la jerga de la Kaiserliche Marine, aquel en el que se encuentra embarcado un Almirante). El Jefe del Estado Mayor de Hipper era Erich Raeder, el número uno de su promoción, según el Contralmirante "mi ayudante y consejero más leal, no solo durante la batalla de Jutlandia sino también durante toda la guerra. Puedes decir con orgullo que tú también participaste en este trabajo, y que gracias a tu actividad sin descanso y clara visión, los cruceros de batalla alcanzaron un nivel tan alto de eficiencia y fueron capaces de pasar la prueba de fuego con éxito. Siempre debo dar gracias por el destino que te puso a mi lado y por el privilegio que no se le otorgó a ningún otro Almirante de tenerte conmigo durante la guerra”.


Imagen
SMS Seydlitz.

El puesto táctico número 2 dentro del Primer Grupo de Reconocimiento correspondía al SMS Moltke, buque asignado en Agosto de 1911, líder de una clase de dos que incluía al SMS Goeben, de 23.000 toneladas, armado con diez piezas de 28 cm SL L/50 en cinco torres dobles con la misma disposición que el SMS Seydlitz, cintura acorazada máxima de 280 mm, torres protegidas por 230 mm, lo mismo que las barbetas, velocidad máxima de 28 nudos. Su Comandante era el Kapitan zur See Magnus von Levetzow, un Oficial agresivo que se mostraba partidario de un uso más ofensivo de la Flota de Alta Mar, muy crítico con Von Ingenohl tras su precipitada retirada durante el Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby, comentando que “bajo la actual dirección no lograremos ningún resultado”. También se mostró crítico con su superior inmediato, indicando que durante la operación mencionada “Hipper se sintió sobrecargado de responsabilidad”, y seguramente por una combinación de ambición y diferencias profesionales entre él y Hipper con respecto al uso de las Fuerzas de Reconocimiento conspiró para que el Contralmirante fuese destituido, pero no encontró el apoyo del resto de Capitanes, fieles a Hipper, ni del Alto Mando, que le tenía en gran valía.

Imagen
SMS Moltke.

El puesto táctico número 3 correspondía a la última adquisición del Primer Grupo de Reconocimiento, el SMS Derfflinger, asignado en Septiembre de 1914, de 26.600 toneladas, armado con ocho piezas de 30.5 cm SK L/50 en cuatro torres dobles situadas en crujía, dos a proa y otras dos a popa, cintura acorazada de hasta 300 mm, torres protegidas por 270 mm de acero y barbetas por 260 mm, velocidad máxima de 26.5 nudos. Su Comandante era el Kapitan zur See Ludwig von Reuter, otro veterano y profesional marino cuyo nombre siempre estará unido al auto-hundimiento de la Hochseeflotte en Scapa Flow. Pese a la sobreestimación que Churchill hacía de sus propios barcos (no así Jellicoe, consciente de sus debilidades), no hay duda de que el SMS Derfflinger fue el buque más poderoso presente en Dogger Bank, por su combinación de poder artillero y excelente protección; no he encontrado el motivo por el cual Hipper no le convirtió en su buque insignia, cuando sí lo hizo con su gemelo el SMS Lutzow una vez éste fue asignado en Marzo de 1916.

Imagen
SMS Derfflinger.

El último puesto de la formación correspondía al crucero acorazado SMS Blucher, asignado en Marzo de 1910, de 15.800 toneladas, armado con doce piezas de 21 cm SK L/45 en seis torres dobles, una en proa, otra en popa y dos en cada costado, cintura acorazada con una protección máxima de 180 mm, el mismo espesor que torres y barbetas, velocidad máxima de 25.4 nudos (información detallada de este buque y comparativa con la clase Invincible en este hilo). Su Comandante era el Fregattenkapitän Alexander Erdmann, por quien Hipper sentía una amistad más allá de la camaradería entre altos mandos. Se ha debatido mucho la inclusión de este buque en el Primer Grupo de Reconocimiento alegando que era un rémora para los cruceros de batalla, pero su velocidad teórica al ser asignado no resultaba demasiado inferior, de hecho durante la retirada tras el bombardeo de Scarborough su velocidad sobrepasó a la del SMS von der Tann, que entonces solo pudo dar 23 nudos, lo que se achacó a un carbón de mala calidad, aunque probablemente sufrió algún problema en la maquinaria, como se puede intuir debido a su periodo de mantenimiento que le impidió estar presente en Dogger Bank. Por otra parte el SMS Blucher había resultado un buque caro, 28,5 millones de marcos, nueve más que la anterior clase Scharnhorst y ocho menos que el mucho más potente SMS von der Tann, y es de suponer que el Alto Mando quisiera sacarle partido. Su lugar hubiese estado en las Colonias, como adición a la Escuadra de Von Spee no habría tenido precio, incluso en solitario su elevada velocidad, superior a la de cualquier crucero acorazado británico, hubiese supuesto un quebradero de cabeza para el Almirantazgo actuando como corsario, pero nunca se pensó en él para este cometido. Habría que haberse resignado y utilizarlo únicamente en el Báltico, pues si bien su inclusión en el Primer Grupo de Reconocimiento podría estar justificado mientras la Royal Navy solo contase con las clases Invincible e Indefatigable, una vez que fue asignada la clase Lion con su velocidad de 28 nudos y sus cañones de 343 mm, el SMS Blucher solo podía resultar un lastre para las fuerzas de Hipper, como en realidad ocurrió.

Imagen
SMS Blucher.

Como sabemos, durante la salida hacia Dogger Bank el Segundo Grupo de Reconocimiento estaba formado por cuatro cruceros ligeros y 19 destructores; ambas cifras podrían haber sido mayores, pero el desgaste durante el invierno conllevó que varios buques estuviesen en dique seco. Los cruceros ligeros eran los SMS Graudenz, Rostock, Stralsund y Kolberg, construidos respectivamente en 1913, 1912, 1911 y 1908, con un desplazamiento entre las 4.900 y 4.300 toneladas, todos ellos armados con una docena de piezas de 10.5 cm, siendo el más lento de los cuatro el SMS Kolberg con 25.5 nudos. Los destructores eran de las clases V-1, G-7, V-187 y S-33, desplazaban aproximadamente 600 toneladas, estaban armados con dos o tres cañones de 8,8 cm y podían alcanzar los 32 nudos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 18208
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 10 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por pepero »

Lutzow escribió:
16 Abr 2020 23:01
no he encontrado el motivo por el cual Hipper no le convirtió en su buque insignia, cuando sí lo hizo con su gemelo el SMS Lutzow una vez éste fue asignado en Marzo de 1916.
Supongo que al ser un buque nuevo y con la tripulación todavía ajustándose al nuevo buque se prefirió esperar a otra ocasión. Y mira que los tripulantes no eran novatos pues en parte eran de los buques destinados en Asia.

Mientras en el SMS Lutzow ya se tenia experiencia por ser el segundo buque de la clase y transcurrió mas tiempo entre su adiestramiento y la batalla de Jutlandia que en el SMS Derfflinger. Esta podría ser una explicación: cuestión de experiencia y tiempos.

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

No me acaba de cuadrar, como dices el SMS Derfflinger tenía una tripulación adiestrada, fue asignado el 1 de Septiembre y había participado en el Raid de Scarborough, también como veremos en la batalla de Dogger Bank, pero Hipper siguió izando su bandera en el SMS Seydlitz... Sin embargo el SMS Lutzow se convierte en buque insignia nada más ser asignado, es como si estuviese esperándolo.

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 18208
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 10 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por pepero »

Lutzow escribió:
17 Abr 2020 12:53
No me acaba de cuadrar, como dices el SMS Derfflinger tenía una tripulación adiestrada, fue asignado el 1 de Septiembre y había participado en el Raid de Scarborough, también como veremos en la batalla de Dogger Bank, pero Hipper siguió izando su bandera en el SMS Seydlitz... Sin embargo el SMS Lutzow se convierte en buque insignia nada más ser asignado, es como si estuviese esperándolo.
Experiencia ganada con los años de guerra. ¿Su tripulación de donde provenía?

Al comienzo de la guerra se iba sobre seguro.

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Desconozco la procedencia de la tripulación del SMS Lutzow. es de suponer que parte de algún pre-dreadnought y parte de algún antiguo crucero protegido, Gary Staff no indica nada al respecto...

Puedo entender que al iniciarse la guerra no se quisieran hacer cambios, pero tras Dogger Bank pocas dudas podría haber sobre la preeminencia del SMS Derfflinger sobre el SMS Seydlitz (antes se podía pensar que podría ser mejor contar con diez cañones de 28 cm que con ocho de 30.5, por la equivocada idea de que los combates se darían a unos 10.000 metros), de hecho en Jutlandia el antiguo buque insignia pasó a ocupar el puesto táctico número 3... Tengo que investigar y preguntar, quizá pueda ser algo tan simple como que Hipper tuviese mejor relación con Egidy que con Reuter (por eso de que le endilgó el marrón de la rendición...).

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Brigada
Brigada
Mensajes: 705
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecimiento recibido: 13 veces

Parches

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por gcoenders »

El caso es que tras el hundimiento del Lutzow, Hipper volvió a izar durante un tiempo la insignia en el Seydlitz. ¿Quizás el Derfflinger no estaba previsto para este uso y no tenía un puente de mando de las dimensiones adecuadas?

Saludos
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Más que diferencias en el puente (en los planos parecen iguales) quizá el SMS Lutzow fuese construido con el propósito de servir como buque insignia y dispusiera de más alojamiento tanto para el Almirante como para su Estado Mayor, y también más equipos de radio y otras comunicaciones... Pero eso nos crea otra duda, porque si el SMS Lutzow tenía modificaciones respecto al SMS Derfflinger para servir como buque insignia, no tiene sentido que el SMS Hindenburg también las tuviese, a no ser que modificasen los planes en plena construcción tras el hundimiento del primero...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Brigada
Brigada
Mensajes: 705
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecimiento recibido: 13 veces

Parches

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por gcoenders »

Desde luego tuvieron el tiempo necesario para ello, teniendo en cuenta la tardanza a entrar en servicio del Hindenburg. Parecen cambios que no afectan a las estructuras principales.

Saludos
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Cabe esa posibilidad, pero si Staff no dice nada al respecto, va a resultar muy complicado confirmarlo... También puede que las modificaciones, como indicas de menor importancia, se hiciesen a posteriori, porque el SMS Hindenburg fue comisionado en Mayo y Hipper no izó su bandera en el mismo hasta el 23 de Noviembre...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Brigada
Brigada
Mensajes: 705
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecimiento recibido: 13 veces

Parches

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por gcoenders »

He mirado el Conway y tampoco dice nada. ¿Quizás se contaba con poder organizar una segunda división con la entrada en servicio de los Mackensen?

Saludos
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 51683
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 124 veces
Agradecimiento recibido: 72 veces

Re: La batalla de Dogger Bank.

Mensaje por Lutzow »

Seguramente se copiaría la estructura de las Escuadras de Batalla, con dos Divisiones cada una de ellas... pero antes de la guerra, porque durante la misma y con obsesión del RMA por construir submarinos y de paso cavar su propia tumba, cuando se firmó el Armisticio al SMS Mackensen le quedaba un año largo de trabajo para ser terminado, para pasmo de los british que lo daban por asignado... Por cierto, hace tiempo escribí un hilo sobre la clase, si has leído el libro de Staff puedes saltarte todo el largo proceso de planificación, pero al final nos vamos un poco por los Cerros de Úbeda con un análisis contrafactual, por no perder las buenas costumbres: https://www.elgrancapitan.org/foro/view ... 01&t=23801

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Responder

Volver a “Frente Naval”