Kokoda Air Strikes, de Anthony Cooper

Crítica de libros, películas y vídeos basados en la Historia Militar. También compra-venta de artículos.

Moderador: Satur

Avatar de Usuario
MiguelFiz
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16861
Registrado: 18 Abr 2004 03:22
Ubicación: México
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 15 veces
Contactar:

Kokoda Air Strikes, de Anthony Cooper

Mensaje por MiguelFiz »

Imagen
Anthony Cooper llamo mi atención hace algún tiempo con su obra “Darwin’s Spitfires”, donde hace un trabajo metódico y muy equilibrado (aunque algo mejorable) sobre la aventura y desventura de los Spitfires destacados en el área de Darwin en 1943 (en el tema “Literatura del Pacifico…” hice una reseña al respecto.

Bueno, Cooper no dejo de trabajar, publicando a continuación este trabajo, “Kokoda Air Strikes”, donde emplea un esquema muy similar, pero ahora refiriéndose al periodo “negro” de principios y mediados de 1942 en el área de Nueva Guinea. Los que saben del tema saben bien que hasta no hace mucho se topaba uno con un auténtico “hoyo negro”, había mucha info del lado norteamericano, algo también del lado australiano, por supuesto en cuanto a reclamos perdidas (aunque casi nadie se había tomado la molestia de suma rizarlas) y prácticamente nada del lado japonés, con excepción de lo que Saburo Sakai pudo haber relatado (y que Martin Caidin no hubiese luego “mejorado”).
Imagen
Me refiero a libros del año de la canica, como “Pacific Sweep” de William N. Hess, “Flying Buccaneers” de Steve Birdsall o los esperpentos de Caidin.

Pero una vez que el gobierno japonés publico la serie de volúmenes históricos sobre la guerra del Pacifico ( Senshi Soho) en los años 80’s y poco a poco estos se han ido traduciendo, el panorama se ha ampliado considerablemente. Eso aunado a la apertura de cantidades de archivos del lado occidental, ha ido permitiendo que ahora vivamos un momento de auge, donde finalmente es posible comparar datos de perdidas y reclamos de ambos bandos, pero más aún, entender con precisión los planes y motivaciones de los participantes.
Imagen
Cooper hace un buen trabajo al exponer de una manera amena el preludio al desastre de los primeros días en esa zona del Pacifico, para luego volcarse a narrar los combates aéreos entre la aviación naval japonesa y la RAAF, la USAAF y en ocasiones la US Navy, proporcionando al lector un buen punto de arranque para comprender la realidad de los encuentros aéreos, errores y aciertos de cada bando, asi como mostrar el resultado de cada round.
Imagen
De su trabajo surgen cantidad de cosas interesantes, ser reafirma desde luego que la RAAF estaba totalmente fuera de tono en cuanto a aviación de caza y de ataque en los primeros meses del conflicto, con graves carencias de personal, debido a problemas políticos y presupuestarios. También que la llegada de recursos de los EEUU ayudo a salvar el asunto, aunque también los norteamericanos venían arrastrando sus propios problemas, tanto políticos (MacArthur), como de personal y de equipamiento.
Imagen
Tal y como uno supondría, a los aliados les fue de la patada en los primeros meses, y las cosas no mejoraron demasiado luego, pero curiosamente, los datos de pérdidas del lado nipón indican que en verdad la lucha aérea en esa zona causo estragos muy importantes en cuanto a aviones y aviadores incluso antes de que la campaña de Guadalcanal se pusiese en marcha (ojo, estoy hablando de grupos aéreos japoneses o Kokutai basados en tierra, no de sus contrapartes embarcados), aunque no tan importantes como las compilaciones de reclamos tan alegres como las de Hess y similares nos pintaban en los años 70’s, el efecto acumulativo de ese desgaste desembocaría en lo que ya sabemos, que para 1943 la otrora aviación naval nipona estaba en proceso de desintegración.

Pero hay mas, Cooper no tiene empacho en demostrar que muchos de los alegatos de Kenney sobre la efectividad de su quinta fuerza aérea tanto en “borrar” de los cielos a los japoneses como en el verdadero efecto del apoyo aéreo cercano en la campaña de Kokoda y luego durante las sangrienta lucha por recuperar Buna, Gona y Sanananda eran cortinas de humo, Kenney demostró ser un muy buen publirrelacionista, mas los resultados, cuando menos en 1942, no checan con lo que el alego haber logrado. Incluso el tan cacareado transporte y suministro a las tropas aliadas en esas campañas fue a lo mas deficiente, por ejemplo, se pudieron transportar piezas de artillería en DC-3, algo de lo que Kenney se sentía orgulloso y presumía a quien quisiera oírle, pero hubo problemas tremendos para suministrar suficiente munición para los mismos, y así por el estilo con cosas mas simples y mundanas…

Este libro está organizado y editado exactamente como la anterior obra del autor, con buenas fotos, algunos mapas, tablas y estadísticas y buenas citas y referencias. Cooper tuvo alguna crítica de foros especializados en su anterior obra en cuanto a algunas discrepancias y errores menores sobre todo en lo que respecta a la comparación de pérdidas y reclamos, no he sabido que esta otra obra haya tenido las mismas críticas.

Diría que en general la obra es complementaria al primer tomo sobre Rabaul escrito por Bruce Gamble. Con esto, y “Whispering Death” (ya reseñado por un servidor) y los dos primeros volúmenes de “Bloody Shambles” de Chris Shores, ya se puede uno dar una idea bastante clara de lo que aconteció en este frente.


La principal crítica de mi parte es que la obra no cubre demasiado de la segunda mitad de 1942, no al mismo nivel de la primera mitad, ojala el autor en una futura entrega subsane ese problema.

Obviamente esta obra es un “Must have” para ese pequeño núcleo que se interesa por temas arcanos como este.


Actualmente leyendo...

  • "American Amphibious Gunboats in World War II", De Robin Rielly
    "A Bright Shining Lie, John Paul Vann and America in Vietnam" de Neil Sheehan
    "Storm Over Leyte: The Philippine Invasion and the Destruction of the Japanese Navy" de John Prados
--------------------------------------
...Si tienes que decir algo, dicelo a la infanteria de marina, los marineros no te escucharan" (Frase comun en el "slang") militar anglosajon)

Nota dejada por los marines en un transporte antes de desembarcar en Peleliu
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Responder

Volver a “Sección crítica histórica y compra-venta”