La Operación Marte

La Unión Soviética y aliados vs Alemania y sus aliados

Moderador: Tirador

Responder
josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

La Operación Marte

Mensaje por josé luis »

¡Hola a todos!

A petición de un compañero de la comunidad pongo a continuación un resumen que había realizado hace ya algún tiempo sobre el análisis de David M Glantz en “Contrapunto a Stalingrado: Operación Marte. La derrota más grande del mariscal Zhukov”. El texto que sigue es bastante extenso, aunque espero que interesante.

El objetivo estratégico de la Operación Marte (Noviembre-Diciembre de 1942), ideada por el mariscal Zhukov, era destrozar a las fuerzas alemanas a lo largo del eje de Moscú. Zhukov consideraba que el Grupo de Ejércitos del Centro alemán, cuyas fuerzas estaban alojadas en el saliente de Rzhev amenazando Moscú, representaba la más seria amenaza de Moscú y los esfuerzos soviéticos para la guerra. En su opinión, el saliente de Rzhev, un legado de la caótica lucha del invierno de 1941-1942, que medía 150 x 150 kilómetros y donde se encontraba el poderoso Noveno Ejército alemán del Grupo de Ejércitos del Centro, representaba una daga apuntando a Moscú. Por tanto, argumentaba Zhukov, la Unisón Soviética podía lograr una victoria estratégica destrozando al Noveno Ejército en el saliente y, en consecuencia, a todo el Grupo de Ejércitos del Centro.

Al mando del Noveno Ejército alemán estaba el general Model, que había construido fuertes defensas alrededor del saliente y había fortificado todas las ciudades y pueblos de la periferia del saliente, incluyendo las ciudades de Rzhev, Belyi y Sychevca. Los alemanes habían fortificado los flancos del río del saliente. Tanto Model como Zhukov eran conscientes de que quien controlara las carreteras controlaría el saliente. Aunque grandes bosques y ciénagas dominaban el terreno en las regiones central y occidental del saliente, los alemanes habían despejado suficiente terreno para permitir tanto una firme defensa como las maniobras tácticas y operativas de las reservas móviles. En suma, a finales de Octubre, las carreteras embadurnadas y muchos ríos entrecruzando el saliente estarían congelados o cerca de congelarse.

Stalin aprobó el plan de Zhukov y el 26 de septiembre ordenó las dos contraofensivas, una hacia Rzhev (Marte-Zhukov) y otra en Stalingrado (Urano-Vasilevsky).

En la Opereción Marte, planeada para comenzar a finales de octubre, las fuerzas de Kalinin y del Frente Occidental debían cercar y destruir al Noveno Ejército alemán en el saliente de Rzhev. Las condiciones climáticas obligaron a posponer la operación para finales de noviembre. Pero la directiva de la Stavka despachada el 10 de octubre al Frente Occidental del general I.S. Konev dejaba los objetivos originales intactos, declarando: “Las fuerzas del ala derecha del Frente Occidental y del ala izquierda del Frente de Kalinin deben cercar al enemigo en Rzhev, capturar Rzhev, y liberar el tendido de la línea de ferrocarril desde Moscú hasta Velikie Luki”.

La directiva demandaba para el Frente Occidental los ejércitos 20º y 31º, apoyados por el 29º, para llevar a cabo el principal asalto contra las defensas germanas a lo largo de los ríos Osuga y Vazusa al nordeste de Sychevka. Una vez que estos ejércitos hubieran penetrado las defensas tácticas alemanas, un grupo de caballería mecanizado (el 6º de Tanques y el 2º de Guardias) tenía que superar al 20º ejército, capturar Sychevka, , aparecer por las defensas alemanas de Rzhev desde el sur, y conectar con las fuerzas del 41º atacando hacia el este desde la región de Belyi. Los ejércitos 20º y 31º deberían entonces reducir las fuerzas alemanas del saliente en conjunción con los ejércitos de apoyo y prepararse para atacar en dirección sur hacia Viazma con el 6º de Tanques y el fresco 5º de Tanques.

El Frente de Kalinin del Ejército del general M.A. Purkaev tenía que conducir su principal ataque al sur de Belyi con el 41º ejército y a lo largo del norte del río Luchesa con el 22º ejército, mientras que el 39º, en el extremo occidental del saliente de Rzhev, debería lanzar un asalto secundario hacia el sur a través del río Molodoi Tud hacia Olenino. El 6º Cuerpo de Fusileros Voluntarios de Stalin encabezaría el ataque del 41º ejército. Una vez que las defensas alemanas hubieran sido penetradas, el 1º y el 2º Cuerpos Mecanizados explotarían hacia el este para conectar al oeste de Sychevka con el grupo de caballería mecanizada del 20º ejército. El 22º ejército del Frente de Kalinin, encabezado por el 3º Cuerpo Mecanizado avanzaría hacia el este del río Luchesa, perforando las defensas alemanas, asistiendo en la captura de Belyi, y cercando las fuerzas alemanas alrededor de Olenino en conjunción con el 39º ejército. Después de que el principal ataque hubiese coronado con éxito, otros ejércitos soviéticos alrededor de la circunferencia del saliente de Rzhev entrarían en la ofensiva, destruyendo al Noveno Ejército alemán, y reagrupándose para participar el la próxima Operación Júpiter.

El plan para la Operación Marte llevaba todas las características del estilo de operaciones ofensivas de Zhukov. Para maximizar la presión contra los alemanes sus fuerzas atacarían simultáneamente en todos los sectores. Al lanzar su principal ataque contra la base del saliente de Rzhev desde el este y el oeste, Zhukov buscaba rodear las fuerzas alemanas en el saliente con asaltos frontales sin tener que llevar a cabo complejas maniobras con sus fuerzas móviles a través de un terreno difícil y en duras condiciones climáticas. Para lograr un rápido éxito en los sectores de ataque, Zhukov ordenó a sus comandantes del frente concentrar sus fuerzas y comprometer todo su blindaje desde el principio de la batalla. Al hacerlo así, esperaba que la fuerza acorazada soviética de vanguardia cortaría las rutas vitales de comunicaciones alemanas, la llave de las líneas de carreteras y ferrocarril a lo largo de los flancos del saliente de Rzhev. Al final de Noviembre llegó finalmente el largamente esperado clima frío, y los ríos, arroyos y pantanos se congelaron, permitiendo de esta forma el comienzo de las operaciones. El constante tiempo nevoso, no obstante, dificultaban las operaciones móviles, ocultaba la observación artillera e impedía el apoyo aéreo en ambos lados.

Comienza la ofensiva.-

La ofensiva de Zhukov comenzó a primeras horas del 25 de noviembre de forma simultánea en los flancos norte, este y oeste del saliente de Rzhev. Precedido por un violento fuego artillero, la infantería y los tanques de apoyo del 20º y 31º ejércitos del Frente Occidental atacaron con dureza las posiciones defensivas del XXXIX Cuerpo Panzer alemán a lo largo del norte y del nordeste de los ríos Vazusa y Osuga de la vital línea ferroviaria alemana de Sychevka. Aunque los alemanes esperaban un ataque pronto, el ataque cogió a los defensores en un momento delicado, cuando su 78ª División de Infantería estaba a punto de relevar a la 5ª División Panzer en Vazusa.

Con unos 200.000 hombres y 500 tanques, los dos ejércitos soviéticos se enfrentaban a 40.000 defensores alemanes (5 a 1). A pesar de esta superioridad numérica y la inicial confusión alemana, el violento ataque sólo consiguió resultados variopintos, pues las fuerzas alemanas ocupaban fuertes defensas, y las fuerzas soviéticas tenían que asaltar a través de un terreno generalmente abierto y ondulado en un momento en que la incesante niebla y la caída de nieve reducían la efectividad de la artillería soviética.

Al norte del río Osuga, la 102ª División de Infantería alemana rechazó con éxito repetidos asaltos de 20.000 infantes y 100 tanques de tres divisiones del 31º Ejército soviético (El 31º Ejército condujo su ataque con la 88ª, 336ª y 239ª divisiones de fusileros, apoyadas por la 332ª y 145ª brigadas de tanques. Los defensores alemanes diezmaron ambas brigadas de tanques en tres días de batalla e infligieron fuertes pérdidas a las divisiones de fusileros soviéticas). La infantería soviética ataviada de blanco invierno avanzaba escalonadamente, sus filas intercaladas con apoyo de tanques. La artillería alemana, ametralladoras, y pequeñas armas de fuego abrieron enormes agujeros en las filas de la infantería asaltante tan pronto como las armas antitanque eliminaban a los tanques de apoyo. Por tres días y a un coste de más de la mitad de sus fusileros y de sus tanques, los soviéticos se lanzaron en vano contra las bien preparadas defensas de la 102ª División alemana. Enfrentados con esta pertinaz resistencia, el asalto del 31º Ejército colapsó, y, a pesar de las exhortaciones de Konev y Zhukov, no pudo ser reanudado. Tres divisiones de fusileros del 20º Ejército atacaron entre los ríos Vazusa y Oruga, hallando el mismo espeluznante destino. A pesar del fuerte apoyo acorazado, sus ataques se estancaron después de sufrir horrorosas pérdidas (En el sector entre los ríos Osuga y Vazusa, el 195º Regimiento de Infantería de la 102ª División de Infantería alemana derrotó a la 326ª y 42ª de Guardias y a la 251ª División de Fusileros soviéticas, que estaban apoyadas por las 25ª y 93ª brigadas de tanques). Impertérritos por los fracasos iniciales, la carnicería se incrementó al insistir Konev y Zhukov en que los ataques continuaran para apoyar las posteriores operaciones en el sur.

En el sur, a lo largo de las riberas del helado río Vazusa, una sola división de fusileros del 20º Ejército del mayor general N.I. Kiriukhin logró una meta de limitado éxito. Tomando ventaja de la confusión temporal alemana, la 247ª División de Fusileros del mayor general G.D. Mukhin, apoyada por una brigada de 40 tanques, arremetió a través del helado río Vazusa, a través de las posiciones delanteras alemanas, y se apoderó de dos villas fortificadas alemanas en la orilla occidental del río. Explotando la oportunidad, el general Kiriukhin rápidamente trasladó a la 331ª División de Fusileros del coronel P.F. Berestov a través del río. Combatiendo furiosamente todo el día en el ondulado y abierto paraje del oeste del río, la infantería soviética luchó para reducir los puntos fuertes de la incómoda villa alemana y expandir la cabeza de puente. Fue crítico que lo hicieran así, pues Konev y Kiriukhin planeaban comprometer su 8º Cuerpo de Fusileros de Guardias y su grupo móvil, 6l 6º de Tanques y 2º Cuerpo de Caballería de Guardias, para agrandar la cabeza de puente y explotar la operación hacia el oeste [El segundo escalón del 8º Cuerpo de Fusileros de Guardias consistía en la 26ª División Fusilera de Guardias, la 148ª y la 150ª brigadas fusileras, y la 11ª y la 18ª brigadas de tanques. Su misión era expandir la cabeza de puente y facilitar la explotación del grupo móvil soviético. En adición, el 20º Ejército tenía a la 1ª División Fusilera Motorizada de Guardias y a la 31ª Brigada de Tanques como ejército de reserva. El grupo móvil era, en realidad, un grupo mecanizado de caballería consistente en el 6º de Tanques y en el 2º Cuerpo de Caballería de Guardias. Los grupos móviles, los precursores del grupo de maniobra operativa moderno (OMG), tenían la específica misión de conducir una explotación operacional de la penetración táctica]. Todo el día, exhortando, maldiciendo y camelando, Zhukov, Konev y Kiriukhin apuraban a sus hombres. Al acabar el día, aunque la cabeza de puente era todavía demasiado pequeña, Konev decidió aceptar el riesgo y ordenó al segundo escalón de Kiriukhin y al grupo móvil avanzar la siguiente mañana.

Esta decisión, sin embargo, se tornó prematura y mal aconsejada, pues la dura presión de las fuerzas alemanas ofrecía una terca y desesperada resistencia. Cogidas a mitad de su reagrupamiento conjunto, ambas tropas de la 5ª Panzer y de la 78ª de Infantería lucharon denodadamente. Pequeños grupos de combate ad hoc alemanes (Kampfgruppen) de infantería, tanques, y artillería en compañías y batallones fuertemente armados defendieron sus defensas de erizo alrededor de numerosos troncos y piedras que salpicaban los terrenos generalmente abiertos, ondulados y cubiertos de nieve al oeste del río Vazusa. Atacaron a las fuerzas soviéticas rezagadas alrededor de esas defensas, reducidas algunas, pero dejadas muchas como obstáculos mortales esparcidos a través de su área trasera. Acosado por problemas de mando, control y comunicaciones, el XXXIX Cuerpo Panzer alemán no podía apreciar el caos que su fragmentada resistencia estaba causando en las filas soviéticas. No obstante, el cuerpo tomó desesperadas medidas para apuntalar sus decaídas defensas y ordenó a la 9ª División Panzer de reserva, entonces acampada al oeste de Sychevca, marchar hacia el sonido de los cañones y tapar las retaguardias en desarrollo.

El mando soviético también apreció la gravedad de la situación. En la noche del 25-26 de noviembre, mientras los fusileros de Berestov y Mukhin presionaban para expandir su endeble cabeza de puente, el segundo escalón soviético y las fuerzas de explotación luchaban hacia delante. Bajo el fuego constante de la artillería alemana, sobre 200 tanques, 30.000 soldados de infantería y 10.000 de caballería, con sus trenes de acompañamiento logístico, se movieron inexorablemente hacia delante a través de la turbia oscuridad a lo largo de dos carreteras congeladas por el claro de los bosques hasta la orilla este del río. Dado que ambas carreteras habían sido despiadadamente machacadas por el fuego de artillería, y demasiadas fuerzas estaban utilizándolas al mismo tiempo, las consecuencias eran predecibles. El caos fue supremo. La infantería reforzada y los tanques del 8º Cuerpo Fusilero de Guardias obstruyeron los lugares de cruce sobre el Vazusa, y el frente hostigado y los oficiales del cuartel general del ejército intentaban en vano despejar el camino para el avance de de l6º Blindado de Tanques y del 2º Cuerpo de Caballería de Guardias. Era una tarea imposible. Aunque el cuerpo de fusileros cruzó a través del río, los tanques y los cuerpos de caballería no lo lograron. Era mediodía del 26 de noviembre antes de que los 170 tanques del cuerpo de tanques del coronel P.M. Arman pudiera entrar en acción, y mientras las tropas de montaña del 2º Cuerpo de Caballería de Guardias del mayor general V.V. Kriukov permanecieron al este del río hasta el 27 de noviembre. Para completa frustración de Konev y Zhukov, el ímpetu de la ofensiva ya había decaído. Además, el refuerzo de fuerzas ya había sufrido ligeras pérdidas y estaba desorganizado después de la caótica marcha nocturna.

Los defensores alemanes experimentaron el impacto total del asalto de Kiriukhin del 27 de noviembre. Mientras las reservas alemanas de la 9ª División Panzer maniobraban en las posiciones bloqueadas a lo largo del terreno abierto del lado de la crucial carretera de Rzhev-Sychevka, las fuerzas de la línea frontal alemana, desesperada pero habilidosamente, defendían los puntos fuertes de la villa, perturbando severamente el intento de explotación de la caballería y el blindaje soviéticos. Después del mediodía, el 6º Cuerpo de Tanques del coronel Arman, atacando en columnas de brigada de cerca de 50 tanques cada una con infantería montada en los tanques, arremetieron entre y, en algunos casos, sobre las defensas de los puntos fuertes alemanes, seguidas a caballo por las tropas del 2º Cuerpo de Caballería de Guardias. Las defensas fortificadas alemanas pulverizaron el ataque soviético. No obstante, tres brigadas del coronel Arman aguantaron el acoso y cruzaron la vital carretera de Rzhev-Sychevka. La más frágil caballería del general Kriukov sufrió pérdidas horrorosas, como los elementos de tres de sus divisiones corriendo bajo el fulminante fuego alemán a través de la carretera en la retaguardia alemana, dejando el cuartel general del cuerpo y los trenes logísticos aislados en la pequeña cabeza de puente más allá de la retaguardia. Los alemanes respondieron contraatacando desde el norte y desde el sur a lo largo de la carretera de Rzhev-Sychevka contra los flancos expuestos de las fuerzas de explotación soviéticas. Mientras tanto, la infantería de refuerzo soviética luchaba dolorosamente para ampliar la cabeza de puente contra la no disminuida resistencia alemana.

Habiendo recibido su orden de penetración dos horas después, la 20ª División de Caballería y la 3ª División de Caballería de Guardias atacaron a un enemigo ya alertado y preparado, cayendo bajo su fuego cruzado concentrado, y sufriendo grandes pérdidas, incluyendo casi toda su artillería y el 10º Regimiento de Caballería de Guardias al completo.

En dos días de feroz combate, la 5ª División Panzer había sufrido sobre 500 bajas, y la 78ª División de Infantería comunicó: “Todas las unidades seriamente debilitadas, con grandes pérdidas en equipamiento y armas”. El coste para los rusos fue obviamente más alto, pues los alemanes contaron al menos 50 tanques rusos destrozados, y los campos cubiertos de nieve en frente de su posición estaban repletos de blancas y marrones vestimentas de rusos muertos.

Al caer la noche del 28 de noviembre estaba claro para todos que el ataque soviético había fracasado. Aunque el grueso del cuerpo de tanques del coronel Arman y tres de las divisiones de caballería del general Kriukov habían alcanzado los bosques a través de la carretera de Rzhev-Sychevka, el desgaste en blindaje y caballería había sido pasmoso, y los contraataques alemanes a lo largo de la carretera de Rzhev habían cerrado la puerta a su retirada. Peor todavía, la explotación de los tanques y caballería se encontraba lejos del alcance del apoyo artillero, y desde allí no había salida para la cabeza de puente. Zhukov y Konev, no obstante, permanecieron impertérritos. Ordenaron a sus asediados tanques romper hacia el oeste durante la noche del 28-29 de noviembre, mientras exhortaban a sus fuerzas en la cabeza de puente a apoyar la ruptura y ampliar la brecha en las líneas alemanas. El continuado optimismo de Zhukov estaba condicionado, en parte, por su terco rechazo a admitir la derrota y por el sorprendente éxito de las fuerzas soviéticas para alcanzar el oeste.

Allí, en los sectores de los ríos Luchesa y Belyi a lo largo de los flancos occidentales del saliente de Rzhev, los ejércitos 41º del mayor general F.G. Tarasov y 22º del mayor general V.A. Iushkevich, habían conseguido sorprendentes progresos en los primeros tres días de batalla y parecían próximos a profundizar en la retaguardia de las defensas alemanas. Una vez que lo hubieran conseguido, pensaba Zhukov, las dificultades temporales a lo largo del río Vazusa se volverían irrelevantes.

Entonces, 90.000 hombres y 300 tanques del 41º Ejército del general Tarasov atacaron a las 0900 horas del 25 de noviembre después de que el fuego artillero hubiera machacado las defensas delanteras alemanas al sur del pueblo fortificado de Belyi. Avanzando bajo una tormenta de nieve a lo largo de la principal carretera de Belyi-Dukhovshchina que atravesaba el flanco oeste del saliente, los fusileros del 6º Cuerpo de Fusileros Voluntarios de Stalin del mayor general I.I. Popov, apoyados por el destacamento de tanques del 1º Cuerpo Mecanizado del general M.D. Solomatin, fácilmente vencieron las defensas alemanas delanteras y arremetieron en las aldeas a lo largo de la carretera y el río Vishenka en el área de retaguardia alemana.

Animado por los éxitos del primer día, al caer el segundo día el general Tarasov ordenó entrar en acción a su completo cuerpo mecanizado. Marchando en columnas de brigada con sus 65ª y 219ª brigadas de tanques, los 15.000 hombres y los 224 tanques pesados del 1º Cuerpo Mecanizado, mandados por el experimentado general M.A. Solomatin, consiguieron progresos iniciales espectaculares. Moviéndose con dificultad a través de las pesadas y virtualmente inexistentes carreteras boscosas, al caer la noche la fuerza de tanques del general Solomatin había abierto un pasillo de 20 kilómetros de ancho y casi 30 de profundidad en las defensas alemanas. Sus brigadas anunciaron orgullosamente su llegada a lo largo de la carretera de Rzhev-Vladimirskoe a las rutas de comunicación vitales alemanas en Belyi.

A pesar de la dificultad encontrada para mantener algún tipo de orden durante el avance a través de la espesura del bosque, las brigadas de tanques de Solomatin lograron alcanzar la carretera de comunicaciones que conectaba Belyi con la retaguardia alemana.

La inteligencia del XXXIX Cuerpo Panzer informó esa noche del reconocimiento de la gravedad de la situación, anotando con precisión: [El Ejército Rojo.... rompió a través del sector del 352º Regimiento de Granaderos.... en un frente de 15-20 Kilómetros de ancho por 30-40 de profundidad. La primera ola de asaltos constó de 22 batallones de infantería apoyados por más de 100 tanques T-34. Fue seguida por 24 batallones de infantería apoyados por otros 200 tanques para agrandar la penetración hacia el este y amarrar las fuerzas alemanas en la autopista]

Las siguientes noticias de que “otros 20 batallones y 100 tanques estaban atacando posteriormente en el norte del valle Lushesa” hicieron anotar a un comandante alemán, “La situación en el área de Szytschewka-Rzhev-Belyi era suficientemente excitante”.

A pesar del aparentemente éxito dramático del general Solomatin, los planes de ataque del 41º Ejército del general Tarasov casi inmediatamente se torcieron. Aunque ordenó evitar una lucha prolongada por la ciudad de Belyi, Tarasov tenía inexorablemente que acercarse al apetitoso objetivo. El éxito del asalto inicial soviético parecía indicar que Belyi estaba disponible para tomarla. Acercándose como un imán a la ciudad, Tarasov primero comprometió a la 150ª División de Fusileros del coronel N.O. Gruz contra las defensas del sur de la ciudad, y, cuando no prevalecieron, reforzó la división de Gruz con una brigada mecanizada de los cuerpos mecanizados de explotación de Solomatin. A pesar de los esfuerzos de Tarasov y de la fiera lucha de las proximidades del sur de la ciudad, Belyi no pudo ser tomada.

El mérito por defender Belyi pertenecía al comandante del XXXIX Cuerpo Panzer alemán, coronel general Joseph Harpe, que decidió mantener la ciudad y confiar en el destino, la suerte, y las reservas operativas alemanas para salvar la situación en la retaguardia alemana. Harpe dirigió la infantería de su 246ª División de Infantería para establecer un punto de defensa al sur de la ciudad. Entonces solicitó y recibió dos kampfgruppen, uno de la Grossdeutschland y otro de la 1ª División Panzer, que estaban situadas en posiciones de reserva al nordeste y suroeste de Belyi, respectivamente. Avanzando sobre las carreteras congeladas y cubiertas de nieve, el Kampfgruppe von Weitersheim de la 1ª División Panzer alcanzó Belyi al final de la mañana del 26 de noviembre, y el Kampfgruppe Kassnitz de la División Grossdeutschland llegó varias horas después. Juntos, los dos grupos comenzaron una sangrienta pero exitosa lucha para mantener la ciudad.

Mientras tanto se hacía evidente un intento cada vez más frustrante del general Solomatin para cortar la crucial carretera Belyi-Vladimirskoe en dirección al noroeste de Belyi, que era la única ruta alemana disponible para reabastecer la ciudad. Ahora, enfrentado a grupos de compañías y batallones de combate de la 1ª División Panzer, que fueron desplazados a lo largo y delante de la crítica arteria de suministros, Solomatin pidió urgentemente a Tarasov el refuerzo de su tambaleante ataque con dos brigadas mecanizadas del ejército de reserva. No obstante, después de poner objeciones durante un día, el 28 de noviembre Tarasov denegó la solicitud de Solomatin y, en cambio, comprometió sus dos brigadas de reserva en la batalla por Belyi. La fresca 47ª Brigada Mecanizada del coronel I.F. Dremov atacó hacia el norte del este de Belyi en otro intento de rodear la ciudad. Aunque la brigada de Dremov cortó la carretera Belyi-Vladimirovka, acabó sin apoyo en una expuesta situación hacia el noreste de la ciudad. Mientras tanto, la sobredimensionada fuerza mecanizada de Solomatin combatió todo un amargo día en una lucha en un sector de 30 kilómetros de la carretera Belyi-Vladimirovskoe. La frustración de Solomatin se incrementó cuando, el 29 de noviembre, sus fuerzas de vanguardia anunciaron la llegada de frescas reservas acorazadas alemanas. La suerte de las batallas fueron claramente cambiando, y el éxito inicial soviético se despilfarró en la fútil batalla de Belyi (en la que se empeñó en vano Tarasov). Consecuentemente, Solomatin consolidó sus posiciones, revisó sus defensas, y esperó el contraataque alemán, que sabía era inevitable.

Solomatin estaba en lo correcto. Las fuerzas alemanas de refresco eran elementos avanzados de una fuerza que el general Harpe estaba reuniendo desesperadamente para contener y, finalmente, derrotar la ofensiva soviética. Confiando en la 1ª División Panzer para mantener el punto fortificado de Belyi y las débiles defensas a lo largo de la carretera Belyi-Vladimirskoe, Harpe solicitó todas las reservas disponibles del Cuartel General del general Model, el comandante del Noveno Ejército, y del mariscal Guenther von Kluge, el comandante del Grupo de Ejércitos del Centro, respondiendo rápidamente al ordenar a las 12ª, 20ª y 19ª divisiones panzer encaminarse hacia el sonido de los cañones. Para alcanzar el campo de batalla, no obstante, estas divisiones tenían que cruzar largas distancias sobre rutas difíciles en las más duras condiciones invernales. Hasta que llegaron, el destino del XXXIX Cuerpo Panzer y Noveno Ejército pendía de un hilo.

Model, en el Noveno Ejército, tenía otras preocupaciones. Aunque la situación a lo largo del río Vazusa parecía estar bajo control, se había abierto una brecha hacia el norte de su línea frontal en el río Luchesa, y sus posiciones defensivas a lo largo del río Molodoi Tud estaban siendo atacadas y seriamente debilitadas. Los cuarteles generales alemanes a través del frente también estaban paralizados por la gran batalla que se estaba llevando a cabo en Stalingrado. El conocimiento de que no todo iba bien en Stalingrado prestaba urgencia a su cruda tarea.

La creciente preocupación de Model estaba justificada. Al iniciarse el 25 de noviembre, el 22º Ejército del general Iushkevich, con 50.000 hombres y 200 tanques del 3º Cuerpo Mecanizado del general M.E. Katukov, atacó hacia el este del valle del río Luchesa. Atacando a lo largo de un estrecho corredor flanqueado por bosques y ciénagas congeladas, las fuerzas soviéticas abrieron un enorme agujero a través de las defensas alemanas y llevaron las defensas alemanas hacia el este del valle. El ataque del general estaba encabezado por la 238ª División de Fusileros del coronel I.V. Karpov y dos regimientos de la 185ª División de Fusileros del coronel M.F. Andriushenko, apoyados por una brigada de tanques del cuerpo mecanizado del general Katukov. La fuerza combinada envió un regimiento de la 86ª División de Infantería alemana y despejó el frente alemán en la unión de la 86ª División de Infantería del XXXIX Cuerpo Panzer alemán y la 110ª División de Infantería del XXIII Cuerpo de Ejército. Durante los próximos dos días, Iushkevich comprometió al cuerpo entero de Katukov y rechazó las fuerzas alemanas hacia el valle.

El XXIII Cuerpo de Ejército alemán respondió al comprometer al Regimiento de Granaderos de la División Grossdeutschland en la refriega para ralentizar el avance soviético. Se llevó a cabo un fuerte combate por la posesión de la aldea de Starukhi, pues las fuerzas soviéticas se dirigían inexorablemente hacia la carretera de Olenino-Belyi en un intento de apoyar el posterior avance hacia el sur del 41º Ejército. Aunque los alemanes fueron incapaces de cerrar el enorme espacio creado por el ataque del 22º Ejército, el a menudo impenetrable terreno, deteriorado por el clima, y la habilidad de la defensa alemana supusieron un duro peaje en el avance soviético y lo frenó cerca de su objetivo. Hacia el 30 de noviembre los soviéticos ocuparon un saliente de 8 kilómetros de ancho y 15 de profundidad en las defensas alemanas. Pero, intentándolo como lo hizo, el ejército de Iushkevich no pudo superar la resistencia alemana y alcanzar la carretera de Olenino-Belyi.

La tensa situación a lo largo del río Luchesa estaba solamente agravada por la implacable presión soviética contra el extremo septentrional del saliente alemán en Rzhev. Allí, en un ancho frente a lo largo del río Tud River, el 25 de noviembre, 80.000 hombres y 200 tanques del 39º Ejército soviético del mayor general A.I. Zygin lanzaron el ataque secundario de Zhukov con tres divisiones y varias brigadas de fusileros, apoyadas por dos brigadas de tanques y tres regimientos independientes de tanques. (El 39º Ejército del general Zygin atacó a lo largo del río Molodoi Tud con las 373ª, 135ª y 158ª divisiones de fusileros, apoyadas por las 28ª y 81ª brigadas de tanques. Atacó los flancos con cuatro brigadas de fusileros, la 110ª y la 117ª a la derecha, y la 136ª y la 101ª a la izquierda, apoyadas por los regimientos de tanques 28º y 29º). Aunque el ataque de Zygin presumía de secundario, fue incapaz de explotar varias oportunidades de éxito que se presentaron en el primer día de combate (La 100ª Brigada de Fusileros rompió a través de las defensas de la 235ª División de Infantería alemana hacia el suroeste de la ciudad de Molodoi Tud, y avanzó 5 kilómetros en la retaguardia alemana. Un hábil contraataque de dos batallones del Regimiento de Granaderos de la División Grossdeutschland frustró el avance soviético, que Zygin fue incapaz de reforzar. A partir de entonces, dos batallones de la Grossdeutschland rápidamente se reagruparon para encontrar el ataque soviético en el valle del río Luchesa). Aunque las fuerzas soviéticas consiguieron algún éxito inicial en el boscoso campo ondulado y cubierto de nieve, fueron incapaces de explotarlo por culpa de la habilidosa acción de las reservas tácticas alemanas de la 14ª División Motorizada y del Regimiento de Granaderos de la División Grossdeutschland.

Hacia el 30 de noviembre esta pelea había degenerado en una serie de desesperados ataques soviéticos que sólo consiguieron ganancias limitadas. Los defensores de la 206ª División de Infantería y de la 14ª División Motorizada del XXIII Cuerpo de Ejército alemán estaban forzados a llevar a cabo alguna retirada táctica, pero, no obstante, mantenían una continua línea defensiva, que impidió el acceso de las fuerzas del general Zygin a su objetivo: la carretera y la línea de ferrocarril de Olenino-Rzgev.

Zhukov, Konex y Purkaev alternaban entre la euforia y la frustración sobre los resultados de los primeros cinco días de las operaciones. El principal ataque del Frente Occidental en el sector de Sychevka había fallado claramente. Aunque la infantería del 20º Ejército había asegurado un punto de apoyo sobre el río Vazusa y sus fuerzas móviles ocuparon posiciones precarias sobre la carretera crucial de Rzhev-Sychevka, el ataque del 31º Ejército había fracasado completamente, y el 29º Ejército ni siquiera había participado en el asalto. No obstante, los ejércitos 41º y 22º habían obtenido significantes ganancias, y Konev tenía todavía suficientes reservas, incluyendo casi 200 tanques del 5º Cuerpo de Tanques, que podría comprometer en el sector del 20º Ejército. Consecuentemente, bajo las instrucciones de Zhukov, Konev reforzó el 20º Ejército con las divisiones de reserva del 31º Ejército y ordenó a Kiriukhin retirar su caballería y blindaje de las expuestas posiciones del oeste de la carretera Rzhev-Sychevka. Después de reagruparse, Kiriukhin tenía que continuar su asalto. Mientras tanto, dos ejércitos del Frente de Kalinin del general Purkaev, al oeste del saliente de Rzhev, desarrollarían sus ataques en apoyo del 20º Ejército. Lo que Zhukov desconocía era que el mando alemán estaba preparándose para contraatacar en el mismo sector donde las fuerzas de Zhukov habían conseguido sus mayores éxitos.

Frustración, Furia y Derrota.-

Habiendo fracasado al explotar sus oportunidades al oeste de la carretera de Rzhev-Sychevka, y privados ahora de munición y apoyo logístico, el 6º Cuerpo de Tanques del coronel Arman y la caballería de cooperación no tenían otra alternativa que intentar una ruptura hacia el este. En la noche del 29-30 de noviembre, la fuerza lanzó un desesperado intento de ruptura en coordinación con fieros ataques soviéticos desde la cabeza de puente del río Vazusa. En una dura y caótica lucha que costó a Arman casi el resto de sus 100 tanques, el grueso del personal del cuerpo escapó al cerco. La caballería, más frágil, salió incluso peor parada y era implacablemente sacrificada por el imponente fuego alemán. Muchos de los soldados de caballería consiguieron salir del cerco, pero otros no. Los soldados de caballería de Tadzhik de la 20ª División de Caballería del coronel Kursakov no lo consiguieron, y durante semanas lucharon junto con los partisanos soviéticos dentro del saliente, antes de que los restos de la fuerza alcanzaran finalmente las líneas soviéticas en el valle del río Luchesa a principios de enero.

Zhukov estaba amargamente decepcionado. El 20º Ejército del general Kiriukhin había perdido sobre 30.000 hombres y 200 tanques en cinco días de sanguinarios combates. Las pérdidas en el 31º Ejército fueron muy severas y muy poco había sido logrado por tal esfuerzo. Incluso más desconcertante, en la parte oeste del saliente, la aparentemente cierta victoria del 41º Ejército pronto degeneró en una aplastante catástrofe, y el 22º Ejército pronto se enfrentó a unas frustrantes tablas.

Al sur de Belyi, las peores pesadillas del general Solomatin se materializaron. No sólo fueron los alemanes capaces de mantenerse en Belyi, sino que fueron capaces de orquestar un efectivo contraataque. La situación comenzó a deteriorarse después del 1 de diciembre, después de que Solomatin hubiera recortado el frente de su cuerpo y se aprestara a la defensa. Primero, entre el 2 y el 6 de diciembre, la 1ª División Panzer del XXXIX Cuerpo Panzer y la recién llegada 12ª División Panzer recuperaron el control de la carretera Belyi-Vladimirskoe, y destruyeron a la aislada 47ª Brigada Mecanizada del coronel Dremov al noreste de Belyi, comenzando a aplicar una presión constante sobre las líneas de defensa de Solomatin, al sureste de la ciudad. Incluso más devastador para los soviéticos, el XXX Cuerpo de Ejército alemán, con la 19ª y la 20ª divisiones panzer, comenzó a concentrarse al sur del saliente soviético de Belyi. No era una tarea fácil, toda vez que los movimientos alemanes estaban contestados por las terribles condiciones climáticas, carreteras abismales, y una intensa resistencia de los partisanos soviéticos. A pesar de estas dificultades, hacia el 6 de diciembre, unidades del XXX Cuerpo estaban en disposición de contraatacar al 41º Ejército soviético. Así lo hicieron en la mañana del 7 de diciembre contra el flanco meridional del 41º Ejército, mientras la 1ª División Panzer y el Regimiento de Fusileros de la División Grossdeutschland atacaban hacia el sur desde Belyi.

En tres días de intenso combate las fuerzas combinadas alemanas cortaron a través de la retaguardia del 41º Ejército y cercaron al grueso del ejército de Tarasov al sudeste de Belyi. El glorioso empuje soviético había degenerado en una deshonrosa trampa. El general Solomatin, que fue asignado al mando de todas las fuerzas soviéticas cercadas, hizo lo que pudo para organizar una ruptura, pero todos los intentos iniciales de escape fracasaron. Abandonado por su comandante de ejército, Solomatin ordenó a sus tropas y al 6º Cuerpo de Fusileros del coronel Popov atrincherarse, organizar una defensa circular y esperar hasta que pudiera llegarles ayuda.

El posterior progreso soviético al norte del valle del río Luchesa no prometía ninguna confianza. A pesar de los agotadores esfuerzos, las fuerzas del general Iushkevich en ese sector poco más podían conseguir. Habiendo perdido cerca de la mitad de su poderío inicial, e incluso la mayoría de sus tanques, su 22º Ejército carecía de fortaleza para extender su considerable penetración. Tampoco pudieron eliminarlo los alemanes. Aunque un intenso fuego continuó y creció por días, las tablas perduraron. Más al norte, el 39º Ejército del general Zygin continuó su lento progreso al vértice septentrional del saliente de Rzhev contra la tenaz resistencia alemana, con pocas posibilidades de victoria.

Zhukov respondió a las deprimentes noticias del sector de Belyi con su característica resolución. Negándose a admitir la derrota, orquestó una masiva acumulación de fuerzas en el sector del 20º Ejército a lo largo del río Vazusa. Entre el 2 y el 10 de diciembre reforzó el ejército de Kiriukhin con el fresco 5º Cuerpo de Tanques y con varias divisiones transferidas del 31º Ejército; apresuradamente reconstituyó el 6º Cuerpo de Tanques del coronel Arman con tanques recibidos de la reserva de la Stavka, y reforzó el adyacente 29º Ejército con el doble de su poderío original. Mientras el combate se enfurecía en Belyi, Zhukov ordenó a los ejércitos 20º y 29º reanudar sus ataques el 11 de diciembre, en concierto con el 39º Ejército del general Zygin, que reforzó con un grupo de tanques del 30º Ejército en el sector de Rzhev.

El nuevo acto en el desarrollo del drama comenzó a interpretarse en la cabeza de puente del río Vazusa en la mañana del 11 de diciembre. A las 10:10 horas, una impresionante infantería soviética de los ejércitos 20º y 29º, apoyada por todos los restos de tanques de apoyo de infantería, reanudó sus ataques desde el sur de la cabeza de puente del río Vazusa. A pesar del fulminante fuego alemán, Konev y Kiriukhin comprometieron en el combate casi 350 tanques y 20.000 hombres de sus nuevos 5º y renovado 6º cuerpos de tanques. Tan apresuradamente organizado fue el ataque que muchos de los nuevos tanques no habían sido camuflados con su mano de pintura blanca. Atacando con desesperación a través de un sector de 4 kilómetros entre los dientes de las reforzadas defensas antitanque alemanas, el desesperado asalto costó al 20º Ejército soviético la pérdida de casi 300 tanques en dos días de incesante y mortal combate.

La fuerza cercada del 41º Ejército, cerca de 40.000 hombres, mandada por el general Solomatin se extendió hacia el sudeste de Belyi tan lejos como fue humanamente posible. Finalmente, la ausencia de cualquier apoyo al 41º Ejército, la implacable presión del cerco de las cuatro divisiones panzer alemanas y los menguados stocks logísticos forzaron a Solomatin a actuar ante el peligro de que su fuerza aislada fuese completamente destruida. Solomatin orquestó su ruptura en la noche del 15-16 de diciembre. Reduciendo la defensa de su perímetro, destruyó lo que le quedaba de blindaje y armas pesadas y empujó hacia el oeste con el resto de su infantería, salvando lo que pudo de su cuerpo y de las fuerzas de acompañamiento del 6º Cuerpo de Fusiles de Popov. El coste, no obstante, fue devastador. La 1º División Panzer alemana sólo ella contó sobre 102 vehículos acorazados destruidos, y Solomatin informó que sobre 8.000 de sus 12.000 hombres fueron muertos o heridos, y por encima de los 200 tanques destruidos o abandonados. El peaje en los restos del 41º Ejército de Tarasov fue igualmente deprimente, totalizando sobre 200 tanques y decenas de miles de fusileros.

Incluso la doble catástrofe soviética a lo largo del río Vazusa y en Belyi no desbarató totalmente la resolución de Zhukov, pues, a pesar de estar frustrado por los flancos del saliente de Rzhev, Zhukov continuó el ataque con el 39º Ejército en el norte hasta la mitad de diciembre. A pesar del testarudo desafío de la realidad por parte de Zhukov, el 15 de diciembre la Operación Marte era un caos. Stalin, la Stavka, y quizá incluso Zhukov, sabían bien que Marte había llegado a su fin. Además, mucho antes, Stalin había abandonado toda esperanza de lanzar la Operación Júpiter. A principios de diciembre de 1942, el grueso de las reservas de la Stavka ya estaban en ruta hacia el sur para la exitosa Operación Urano de Vasilevsky en Stalingrado.

El legado.-

Zhukov condujo la Operación Marte de modo característico. Los asaltos soviéticos fueron masivos e implacables en poder y material. Descontando el duro terreno y las condiciones climáticas, confió en presionar a través del frente entero y simplemente maniobrar con sus poderosos cuerpos mecanizados y cuerpos de tanques para conseguir la victoria. Ni así lo logró. La diestra defensa táctica alemana -relativamente pequeña pero en tenaces grupos de combate, que explotaron el terreno y elevaron los obstáculos al máximo- reprimió el ataque de las fuerzas móviles soviéticas antes de que consiguieran sus objetivos básicos en el área operativa de la retaguardia alemana. En el proceso los alemanes infligieron el máximo de pérdidas soviéticas con ataques independientes a la infantería soviética desde las fuerzas móviles de apoyo. Evitando el pánico y resistiendo solamente donde era necesario, el mando alemán reunió lentamente las reservas necesarias para contraatacar y conseguir la victoria. Mientras causaban pérdidas catastróficas a los soviéticos, las mismas divisiones alemanas estaban reventadas por el combate. No fue una coincidencia que varios meses después, Model solicitara y recibiera permiso para abandonar el saliente de Rzhev. Él y su ejército no podían permitirse otra victoria.

La Operación Marte costó al Ejército Rojo cerca de medio millón de hombres entre muertos, heridos y capturados. Las unidades individuales de combate soviéticas fueron diezmadas en la operación. El 20º Ejército soviético perdió 58.524 hombres de su poderío original de 114.000 hombres. El 1º Cuerpo Mecanizado de Solomatin perdió 8.000 de sus 12.000 hombres y todos sus 220 tanques, y el 6º Cuerpo de Fusileros de Stalin perdió sobre 20.000 de sus 30.000 hombres. A niveles menores el coste fue todavía más alto. La 26ª División de Fusileros de Guardias del 8º Cuerpo de Fusileros de Guardias salió del combate con 500 de sus 7.000 soldados de infantería, mientras que los 4.500 hombres de las brigadas de fusileros 148ª y 150ª tenían sólo 27 y 110 “combatientes”, respectivamente, disponibles al final de la operación.

Las pérdidas soviéticas en tanques, correctamente estimadas por los alemanes como 1.700, fueron igualmente pasmosas, en tanto en cuanto excedían el número total de tanques soviéticos inicialmente comprometidos en la Operación Urano en Stalingrado.

Aunque menos severas que las de los rusos, los alemanes también tuvieron graves pérdidas en las operaciones, pérdidas que ellos no se podían permitir dado su pequeño poderío y la catástrofe que les sucedería en Stalingrado. Por ejemplo, la 1ª División Panzer tuvo 1.793 bajas, y la 5ª Panzer 1.640; mientras que las pérdidas en las divisiones de infantería (la 78ª, 246ª, 86ª, 110ª y 206ª) a lo largo del principal ataque soviético fueron incluso más grandes. El peaje total de bajas soviéticas, no obstante, fue al menos diez veces mayor que el total de las pérdidas alemanas, que fueron de unos 40.000 hombres.

Zhukov comentó muy poco en sus memorias acerca de esta derrota, y lo que dijo fue terriblemente distorsionado. Sólo mencionó la operación de diciembre, y, sin revelar su nombre clave, simplemente la llamó una diversión para la Operación Urano. Entre las miles de memorias soviéticas y memorias de unidad, sólo un centenar mencionan la operación, y lo hacen sin revelar su verdadero alcance. Incluso antes de ser clasificados, evitaron que los informes cubrieran la operación en su totalidad. Los materiales de archivo, no obstante, cubren la operación con gran detalle, pero solamente en sectores selectivos.

Al evaluar la culpa de la derrota, ninguno de los pocos informes soviéticos disponibles mencionan el papel primordial de comandantes como Zhukov o Konev. Por ejemplo, el general Getman, comandante del 6º Cuerpo de Tanques, que estaba enfermo en noviembre y no pudo participar en el ataque, escribió:

[La ofensiva fue conducida contra posiciones fortificadas ocupadas por fuerzas de tanques enemigas y en un terreno cenagoso y arbolado en condiciones climáticas complejas y desfavorables. Ésas y otras condiciones favorecieron al enemigo. Nosotros adolecimos de la coordinación requerida con la infantería, y de una solvente artillería y apoyo aéreo. La organización de la eliminación de los puntos fuertes enemigos era inadecuada, especialmente sus medios antitanque por fuego artillero y ataques aéreos. Esto condujo a las brigadas de tanques a sufrir grandes pérdidas.]

Otras fuentes y archivos soviéticos critican con sinceridad los problemas, y los informes alemanes se hacen eco de esas críticas. El 15 de diciembre el informe del Noveno Ejército alemán juzgaba que la operación rusa había sostenido una pesada derrota y “se había desangrado a sí misma”, añadiendo:

[El liderazgo enemigo, que demostró habilidad y adaptabilidad en la preparación y ejecución de la ofensiva, ... nuevamente demostró su vieja debilidad cuando la operación progresaba. Realmente, el enemigo había aprendido mucho, pero nuevamente se había mostrado incapaz de explotar nuestras situaciones críticas desfavorables. El cuadro se repite cuando las operaciones que comenzaron con gran decisión y éxito local degeneraron en el absurdo, salvajemente machacadas en posiciones fijas de la línea del frente, una vez que encontraron las graves pérdidas iniciales y las situaciones imprevistas. Este fenómeno incomprensible aparece una y otra vez. Pero, incluso en extremos, el ruso no es nunca lógico; echa mano de su instinto natural, y la naturaleza de los rusos es utilizar las masas, tácticas apisonadoras y observanción para dar objetivos sin reparar en las situaciones cambiantes] (von Plato y Stoves).

La manera en la que fue combatida la Operación Marte y la carnicería que produjo tiene pocos paralelos en los últimos años de la guerra. En su truculenta forma, su más cercano espejo fue el famoso asalto frontal soviético en los altos de Seelow durante la operación de Berlín de abril de 1945. No casualmente, también fue orquestado por Zhukov. A diferencia del caso de 1942, no obstante, la conclusión victoriosa de la operación de Berlín no requiere ninguna alteración de los informes históricos para preservar el orgullo soviético o la reputación de sus comandantes.

El legado de la Operación Marte fue el silencio. Stalin y la historia mandaron que la proeza de Vasilevsky en Stalingrado permaneciera intachable por la derrota de Rzhev. Stalin reconoció la más grande calidad de Zhukov –que él combatió- pues en esta etapa de la guerra y más tarde, lo que Stalin necesitaba eran combatientes. Por tanto, la reputación de Zhukov permaneció intacta. Stalin y la historia soviética se encargaron de que Zhukov compartiera el mérito con Vasilevsky por la victoria de Stalingrado. Zhukov obtuvo una especie de revancha sobre el Grupo de Ejércitos del Centro alemán en Kursk en el verano de 1943, y en Bielorrusia en el verano de 1944. Irónicamente, sin embargo, sería Vasilevsky quien, como planificador de la Stavka, desempeñaría un papel instrumental finalmente aplastando al GEC en el este de Prusia en enero de 1945. Así son los caprichos de la historia.

La historia militar soviética ignoró otras notables derrotas soviéticas durante los últimos años de la guerra. Entre esas notables operaciones, que, como Marte, perduraron en la oscuridad y el silencio, estaba la fracasada ofensiva soviética al Frente Central en Febrero-Marzo de 1943 en las regiones del oeste de Kursk, la abortada ofensiva soviética de Bielorrusia de finales de 1943, los vanos intentos de invadir Rumania en mayo de 1944 y el este de Prusia al final de 1944. Este silencio fue posible porque cada una de las derrotas ocurrió al final del mayor avance estratégico soviético, cuando el contexto victorioso disfrazaba los fracasos para derrotar a los alemanes.... pero el velo finalmente comienza a descubrirse.

Y con esto rematamos esta incursión de la mano de David Glantz en la Operación Marte.

Saludos cordiales
José Luis


“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

moabit

Mensaje por moabit »

Je, Je, no me acostumbres mal, Jose Luis, que luego ocurre lo que ocurre.
saludos y muy agradecido.

PD. Aquí hay un tema desconocido, pero muy interesante.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

En efecto, Moabit, el ataque soviético contra el saliente de Rzhev, que fue la Operación Marte, no se trata con la frecuencia debida en los foros militares de Internet, y tampoco recibe la atención que se merece entre la historiografía militar (occidental y rusa) de la guerra germano-soviética. El hecho de que el desastre de Zhukov coincidiera con el avance y ataque exitosos de la Operación Urano contra las fuerzas alemanas de Stalingrado, obscureció de alguna manera los catastróficos resultados de la Operación Marte. Pero tengo para mí que fue mayor el desastre soviético en Rzhev que el desastre alemán en Stalingrado.

Basta con examinar la correlación de fuerzas soviéticas desplegadas contra Rzhev y Stalingrado para hacernos una idea de la envergadura de la Operación Marte.

Los tres frentes soviéticos en el sector de Stalingrado desplegaron aproximadamente 1.000.000 de hombres, 15.000 cañones y morteros, 1.400 tanques y unos 900 aviones.

El Frente Occidental y el Frente de Kalinim, apoyados por el frente defensivo de Moscú, desplegaban contra Rzhev cerca de 1.900.000 hombres, 24.000 cañones y morteros, 3.300 tanques y 1.100 aviones. Es decir, sobre el poderío total del Ejército Rojo estas fuerzas representaban más del 35% (32% de su artillería y casi el 50% de su blindaje), concentradas a lo largo de un frente que representaba sólo el 17% del frente en su conjunto.

Zhukov perdió en esa operación, al menos, unos 400.000 hombres; las bajas alemanas no pasaron de 40.000.

Marte tiene mucho zumo que exprimir, y va siendo hora que el desastre soviético de Rzhev se imponga, en el campo divulgativo, al desastre alemán de Stalingrado.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Germánico
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10319
Registrado: 17 Oct 2004 18:32
Ubicación: En la Dacia
Agradecimiento recibido: 1 vez

Medallas

Parches

Como tú.

Mensaje por Germánico »

Buenas noches a todos, y Salve de nuevo, tribuno José Luis.

Muy bien, tío. Quiero ser como tú.

Saludos.
Recuerda que el foro es un espacio privado de acceso público. Respeta las normas.
Signa Inferre!

RAM
Teniente
Teniente
Mensajes: 1806
Registrado: 27 Nov 2003 22:23

Medallas

Parches

Mensaje por RAM »

josé luis escribió: Marte tiene mucho zumo que exprimir, y va siendo hora que el desastre soviético de Rzhev se imponga, en el campo divulgativo, al desastre alemán de Stalingrado.

Saludos cordiales
José Luis

magnifica exposicion, Jose Luis. Tal y como dices, Rzhev fué un matadero; y que Uranus no lo fuera se debió simplemente a la incompetencia de los mandos correspondientes de la Wehrmacht que pese a recibir todo tipo de avisos sobre la inmensa concentración de tropas sobre los débiles flancos alemanes sobre Stalingrado, no hicieron nada ni por reforzarlos con tropas adecuadamente equipadas, ni por sacar al Sexto Ejercito y Cuarto Ejercito Panzer de la ciudad sitiada.


De haberse tomado medidas no dudo de que el desastre de Uranus hubiese sido similar al de Mars, que no hubiese habido desastre de Stalingrado, de que las ofensivas soviéticas de invierno no hubiesen logrado prácticamente nada...y de que los alemanes hubiesen podido inclinar la guerra en Rusia a su favor en 1943. No digo que lo iban a hacer con seguridad, sino que tenían una razonable posibilidad de hacerlo cortando las vías de suministro del Volga a la industria pesada soviética. En todo caso, la guerra en el Este hubiese durado, al menos, un año más...


Quiero hacer hincapié en algo que por lo demás siempre me ha parecido evidente: los sovieticos no lograron, nunca, realizar ninguna ofensiva a gran escala sin pagar con autenticas carnicerías propias aun cuando obtuvieran una victoria estratégica. Ni siquiera en 1945, cuando los alemanes ,en gran numero Volkssturm, estaban superados en numero de forma aplastante, los Sovieticos lograron evitar escandalosas pérdidas propias que hubiesen sido inaceptables en cualquier otro país.


El hecho de que Zhukov planificara todas sus operaciones sobre la base de que tenía más vidas que sacrificar que el contrario me hace despreciarle como militar. Obtendría muchas victorias, pero su forma de obtenerlas siempre me ha repugnado. Entiendo que en 1941-42 ,cuando la guerra estaba en un tris de perderse, usara dichas tácticas...pero que en 1944-45, cuando estaba claro que Alemania no tenía ninguna posibilidad, siguiera mandando a sus soldados al matadero en lugar de obtener victorias por astucia en lugar de por el costoso método de la fuerza bruta, es propio de asesinos, no de militares de carrera.

Si le añadimos el hecho de que Zhukov era potencialmente brillante en el terreno operativo y estratégico, no tiene ninguna disculpa. Si hubiese sido un paleto entendería que su única estratégia fuera esa, pero Zhukov era un general muy capaz con muy buena orientación en ese sentido. Si no usó tácticas más sutiles y menos costosas a partir de mediados del 43 es porque no le dió la santa gana, y repito, eso me hace verle como un criminal. Ni mas, ni menos.


Finalmente, Mars es siempre tema recurrente en mis discusiones sobre Zhukov ante los que no coinciden conmigo en que Zhukov nunca justificó con sus acciones la fama de gran estratega que obtuvo, y que desde luego nunca llegó al nivel de un Manstein o un Balck. El "Mariscal que no perdió ninguna batalla" tiene,desde luego ,unas cuantas batallas e historias que ocultar para mantener su mito...
Sobre Hitler:
Mi humilde opinión es que mucho no se le debía levantar. De ahí a invadir Polonia sólo hay un paso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

RAM escribió:

El hecho de que Zhukov planificara todas sus operaciones sobre la base de que tenía más vidas que sacrificar que el contrario me hace despreciarle como militar. Obtendría muchas victorias, pero su forma de obtenerlas siempre me ha repugnado. Entiendo que en 1941-42 ,cuando la guerra estaba en un tris de perderse, usara dichas tácticas...pero que en 1944-45, cuando estaba claro que Alemania no tenía ninguna posibilidad, siguiera mandando a sus soldados al matadero en lugar de obtener victorias por astucia en lugar de por el costoso método de la fuerza bruta, es propio de asesinos, no de militares de carrera.




...
¡Saludos, Ram! Me alegro nuevamente de encontrar a tan magnífico contertulio, sin que ello reste un ápice a la excelencia del conjunto de la comunidad de este Foro, al que un feliz azar me ha traído.

Estoy de acuerdo contigo en la valoración que haces de Zhukov como militar. Yo tengo muchísimo respeto, me he cansado de repetirlo, por los comandantes que tienen entre sus mayores prioridades la seguridad de la vida de sus soldados, y, en cambio, siento el mayor desprecio por los líderes militares que juegan a la guerra utilizando a sus hombres como si fuesen peones de una monstruosa partida de ajedrez.

El primer requisito de un comandante que se precie es el contacto con sus hombres, a quienes debe apreciar y querer. Zhukov mandó a miles de soldados soviéticos al matadero sin ningún beneficio práctico, lo que viene a demostrar el poco aprecio y cariño que sentía por ellos. No hay ninguna muestra de arte militar en ello; antes al contrario, ese tipo de operaciones mancillan la dignidad militar. Sobre todo, como muy bien ha expuesto Ram, cuando la guerra está más que decantada a tu favor. Haría bien Zhukov en copiar, incluso con sus errores notables, la estrategia de Montgomery en este aspecto.

En el arte militar propiamente dicho, Vasilevsky tenía muchas lecciones que enseñar a Zhukov, y sólo entiendo que este último alcanzase la categoría de héroe de la URSS por la propaganda stalinista, y realmente si resistió a la ira del dictador soviético durante la guerra fue porque Stalin necesitaba un doppelgänger en el campo de batalla.

La carrera de Zhukov comenzó con una victoria y acabó con otra; en la primera contra los japoneses, en Khalkhin Gol en agosto-septiembre de 1939, perdió el 40% de su fuerza atacante; en la última contra los alemanes, en las colinas de Seelow en abril de 1945, sólo Dios sabe cuántos hombres perdió.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
alejandro_
Capitán
Capitán
Mensajes: 2722
Registrado: 24 Abr 2004 00:23
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por alejandro_ »

Interesante discusión.

Si no recuerdo mal Zhukov era conocido por sus tropas como "el carnicero", y no tenia en ningún inconveniente en utilizar a gente para limpiar campos de minas.

Rokossosvky me parece mejor estratega, pero siempre se vio en un segundo plano al ser de origen polaco -Stalin no se fiaba de el-, en su día fue purgado y perdió los dientes en su cautiverio.

Lo que si es cierto es que Zhukov tuvo más de una vez fuertes discusiones con Stalin pero nunca se dejo intimidar por él.

RAM
Si le añadimos el hecho de que Zhukov era potencialmente brillante en el terreno operativo y estratégico, no tiene ninguna disculpa. Si hubiese sido un paleto entendería que su única estratégia fuera esa, pero Zhukov era un general muy capaz con muy buena orientación en ese sentido. Si no usó tácticas más sutiles y menos costosas a partir de mediados del 43 es porque no le dió la santa gana, y repito, eso me hace verle como un criminal. Ni mas, ni menos.
Bueno, si que se le recuerdan operaciones bastante efectivas donde combinaba todo tipo de armas siguiendo la doctrina operacional soviética, pero tampoco para decir brillante... ¿quizás puedas darnos algún ejemplo?

Uno podría ser la batalla de Khalkin Gol, pero no hay que olvidar que los japoneses no tenían ni de lejos la potencia de fuego del Ejercito Rojo.

De haberse tomado medidas no dudo de que el desastre de Uranus hubiese sido similar al de Mars, que no hubiese habido desastre de Stalingrado, de que las ofensivas soviéticas de invierno no hubiesen logrado prácticamente nada...y de que los alemanes hubiesen podido inclinar la guerra en Rusia a su favor en 1943. No digo que lo iban a hacer con seguridad, sino que tenían una razonable posibilidad de hacerlo cortando las vías de suministro del Volga a la industria pesada soviética. En todo caso, la guerra en el Este hubiese durado, al menos, un año más...
Eso me parece un poco como asumir que los alemanes no van a cometer ningún fallo y los soviéticos todos. De la misma manera podría decir que hubiese pasado si los franceses hubiesen contraatacado en el Mosa o algo así.

Dudo que los alemanes fuesen capaces de tomar Stalingrado, ya desde la ofensiva fallida sobre Moscú las cosas pintaban mal para la Wehrmacht, que cada vez estaba en una inferioridad numérica y material mas grande. Creo que un oficial soviético dijo en su día:

"Para los alemanes era imposible tomar Stalingrado, ya que nosotros estabamos dispuestos a sacrificar todas las vidas que fuesen necesarias"

En cuanto a las ofensivas soviéticas, recordar que Bagration fue una de los avances mas rápidos llevados a cabos por un ejercito en la SGM

Jose Luis

Me sorprende que hayas puesto al relativamente desconocido Vasilevsky, algun motivo en especial?

Saludos.

RAM
Teniente
Teniente
Mensajes: 1806
Registrado: 27 Nov 2003 22:23

Medallas

Parches

Mensaje por RAM »

Jose Luis, encantado de verte por aqui...si que está alto el nivel del foro con incorporaciones así, si :)


Alejandro:
alejandro_ escribió:Interesante discusión.

Si no recuerdo mal Zhukov era conocido por sus tropas como "el carnicero", y no tenia en ningún inconveniente en utilizar a gente para limpiar campos de minas.
hombre, usar gente para limpiar campos de minas, se solia hacer...es decir ,gente que las buscara, desenterrara y anulara con el equipo adecuado...

el problema es que Zhukov usaba a la gente para DETONARLAS pasando por encima a lo suicida...

sé que te referías a eso, pero la frase se prestaba a malinterpretación, asi que lo he aclarado un poquito :)


Bueno, si que se le recuerdan operaciones bastante efectivas donde combinaba todo tipo de armas siguiendo la doctrina operacional soviética, pero tampoco para decir brillante... ¿quizás puedas darnos algún ejemplo?

he dicho que era "potencialmente Brillante", y es que en potencia lo era. Zhukov poseía la cualidad (bastante rara,sobre todo en los sovieticos, todo hay que decirlo) de identificar acertadamente y sobre la marcha los puntos flacos del enemigo y sus concepciones para planes ofensivos en el plano operativo eran muy buenos. El problema de zhukov no era carecer de calidad como estratega, que le sobraba, o como mente operativa, en ambas cosas era muy bueno sabiendo donde atacar, en qué momento y con qué fin. Puede parecer una memez, pero muchos generales de la 2GM simplemente no llegaban a ese nivel siquiera, y Zhukov era realmente bueno en eso. Tambien es verdad que hay que dejar claro que tuvo patinazos de gran calibre, como Mars o Seelowe, aunque en ésta última creo que su sed de gloria y su deseo de no ser ganado en la carrera por Berlin interfirieron mucho en su buen juicio y le hicieron ver Seelowe como el camino mas facil cuando en realidad era la pesadilla que fué.


Su problema no era la planificacion, su problema era el estilo que tenía de transladar sus planes a la vida real. Podía identificar correctamente el punto a atacar y el momento adecuado, pero no era capaz de atacar sin hacerlo al estilo "rodillo", con todo su sangriento coste. Y no era capaz porque creo que nunca se preocupó realmente de hacerlo de otro modo, no porque le faltaran condiciones innatas para haberlo hecho de un modo mucho más efectivo y menos costoso. A eso me refiero con que era potencialmente brillante. Lo tenía todo de forma innata...pero le faltaban ganas y,como en seelowe, le sobraba ambicion, como para hacerlo "bien".


La verdad es que doctrinariamente Zhukov no era para nada malo. Ante el ridiculo nivel demostrado por los generales sovieticos en el 41 (con la excepcion del malogrado Kirponos), Zhukov fué realmente quien salvó a la URSS mediante el uso acertado de las únicas tácticas que podían salvar a los soviéticos en ese momento; lo que, unido a los enormes errores alemanes tanto en planificacion (por subvestimacion del ejercito rojo) como en ejecucion (estos ultimos de la mano de Hitler), fueron vitales para que la Union Soviética no fuera arrollada en Barbarossa.

Gran parte de la reorganizacion del ejercito rojo tras 1941, y las doctrinas de composiciion de fuerzas a partir de 1942 fueron obra de la mente de Zhukov, y no eran para nada malas ideas, dicha reorganizacion fué meritoria e inteligente dadas las condiciones del ejercito rojo de esa época, y es producto de una mente muy capaz en el plano militar, algo que Zhukov siempre tuvo.

El problema era llevarlas al combate de forma efectiva, no como un carnicero, y ahi es donde residia el criminal hecho de que para Zhukov las vidas de sus soldados no eran nada, y mucho menos al lado de la gloria personal.


En todo caso coincido contigo que Rokossovskiy era un mucho mejor militar que Zhukov.

Eso me parece un poco como asumir que los alemanes no van a cometer ningún fallo y los soviéticos todos. De la misma manera podría decir que hubiese pasado si los franceses hubiesen contraatacado en el Mosa o algo así.

veamos, Uranus tuvo éxito porque en los flancos de Stalingrado había tropas Rumanas e Italianas carentes de equipo adecuado. Cuando se lanzó la gran ofensiva fueron simplemente arrolladas y echadas a un lado hasta que el cerco se cerró.

De haber estado protegidas por tropas alemanas (mucho más preparadas y capaces) con un equipo adecuado, probablemente Uranus hubiese fallado como Mars falló, a un enorme coste para los sovieticos. Stalingrado en ese punto no se hubiese tomado, pero mas de 300000 soldados alemanes hubiesen salvado el pellejo y el equipo, el frente del Volga no hubiese caido tampoco (recordemos que las contraofensivas de principios del 43 casi desloman a la Wehrmacht de no ser por Manstein y sus brillantes movimientos).
Unido al hecho de que los soviéticos hubiesen sufrido gravísimas pérdidas -no hace falta más que mirar la lista de pérdidas de Mars para hacerse una idea- la situacion de 1943 no hubiese sido tan acuciante como lo fué para los alemanes.


En esa alternativa, Stalingrado seguiria siendo un objetivo muy apetitoso y cercano, y en su defecto se podría cambiar el eje de ataque a Saratov, mucho menos defendido, y cuya pérdida hubiese sido tan catastrofica para el tráfico fluvial del Volga como la de Stalingrado; y quien controlara el volga controlaba el movimiento de un enorme porcentaje del crudo soviético: sin el la URSS hubiese estado en muy serios problemas, los suficientes como para poder causar su salida de la guerra en una paz pactada en caso de que los alemanes hubiesen jugado bien sus cartas (pero con HItler de jefe supremo, eso no lo veo nada claro).


En todo caso si Uranus hubiese fracasado el VI ejercito y el IV ejercito panzer hubiesen salido intactos de Stalingrado, el frente no se desplomaría, y en lugar de iniciar 1943 en el mismo frente que en 1942, los sovieticos hubiesen tenido que tomar mucha mas tierra...un año más de contienda en el Este no me parece desatinado visto lo que se vió en la vida real.

Dudo que los alemanes fuesen capaces de tomar Stalingrado, ya desde la ofensiva fallida sobre Moscú las cosas pintaban mal para la Wehrmacht, que cada vez estaba en una inferioridad numérica y material mas grande. Creo que un oficial soviético dijo en su día:

"Para los alemanes era imposible tomar Stalingrado, ya que nosotros estabamos dispuestos a sacrificar todas las vidas que fuesen necesarias"

y sin embargo si Stalingrado no cayó fué porque a Hitler no le dió la real gana...por mucho valor que le echaran los sovieticos.

Primero con su estupida concepcion de Case Blue como ataque en dos frentes,dispersando sus fuerzas, en lugar de realizarlo en un solo punto. Si el Grupo de ejercitos A y B no hubiesen existido, y en su lugar la ofensiva hubiese tomado lugar por parte de una fuerza unida y no dividida, a ver quien paraba a los alemanes...que los sovieticos no (en realidad no los pararon, SE PARARON ellos por la fijacion de tomar Stalingrado cuando no había razon ni necesidad de realmente tomarla, mas allá de la pura propaganda).

Segundo con su estúpida idea de mandar los tanques de...Kleist, eran, no?...el IV ejercito panzer al sur para asistir a las tropas camino del Caucaso en lugar de insistir en su avance sobre Stalingrado. En ese momento (inicios-mediados de Julio) Stalingrado era basicamente una ciudad abierta , el frente ruso no existia (se habia desintegrado), y estaba preparada para caer sin esfuerzo. En su lugar el IV ejercito Panzer fué desviado al sur (para bañarse en el Volga, porque cuando llegaron ya no quedaba enemigo que combatir), volvió al norte...y hasta agosto no se llegó a Stalingrado. Momento para el cual ya habia mas de un ejercito de infantería atrincherado en la cuidad.


En cuanto a las ofensivas soviéticas, recordar que Bagration fue una de los avances mas rápidos llevados a cabos por un ejercito en la SGM
Y recordar su coste en vidas humanas sovieticas tampoco estaria mal, para compararlas despues con Barbarroja, por ejemplo...

en todo caso Bagration fué lo que fué porque Hitler quiso que lo fuera. La ofensiva rusa no se podía parar, en eso estamos de acuerdo, pero el Grupo de Ejercitos Centro, aniquilado durante dicha operacion, pudo ser salvado mediante un uso inteligente de la guerra defensiva de movimientos en la que los alemanes eran inigualables. En un escenario así la ofensiva rusa hubiese costado tantas vidas soviéticas que seguramente en lugar de pasar a la historia como uno de los avances mas rapidos de la SGM hubiese pasado a la historia como la ofensiva militar mas sangrienta para las tropas atacantes de la historia. No hay mas que ver las tácticas alemanas de defensa en movimiento, concentración de fuerzas, y contragolpes locales, desde 1943 hasta finales de 1944 para darse cuenta de la que hubiesen podido armar entre sus enemigos.

En su lugar, hitler insistió en la defensa estática ,denegando a sus generales toda esperanza de usar terreno a cambio de tiempo y contraofensivas elegidas segun las ocasiones se presentaran, que era justamente el tipo de guerra que a los sovieticos les daba autenticas migrañas. Y al denegarles esa opción, condenó a muerte a todo un grupo de ejercitos y a cientos de miles de soldados alemanes...

En realidad hitler denegó a sus generales hasta la posibilidad de retirarse silenciosamente un par de kilometros hacia retaguardia, dejando en el frente fuerzas simbolicas para retirarlas en cuanto el previsto bombardeo de preparacion para la ofensiva comenzara...el efecto práctico fué que cuando dicho bombardeo tuvo lugar unidades enteras alemanas se desintegraron bajo la tormenta de fuego y metal que les cayó encima.


Bagration para mi no es una muestra de la valía de los generales soviéticos sino una medida de la absoluta ineptitud e inutilidad de Hitler como lider militar.
Sobre Hitler:
Mi humilde opinión es que mucho no se le debía levantar. De ahí a invadir Polonia sólo hay un paso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

¡Hola, Alejandro!

Vasilevsky era un oficial de estado mayor a quien el propio Shaposhnikov recomendó para la jefatura del Alto Estado Mayor del Ejército Rojo al poco de iniciada la invasión alemana de 1941. Todas las grandes operaciones soviéticas, las que fracasaron y las que tuvieron éxito, fueron concebidas y desarrolladas por este inteligente y frío militar, desde la contraofensiva de Stalingrado hasta el golpe final de Berlín. Hablando en plata, puede decirse que Vasilevsky concebía las operaciones de gran calado, y Zhukov, Konev, Rokossovsky y compañía las ejecutaban. Además, Vasilevsky fue el cerebro que atemperaba las venadas militares de Stalin y las cabezonerías de Zhukov, y gracias a su templanza, inteligencia y lucidez se evitó que los susodichos cometieran todavía mayores torpezas.

Por ello lo cito como ejemplo de gran estratega, con sus fallos (por ejemplo, la contraofensiva enero-marzo de 1943) y sus virtudes (por ejemplo, la brillantez del concepto estratégico de Urano). Y debe tenerse en mente que esas concepciones estratégicas fueron, muchas veces, desbaratadas por las ejecuciones realizadas por los comandantes de campo. Stalin lo consideraba su mejor hombre y, a la manera perversa de su naturaleza, así se lo dejó entrever a Zhukov repetidas veces.

No en vano, David Glantz considera a Vasilevsky como el mejor oficial del Ejército Rojo, y yo no encuentro razones para enmendarle la plana.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

RAM
Teniente
Teniente
Mensajes: 1806
Registrado: 27 Nov 2003 22:23

Medallas

Parches

Mensaje por RAM »

josé luis escribió:¡Hola, Alejandro!

Vasilevsky era un oficial de estado mayor a quien el propio Shaposhnikov recomendó para la jefatura del Alto Estado Mayor del Ejército Rojo al poco de iniciada la invasión alemana de 1941. Todas las grandes operaciones soviéticas, las que fracasaron y las que tuvieron éxito, fueron concebidas y desarrolladas por este inteligente y frío militar, desde la contraofensiva de Stalingrado hasta el golpe final de Berlín.

Bueno eso de "todas las operaciones sovieticas" creo que habría que afirmarlo con matices, Jose Luis. El concepto estrategico de defensa en profundidad de Barbarossa fué originario de Zhukov, por ejemplo. El concepto era válido aunque estuvo a punto de venirse abajo por muchos motivos (ataque aleman antes de que la implementacion fuera completa, meteduras de pata descomunales por parte de los mandos sovieticos, la cerrazon de mente de Stalin en el 41...etc etc etc), y en último término fué el que salvó el día para los soviéticos...


En cuanto al golpe final de Berlin, tengo entendido que Vassilevskiy era jefe del 3er frente bielorruso antes de y durante la toma de Berlin sustituyendo a su antiguo jefe (muerto en accion), y como tal su influencia sobre la toma de Berlin fue minima, el peso principal lo llevo el 1er ejercito bielorruso de Zhukov y el 1er ejercito ucraniano de Konev. Sin embargo hablo de memoria (tengo los libros a 400km de distancia) ,asi que puedo equivocarme..


Y sobre el concepto de Uranus, bien, enorme concentracion de fuerzas "enganchada" en una ciudad+flancos cubiertos por tropas de segunda clase mal equipadas=oportunidad de oro...no hacía falta ser muy adivino para planificar algo así, al menos desde mi punto de vista ;)
Sobre Hitler:
Mi humilde opinión es que mucho no se le debía levantar. De ahí a invadir Polonia sólo hay un paso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

¡Hola, Ram!

Dejando a un margen los problemas de redespliegue y reorganización del ER que estaban teniendo lugar cuando la Wehrmacht atacó, el concepto aplicado a la defensa sovietica en el verano del 41 era puramente táctico. No había una defensa escalonada en profundidad a nivel estratégico (frente), operacional (ejército) y táctico (cuerpos y divisiones), como sí la hubo en Kursk en el 43.

Y el concepto y despliegue tácticos de la defensa soviética en Barbarroja, si bien es verdad que lastrados por lo que he dejado al margen y por una caótica estructura en la cadena de mando del ER, no fue nunca plato fuerte para las tropas de vanguardia alemanas.

Urano sólo era la punta del iceberg de una contraofensiva estratégica de mayor calado, y debes tener en cuenta, Ram, que la negligencia alemana en la previsión del contraataque soviético no aminora la brillantez y la ambición de la estrategia que concibió Vasilevsky, que iba destinada a destruir todo el frente meridional alemán. De hecho, a Manstein le vino de maravilla (lo digo con todos mis respetos al mariscal y al VI E) la numantina tozudez del VI E, pues estuvo a un paso de ver todo su frente colapsado.

Llevas razón en que Vasilevsky no influyó para nada en el desarrollo de las operaciones de Zhukov y Konev contra Berlín, pero él, como jefe del Estado Mayor General del ER fue quien ideó la planificación general y la llave que abrió las posibilidad de que Zhukov y Konev pudieran llevar adelante sus planes: la derroda de los alemanes en Prusia del Este en enero de 1945.

De todas formas, Ram, yo no estoy haciendo propaganda de Vasilevsky, ni está en mi intención desacreditar a Zhukov, Konev, Rokossovsky y compañía. Simplemente creo que Vasilevsky fue el cerebro de la planificación estratégica general del Ejército Rojo a partir de Urano. Y si te sirve de algo, te diré que mis comandantes de campo favoritos del ER fueron Katukov, Rotmistrov y Rokossovsky.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

RAM
Teniente
Teniente
Mensajes: 1806
Registrado: 27 Nov 2003 22:23

Medallas

Parches

Mensaje por RAM »

josé luis escribió:¡Hola, Ram!

Dejando a un margen los problemas de redespliegue y reorganización del ER que estaban teniendo lugar cuando la Wehrmacht atacó, el concepto aplicado a la defensa sovietica en el verano del 41 era puramente táctico. No había una defensa escalonada en profundidad a nivel estratégico (frente), operacional (ejército) y táctico (cuerpos y divisiones), como sí la hubo en Kursk en el 43.

Y el concepto y despliegue tácticos de la defensa soviética en Barbarroja, si bien es verdad que lastrados por lo que he dejado al margen y por una caótica estructura en la cadena de mando del ER, no fue nunca plato fuerte para las tropas de vanguardia alemanas.

no estoy del todo de acuerdo, puesto que el dispositivo sovietico del 41 era justamente lo que resaltas en el segundo párrafo...dejar que las tropas del frente fueran "pesca" para los alemanes y que se dejaran (literalmente) la piel y la vida defendiendo lo indefendible, ganando así el tiempo necesario para establecer lineas de defensa en profundidad en las que la marea alemana se chocara como olas contra un dique. El plan era que los alemanes aniquilarian las tropas defendiendo el frente, y las lineas de defensa en profundidad igual, pero antes o despues acabarían por perder el momento y la fuerza, estampandose contra alguna de las lineas soviéticas.


Por supuesto se debia evitar que los soldados y oficiales de las tropas del frente supieran que iban a ser mandados al matadero sí o sí, porque en tal caso probablemente se rendirían antes y perderían las ganas de luchar. De ese modo, los planes de defensa soviéticos se mantuvieron fuera del alto círculo de STAVKA.


El plan en sí era válido e inteligente (aunque inmensamente cruel e inhumano, era lo único que realisticamente hablando podía parar una invasión alemana en 1941 dado el estado de la oficialidad del ejercito rojo y del ejercito rojo mismo comparados con la excepcional Wehrmacht), sin embargo estuvo a un pelo de fallar de base: la Panzerwaffe resultó ser un adversario incluso más formidable que las peores previsiones de Zhukov. Aun así si los alemanes fueron detenidos en Barbarroja gran parte del crédito hay que dárselo a quien propuso el plan puesto en práctica...muchos otros generales de la URSS apostaban por la defensa a ultranza en el frente mismo, lo que hubiese sido una catástrofe sin límites para los soviéticos contra la excepcional movilidad y calidad de las formaciones blindadas alemanas.


Le propongo la siguiente lectura para entender mejor la mentalidad soviética de preguerra y la génesis del plan defensivo soviético durante Barbarroja...es inmensamente interesante y muy clarificador acerca de algunos aspectos de cómo los soviéticos se prepararon para el inminente ataque alemán (no lo reproduzco aqui porque está en inglés y es larguísimo de traducir)

http://militera.lib.ru/h/fugate/01.html
Sobre Hitler:
Mi humilde opinión es que mucho no se le debía levantar. De ahí a invadir Polonia sólo hay un paso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

¡Hola, Ram!

Todavía no he leído tu enlace, pero nada más verlo me imagino que me has puesto parte de la obra de Bryan I. Fugate, Operation Barbarossa: Strategy and Tactics on Eastern Front, 1941 .

Debo decirte, con todos mis respetos como siempre, que la tesis general de la obra de Fugate (que Stalin estaba preparado para la invasión alemana y para eso se planificó el plan defensivo que tú has resumido en tu intervención anterior) no se sostiene de ninguna manera.

Si me lo permites, me abstengo de rebatirla aquí, con lo que me ahorro tiempo y trabajo, y te emplazo a que leas cualquiera de las críticas que ha suscitado el trabajo de Fugate. Por ejemplo, búscate en Google la siguiente:

Inventing History:
Soviet Military Genius Revealed
Lieutenant Colonel Barry D. Watts
Dr. Williamson Murray
Air University Review, March-April 1985

Ya me contarás.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
peiper
Capitán
Capitán
Mensajes: 2651
Registrado: 04 Nov 2003 22:46

Medallas

Parches

Mensaje por peiper »

¡¡¡Excelente¡¡¡¡¡¡¡ , señores, sigo su tertulia sobre el tema con especial atención , gracias a su trabajo y colaboración, desde luego , conocía tal operación , pero nunca me había parado a pensar en la misma , ni la magnitud de las fuerzas enfrentadas.
realmente ,muy interesante , y porfavor , si tenéis más datos o información ,adelante camaradas.

Saludos.
Los hijos de Doom enseñaron a mi señor el camino hasta la montaña del poder. Le dijeron que tirara su espada y volviera a la tierra. Ya habrá tiempo para que retorne a la tierra para la tumba !!!

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

¡Hola a todos!

Aunque me va a costar un poco de trabajo, creo interesante dar a conocer (a los que no lo conozcan) el orden de batalla más completo que conozco de los frentes de ejércitos soviéticos con los que contaba el mariscal Zhukov para la Operación Marte (25 de noviembre a 14 de diciembre de 1942). Los datos los ordeno del Apéndice B del libro de David M. Glantz, "Zhukov's Greatest Defeat: The Red Army's Epic Disaster In Operation Mars, 1942", Modern War Studies, University Press of Kansas, 1999.

Principales ejércitos atacantes bajo el mando de Zhukov:

FRENTE DE KALININ
Comandante: general del ejército M. A. Purkaev
Comisario: teniente general D. S. Leonor
Jefe de estado mayor: general M. V. Zakharov

1) 41º EJÉRCITO
Comandante: Mayor general G. S. Tarasov (diciembre 1942: mayor general I. M. Managarov)
Comandante asistente: mayor general I. I. Popov

-6º Cuerpo de Fusileros Voluntarios Siberianos (mayor general S. I. Povetkhin)

--150ª DFVS (Coronel N. O. Gruz)
--74ª Brigada de Fusileros Voluntarios Siberianos (coronel I. P. Repin)
--75ª BFVS (coronel A E. Vinogradov)
--78ª BFVS (coronel I. P. Sivakov)
--91ª Brigada de Fusileros (coronel F. I. Lobanov, herido el 13/12)
--17ª División de Fusileros de Guardias (coronel E. V. Dobrovol’sky, mayor general el 17/11).
--93ª División de Fusileros (hasta el 1/12 coronel S. E. Iseev; desde el 2/12 mayor general G. A. Latyshev)
--134ª División de Fusileros (coronel A. P. Kvashnin)
--234ª DF (coronel S. I. Tur’ev)
--262ª DF (mayor general V. K. Gorbachev)

-1º Cuerpo Mecanizado
Comandante: mayor general M. D. Solomatin
Comisario: coronel G. I. Kuparev
Comandante suplente: coronel A. M. Goriainov, herido mortalmente el 28/11.
Jefe de estado mayor: coronel I. V. Dubovoi
Comandante de artillería: coronel B. S. Trakhtenberg, herido el 5/12
Comandante suplente servicios retaguardia: mayor general I. N. Shevchenko, herido el 14/12

--19ª Brigada Mecanizada: coronel V. V. Ershov, herido el 5/12, y desde esa fecha el teniente coronel L. V. Dubrovin
--35ª Brigada Mecanizada: teniente coronel V. L. Kuz’menko
---4º Regimiento de Tanques: mayor M. N. Afanas’ev, herido el 27/11
--37ª Brigada Mecanizada: teniente coronel M. N. Shanaurin, herido el 8/12, y desde esa fecha el capitán P. R. Ugriumov
---3º Regimiento de Tanques: Mayor E. M. Pavlenko
--65ª Brigada de Tanques: teniente coronel A. I. Shevchenko
--219ª Brigada de Tanques: coronel Ia A. Davidov, herido el 2/12 y desde esa fecha el teniente coronel S. T. Khilobok
--47ª Brigada Mecanizada: coronel I. F. Dremov
--48ª Brigada Mecanizada: coronel Sheshchubakov
--104ª Brigada de Tanques (transferida desde el 22º Ejército el 1/12): mayor A. G. Zubatov
--154ª Brigada de Tanques (del 43º Ejército el 1/12): teniente coronel F. V. Artamonov
--40º Regimiento de Tanques Independientes (1/12)
--229º Regimiento de Tanques Independientes (1/12): mayor Shmelev

Mañana continuaré con el 22º Ejército.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

2) 22º EJÉRCITO
Comandante: mayor general V. A. Lushkevich, y en diciembre de 1942 el mayor general D. M. Seleznev
Jefe de estado mayor: mayor general M. A. Shalin

-155ª División de Fusiles: hasta el 5/12 coronel A. P. Blinov; desde el 6/12 coronel I. V. Karpov
-185ª DF: coronel M. F. Andriushchenko
-238ª DF: hasta el 3/12 coronel I. V. Karpov; desde el 4/12 coronel T. E. Eroshin
-362ª DF: hasta el 10/12 mayor general V. N. Dalmatov; desde el 13/12 coronel N. F. Pukhovsky
-114ª Brigada de Fusiles

-3º Cuerpo Mecanizado
Comandante: mayor general M. E. Katukov
Comisario: N. K. Popel
Jefe de estado mayor: coronel M. T. Nikitin
--1ª Brigada Mecanizada: coronel I. V. Mel’nikov
--3ª Brigada Mecanizada: coronel A. Kh. Babadzhanian
--10ª Brigada Mecanizada
--1ª Brigada de Tanques de Guardias: coronel V. M. Gorelov
--49ª Brigada de Tanques: mayor V. S. Chernichenko

-104ª Brigada de Tanques (al 41º Ejército el 1/12): mayor A. G. Zubatov
-39º Regimiento de Tanques Independiente: mayor A. F. Burda

3) 39º EJÉRCITO
Comandante: mayor general A. I. Zygin
Comisario: V. R. Boiko

-135ª División de Fusiles: coronel V. G. Kovalenko
-158ª DF: coronel M. M. Busarov
-178ª DF: mayor general A. G. Kudriavtsev
-186ª DF: mayor general V. K. Urbanovich
-348ª DF: coronel I. A. Il’ichev
-373ª DF: coronel K. I. Sazonov
-100ª Brigada de Fusiles
-101ª BF
-117ª BF
-136ª BF
-28ª Brigada de Tanques: coronel K. A. Malygin (7/12 comandante del 3º Ejército de Choque de las fuerzas blindadas); desde el 8/12 teniente coronel E. M. Kovalev
-81ª Brigada de Tanques: coronel D. I. Kuz’min, herido el 26/11; desde el 13/12 coronel A. S. Nikolaev
-46ª Brigada Mecanizada: teniente coronel Menshurin
-28º Regimiento de Tanques
-29º RT
-32º RT

FRENTE OCCIDENTAL
Comandante: coronel general I. S. Konev
Comisario: teniente general N. A. Bulganin
Jefe de estado mayor: coronel general V. D. Sokolovsky

1) 20º EJÉRCITO
Comandante: hasta el 8/12 mayor general N. I. Kiriukhin; desde el 8/12 teniente general M. S. Khozin

-8º Cuerpo de Fusiles de Guardias: mayor general F. D. Zakharov hasta el 23/12; desde el 24/12 mayor general A. S. Ksenofontov
--26ª División de Fusiles de Guardias: mayor general I. I. Korzhenevsky
--148ª Brigada de Fusiles
--150ª Brigada de Fusiles
-1ª División de Fusiles Motorizada de Guardias: hasta el 3/12 mayor general V. A. Reviakhin; desde el 4/12 coronel N. A. Kropotin
-20ª División de Fusiles de Guardias (transferida del 31º Ejército el 1/12): hasta el 30/11 mayor general I. F. Dudarev; desde 3/12 coronel P. la. Tikhonov
-30ª DFG (del 5º Ejército el 11/12): mayor general A. D. Kuleshov
-42ª DFG: mayor general F. A. Bobrov
-243ª División de Fusiles (del RVGK el 12/12): coronel A. A. Kutsenko
-247ª DF: mayor general G. D. Mukhin
-251ª DF: coronel B. B. Gorodovikov
-326ª DF: hasta el 12/12 coronel G. P. Karamyshev; desde el 13/12 teniente coronel I. I. Laremenko
-331ª DF: coronel P. F. Berestov
-354ª DF (del 31º Ejército el 1/12): coronel D. F. Alekseev
-48ª Brigada de Ski
-5º Cuerpo de Tanques: hasta 20/12 mayor general K. A. Semenchenko; desde 20/12 coronel M. G. Sakhno
--24ª Brigada de Tanques: coronel V. V. Sytnik
--41ª BT: teniente coronel N. P. Nikolaev
--70ª BT: teniente coronel K. N. Abramos, herido el 12/12; teniente coronel F. la. Degtev, herido el 13/12; teniente Ehmulov
--5ª Brigada de Fusiles Motorizada: teniente coronel G. G. Skripka, herido el 12/12; desde entonces mayor A. I. Khailenko
-6º Cuerpo de Tanques: mayor general A. L. Getman, enfermó; hasta el 11/12 coronel P. M. Arman; desde el 11/12 coronel I. I. Lushchuk
--22ª Brigada de Tanques: coronel N. G. Vedenichev
--100ª BT: coronel I. M. Ivanov
--200ª BT: coronel V. P. Vinakurov, muerto el 31/11; desde entonces coronel N. A. Luplin
--6ª Brigada de Fusiles Motorizada: hasta el 26/11 coronel I. T. Esipenko; comisario de batallón E. F. Rybalko, muerto el 31/11; del 1 al 11/12 coronel I. I. Lushchuk; desde el 11/12 teniente coronel I. I. Savransky
-11ª Brigada de Tanques: coronel M. M. Balykov
-17ª BT (al 29º Ejército el 1/12): teniente coronel I. D. Beloglazov
-18ª BT: teniente coronel V. F. Kotov
-20ª BT (al 29º Ejército el 1/12): coronel N. P. Konstantinov, muerto el 4/12
-25ª BT: coronel N. K. Volodin
-31ª BT: coronel V. E. Grigor’ev, herido el 1/12; desde 2/12 teniente coronel V. F. Orlov
-32ª BT (el 1/12): teniente coronel P. I. Chepiakin
-80ª BT: Coronel V. N. Buslaev
-93ª BT: mayor Tchipkov
-145ª BT (al 31º Ejército el 1/12): coronel S. S. Sergeevka
-240ª BT: teniente coronel I. D. Ivliev
-255ª BT: hasta el 9/12 teniente coronel I. F. Ivanov; desde el 10/12 mayor A. I. Litovka

-2º Cuerpo de Caballería de Guardias: mayor general V. V. Kriukov
--3ª División de Caballería de Guardias: coronel M. D. Lagodin
--4ª DCG: coronel G. I. Pankratov
--20ª División de Caballería: coronel P. T. Kursakov


EJÉRCITOS DE APOYO:
30º EJÉRCITO: mayor general V. la. Kolpakchi
-16ª División de Fusiles de Guardias: mayor general Shafronov
-52ª División de Fusiles: coronel L. I. Vagin
-215ª DF: mayor general A. F. Kupriianov
-220ª DF: coronel S. G. Poplavsky
-274ª DF: coronel V. P. Shul’ga
-359ª DF: coronel V. K. Guriashin
-369ª DF: coronel M. Z. Kazishvili
-375ª DF: coronel P. D. Govorunenko
-380ª DF (del 39º Ejército el 15/11): coronel M. N. Smirnov
-130ª Brigada de Fusiles
-49ª Brigada de Ski
-35ª Brigada de Tanques (10º de Guardias el 19/11): mayor A. R. Burlyga
-196ª BT: teniente coronel E. E. Dukhovny
-238ª BT: (al RVKG el 1/12): mayor V. I. Evsiukov

31º EJÉRCITO: mayor general V. S. Polenov
-20ª División de Fusiles de Guardias (al 20º Ejército el 1/12):
-88ª División de Fusiles: coronel A. F. Molotov
-118ª DF: coronel A. la. Vedenin
-133ª DF: coronel N. A. Krymsky
-139ª DF: hasta el 25/11 teniente coronel I. I. Laremenko; desde entonces teniente coronel N. Sukharev
-239ª DF: mayor general P. N. Chernyshev
-246ª DF: hasta el 7/12 mayor M. G. Fedorenko; del 8 al 22/12 coronel P. L. Mishchenko; desde el 22/12 coronel E. G. Ushakov
-336ª DF: mayor general V. S. Kuznetsov
-354ª DF (al 20º Ejército el 1/12): coronel D. F. Alekseev
-371ª DF: coronel N. N. Oleshev
-32ª Brigada de Tanques: teniente coronel P. I. Chepiakin
-92ª BT: teniente coronel N. B. Martynov
-145ª BT: coronel S. S. Sergeevka

29º EJÉRCITO: mayor general E. P. Zhuravlev
-3ª División de Fusiles Motorizada de Guardias (1/12): coronel A. I. Akimov
-19ª DF (del 5º Ejército el 1/12): coronel G. A. Gogolitsyn
-82ª DF: coronel I. V. Pisarev
-312ª DF: coronel A. G. Moiseevsky
-415ª DF (al 20º Ejército el 10/12): hasta el 11/12 coronel V. F. Samoilenko; desde entonces coronel A. I. Golovanov
-28ª Brigada de Fusiles
-35ª BF
-40ª BF
-49ª BF
-9ª Brigada de Tanques de Guardias: coronel I. D. Beloglazov
-20ª Brigada de Tanques (del 20º Ejército el 1/12): coronel N. P. Konstantinov
-120ª BT (del 5º Ejército el 1/12): coronel N. I. Bukov
-161ª BT (del 5º Ejército el 1/12): coronel S. I. Alaev
-175ª BT: teniente coronel K. K. Stepanov
-213ª BT (del 33º Ejército el 10/12): teniente coronel Z. S. Gaev
-256ª BT (del 33º Ejército el 10/12): teniente coronel A. N. Pavliuk-Moroz

Éstas son las principales formaciones que intervinieron en la Operación Marte de Zhukov. Glantz ofrece un despliegue meticuloso del orden de batalla, pero me llevaría horas copiarlo y pienso que sólo puede interesar a un nivel de conocimientos elevado. En resumen, la fuerza de los frentes Kalinin y Occidental (en porcentaje del total de fuerzas soviéticas en el frente ruso-germano) tenía un sector de 1.050 kilómetros de anchura (17%), sumaba un total de 1.890.000 hombres (31.4%), 24.682 cañones y morteros (32%), 3.375 tanques (45.9%) y 1.170 aviones (38.6%).

¡Casi nada! Y Zhukov en sus memorias tiene la desfachatez de contar que Marte era una operación de diversión. ¡Habrase visto!

Una comparativa detallada entre Marte y Júpiter versus Urano y Saturno, ofrece el siguiente resultado:

Marte:
• Principal: 43.5 divisiones de fusileros; 51 brigadas móviles; 59 regimientos de artillería; 26 regimientos antitanque; 17 regimientos antiaéreos y 25 batallones de ingenieros
• Secundario y reservas: 20.5 divisiones de fusiles; 5.5 brigadas móviles; 11 regimientos de artillería; 5 regimientos antitanque; 5 regimientos antiaéreos y 26 batallones de ingenieros
• Total: 64 divisiones de fusiles; 56.5 brigadas móviles; 70 regimientos de artillería; 31 regimientos antitanque; 22 regimientos antiaéreos y 51 batallones de ingenieros

Júpiter:
• Principal: 21.5 divisiones de fusiles; 25 brigadas móviles; 29 regimientos de artillería; 10 regimientos antitanque; 9 regimientos antiaéreos y 6 batallones de ingenieros
• Secundario y reservas: 7 divisiones de fusiles; 2 brigadas móviles; 9 regimientos de artillería; 3 regimientos antitanque; 7 regimientos antiaéreos y 33 batallones de ingenieros
• Total: 28.5 divisiones de fusiles; 27 brigadas móviles; 38 regimientos de artillería; 13 regimientos antitanque; 16 regimientos antiaéreos y 39 batallones de ingenieros

Urano:
• Principal: 34.5 divisiones de fusiles; 37.5 brigadas móviles; 54 regimientos de artillería; 34 regimientos antitanque; 21 regimientos antiaéreos y 29 batallones de ingenieros
• Secundario y reservas: 30.5 divisiones de fusiles; 7 brigadas móviles; 24 regimientos de artillería; 6 regimientos antitanque; 10 regimientos antiaéreos y 62 batallones de ingenieros
• Total: 65 divisiones de fusiles; 44.5 brigadas móviles; 78 regimientos de artillería; 40 regimientos antitanque; 31 regimientos antiaéreos y 91 batallones de ingenieros

Saturno:
• Principal: 19 divisiones de fusiles; 25 brigadas móviles; 38 regimientos de artillería; 6 regimientos antitanque; 12 regimientos antiaéreos y 16 batallones de ingenieros
• Secundario y reservas: 6 divisiones de fusiles; 7.5 brigadas móviles; 1 regimiento de artillería; 0 regimientos antitanque; 0 regimientos antiaéreos y 1 batallón de ingenieros
• Total: 25 divisiones de fusiles; 32.5 brigadas móviles; 39 regimientos de artillería; 6 regimientos antitanque; 12 regimientos antiaéreos y 17 batallones de Ingenieros

Gran Total Marte y Júpiter: 92.5 divisiones de fusiles; 83.5 brigadas móviles; 108 regimientos de artillería; 44 regimientos antitanque; 38 regimientos antiaéreos y 90 batallones de ingenieros

Gran Total Urano y Saturno: 90 divisiones de fusiles; 77 brigadas móviles; 117 regimientos de artillería; 46 regimientos antitanque; 43 regimientos antiaéreos y 108 batallones de ingenieros


Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

La fuerza en tanques:

Marte:

• 1º Cuerpo Mecanizado: Fuerza operacional: 306 tanques
• 2º Cuerpo Mecanizado: Fuerza operacional: 215 tanques
• 3º Cuerpo Mecanizado: Fuerza operacional: 232 tanques
• 5º Cuerpo de Tanques: Fuerza operacional: 131 tanques
• 6º Cuerpo de Tanques: Fuerza operacional: 170 tanques
• 8º Cuerpo de Tanques: Fuerza operacional: 123 tanques
• 20 brigadas de tanques independientes: Fuerza táctica: 820 tanques
• 1 brigada mecanizada independiente: Fuerza táctica: 35 tanques
• 10 regimientos de tanques independientes: Fuerza táctica: 230 tanques
• 6 batallones de tanques independientes: Fuerza táctica: 90 tanques
• Total fuerza operacional: 1.177 tanques
• Total fuerza táctica: 1.175 tanques
• Total: 2.352 tanques

Júpiter:

• 9º Cuerpo de Tanques: operacional: 168 tanques
• 10º CT: operacional: 168 tanques
• 3º Ejército de Tanques
-3º Cuerpo de Tanques: operacional: 168 tanques
-12º CT: operacional: 168 tanques
-15º CT: operacional: 168 tanques

• 10 brigadas de tanques independientes: táctica: 410 tanques
• 1 batallón independiente de tanques: táctica: 15 tanques
• Total operacional: 840 tanques
• Total táctica: 425 tanques

Total Marte-Júpiter: operacional: 2.072 tanques – táctica: 1.600 tanques
Gran Total: 3.672 tanques

Urano:

• 1º Cuerpo de Tanques: operacional: 136 tanques
• 26º CT: operacional: 161 tanques
• 4º CT: operacional: 143 tanques
• 16º CT: operacional: 103 tanques
• 13º CT: operacional: 113 tanques
• 4º Cuerpo Mecanizado: operacional: 109 tanques
• 13 brigadas de tanques independientes: táctica: 540 tanques
• 111 regimientos de tanques independientes: 255 tanques
• Total operacional: 765 tanques
• Total táctica: 795 tanques
• Total: 1.560 tanques

Saturno:

• 17º CT: operacional: 168 tanques
• 18º CT: operacional: 160 tanques
• 24º CT: operacional: 159 tanques
• 25º CT: operacional: 160 tanques
• 1º Cuerpo Mecanizado de Guardias: operacional: 163 tanques
• 5º Cuerpo Mecanizado: operacional: 183 tanques
• 1 brigada de tanques independiente: táctica: 41 tanques
• 8 regimientos de tanques independientes: 184 tanques
• Total operacional: 993 tanques
• Total táctica: 225 tanques
• Total: 1.218 tanques

Total Urano-Saturno: operacional: 1.758 tanques – táctica: 1.020 tanques
Gran Total: 2.778 tanques

Si añadimos a Urano-Saturno las reservas estratégicas de:
• Tambov: 2º Cuerpo Mecanizado de Guardias: 215 tanques
• Moscú: 6º Cuerpo Mecanizado: 215 tanques
• Sur: 2º Cuerpo de Tanques: 168 tanques
• Sur: 7º CT: 168 tanques
• Sur: 23º CT: 168 tanques

Tenemos un total de reserva estratégica de 734 tanques, que sumados al gran total de 2.778 tanques arroja un total final de 3.512 tanques para Urano-Saturno, contra los 3.672 de Marte-Júpiter.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

Las bajas soviéticas unidad por unidad, según informes del Noveno Ejército alemán:

41º EJÉRCITO:
1º Cuerpo Mecanizado
-19ª Brigada Mecanizada: destruida
-35ª Brigada Mecanizada: destruida
-37ª Brigada Mecanizada: destruida
-65ª Brigada de Tanques: destruida
-219ª Brigada de Tanques: destruida

47ª Brigada Mecanizada: destruida
48ª Brigada Mecanizada: severamente dañada

6º Cuerpo de Fusiles Stalin
-74ª Brigada de Fusiles: destruida
-75ª Brigada de fusiles: destruida en un 80-90%
-78ª Brigada de Fusiles: destruida en un 75%
-91ª Brigada de Fusiles: destruida en un 75%
-150ª División de Fusiles: sin datos (estimada destrucción en un 60%)

229º Regimiento de Tanques: destruido en un 50%

22º EJÉRCITO:
3º Cuerpo Mecanizado:
-1ª Brigada Mecanizada: sin datos
-3ª Brigada Mecanizada: destrucción en tanques del 75%
-10ª Brigada Mecanizada: destruida en un 80%
-1ª Brigada de Tanques de Guardias: severamente dañada
-49ª Brigada de Tanques: severamente dañada
104ª Brigada de Tanques: severamente dañada

39º EJÉRCITO:
28ª Brigada de Tanques: severamente dañada
81ª BT: severamente dañada
46ª Brigada Mecanizada: fuera de combate
28º Regimiento de Tanques: 50%
29º Regimiento de Tanques: 30%
32º Regimiento de Tanques: sin datos

20º EJÉRCITO:
5º Cuerpo de Tanques:
-24ª Brigada de Tanques: severamente dañada
-41ª BT: severamente dañada
-70ª BT: severamente dañada

6º Cuerpo de Tanques:
-22ª Brigada de Tanques: severamente dañada
-100ª BT: severamente dañada
-200ª BT: severamente dañada

111ª Brigada de Tanques: severamente dañada
17ª BT: severamente dañada
18ª BT: destruida
20ª BT: destruida
25ª BT: destruida
31ª BT: destruida
32ª BT: 50%
80ª BT: destruida
93ª BT: severamente dañada
140ª BT: severamente dañada
255ª BT: severamente dañada

31º EJÉRCITO:
145ª Brigada de Tanques: destruida
332ª BT: destruida

30º EJÉRCITO:
10ª Brigada de Tanques de Guardias: 50%

29º EJÉRCITO:
20ª Brigada de Tanques: destruida entre el 12 y 14 de diciembre
120ª BT: severamente dañada entre el 12 y 14 diciembre
161ª BT: severamente dañada entre el 12 y 14 diciembre

Los informes alemanes estiman las pérdidas de personal y equipo de todas las divisiones de fusiles comprometidas entre el 50 y el 80%. La cuenta final alemana expone las siguientes pérdidas soviéticas:

Personal: 200.000
Prisioneros: 4.662
Desertores: 610
Tanques: 1.847
Cañones campaña: 279
Cañones Antitanque y AA: 353
Morteros: 264
Lanzadores granadas: 183
Ametralladoras: 8.718
Vehículos blindados: 78
Vehículos: 1.247
Aviones: por la Luftwaffe: 97; por la infantería: 30

En conjunto, de acuerdo con las fuentes soviéticas recientemente a mano, los frentes Kalinin y Occidental tuvieron 606.171 muertos y 1.172.948 heridos durante todo el año de 1942. Restando las bajas ocurridas en las operaciones de Rzhev-Viazma (enero-abril) y Rzhev-Sychevka (agosto), esto deja las pérdidas de la Operación Marte en unos 100.000 muertos y desaparecidos, y unos 235.000 heridos. Lo que está más o menos de acuerdo con las estimaciones alemanas.

En términos comparativos, Zhukov perdió unos 335.000 hombres en Marte, que fue una operación que no llegó al mes de duración. Vasilevsky perdió 485.000 hombres en los dos meses y medio que le llevó conseguir la victoria sobre Stalingrado. Pero además, en las pérdidas de Vasilevsky se incluyen las sufridas no sólo en Urano, sino también en las operaciones Pequeño Saturno, Kotel’nikovsky y la de la reducción del cerco de Stalingrado.

Por todo ello, se puede afirmar sin ningún genero de dudas que la Operación Marte de Zhukov acabó en uno de los mayores desastres de la historia.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

moabit

Mensaje por moabit »

Jose Lúis dijo:
"... Urano:
... • 13 brigadas de tanques independientes: táctica: 540 tanques
• 111 regimientos de tanques independientes: 255 tanques ..."


me imagino que habras querido decir 11 regimientos de tanques independientes, ya sé que es un poco "chincar al personal".

Los regimientos tenían pocos carros, pero llegal al extremo de 2,3 tanques por regimiento, es hilar muy fino, veinte a treinta carros por Regimiento es mucho más real, pero lo dicho, es solo por decir algo.

Es lo único que nos dejas hacer, chincar y chincar, un saludo afectuoso.

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

¡Mon Dieu! ¡Qué barbaridad! :shock:


Menos mal, estimado Moabit, que has reparado en ello. Efectivamente, se trata de 11 regimientos (que de todas formas no alcanzan su fuerza organizacional), aunque para mi descargo este gazapo aparece tal cual en el original del libro. Pero con tantos números y traduciendo directamente al papel no me extraña que yo también lo haya pasado por alto.

Muchas gracias, ¿habrá algún gazapo más?

Por otra parte, el asunto tiene mil cosas que contar, preguntar, debatir, conversar..... Yo sólo he dado una introducción, aunque amplia, es verdad.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Guderian
Sargento
Sargento
Mensajes: 233
Registrado: 18 Abr 2004 21:53
Agradecido : 3 veces

Mensaje por Guderian »

MADRE DIOS! :shock :shock :shock , estos son los post que me demuestran cuan ignorante soy.

Adelante Sres. es un AUTENTICO PLACER leerles.

Saludos
¡El tanque del comandante al frente, como guía a seguir! - Heinz-Wilhelm Guderian

ToKoTo
General de División
General de División
Mensajes: 5664
Registrado: 11 Feb 2005 21:20
Ubicación: 41º 37' 12" N, 0º 37' 47" E
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por ToKoTo »

Guderian es que avanzas tan rápido con tus Panzers en La blitzkrieg que te pierdes jajajaja (es broma) :P
Escribe bien, nos entenderemos todos
Cerebro, tu no me agradas y yo no te agrado, así que sácame de esta y después te sigo matando con cerveza.

Avatar de Usuario
hoff
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 12717
Registrado: 15 May 2005 12:58
Ubicación: Al ladito-ladito del cementerio
Agradecimiento recibido: 9 veces

Mensaje por hoff »

Aporte de datos en bruto, si señor, así es como se hace un foro de historia militar, felicidades a ambos :dpm:

La diferencia en las consecuencias de Marte para los soviéticos (derrota, pero no brutal) y Stalingrado para los alemanes (derrota casi estupefaciente) quizás venga dada no solo por el número de bajas en sentido absoluto, sino en sentido relativo (que les quedaba a los soviéticos y alemanes por movilizar y la calidad de las tropas perdidas), sino también por el sentido político y propagandístico del hecho. Todos esperaban una cagada soviética (menos los soviéticos, claro), pero nadie esperaba una derrota (cerco y reducción) de una parte del invicto ejercito alemán (acostumbrarse a la victoria tiene esas cosas).

Una cosa que quisiera que se analizara es la influencia que la "maskirovka" (el enmascaramiento y engaño) soviética tuvo tanto en la contraofensiva soviética en Stalingrado como en Marte. ¿Tuvieron la misma influencia? :arrow:
El miedo es natural en el prudente
Y el saberlo vencer es ser valiente


Alonso de Ercilla (1539-1594)

josé luis
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1336
Registrado: 04 Dic 2004 09:18

Parches

Mensaje por josé luis »

¡Hola, Hoff!

Conociendo tu fina ironía epistolar, ¿no estarás insinuando subrepticiamente lo que Zhukov escribió en sus memorias desvergonzadamente? Esto es, cualquier tipo de conexión de Marte con Urano, y en especial que la primera fue una operación de diversión (que podía encuadrarse dentro de la maskirovka soviética) para clavar a las formaciones alemanas del GEC e impedir su despliegue meridional. Je, je.

Ya en serio, toda operación de cierta envergadura llevaba implícita el despliegue de otra operación destinada al engaño, camuflaje o desconcierto enemigo. Los rusos, a mi juicio, consiguieron su mejor obra con la Operación Bagration del verano de 1944. Pero tanto en Marte como en Urano estuvieron muy lejos de aproximarse a su éxito posterior de Bagration. Lo que pasa es que Marte iba dirigida contra las formaciones de un comandante de campo enérgico y capacitado, sobre todo en operaciones defensivas. Model calibró perfectamente la amenaza que se le venía encima, y amenazó al OKH con dimitir si no se le hacía caso y le concedían las unidades de reserva que solicitó (si no recuerdo mal ya le pertenecían, pero se intentaba desplegarlas hacia el sur). Urano, en cambio, iba dirigida contra las formaciones de un "comandante de campo" incompetente (y no entro a examinar las razones de su incompetencia, fácilmente comprensibles). Un Model en el lugar y puesto de Paulus jamás se dejaría engañar (ni permanecería escandalosamente pasivo como Paulus) de esa manera, y sabría evaluar correctamente las advertencias previas que realmente recibió Paulus sobre el movimiento y concentración de fuerzas soviéticas.

Saludos cordiales
José Luis
“La autoridad del Estado no puede existir como un fin en sí mismo, ya que en tal caso todas las tiranías de la Tierra serían inatacables y quedarían consagradas. Si un Gobierno recurre a la fuerza para llevar a un pueblo a la ruina, la rebelión no es sólo un derecho, sino un deber para cada ciudadano de ese pueblo” (Adolf Hitler, “Mi Lucha”).
ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
hoff
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 12717
Registrado: 15 May 2005 12:58
Ubicación: Al ladito-ladito del cementerio
Agradecimiento recibido: 9 veces

Mensaje por hoff »

josé luis escribió:¡Hola, Hoff!

Conociendo tu fina ironía epistolar, ¿no estarás insinuando subrepticiamente lo que Zhukov escribió en sus memorias desvergonzadamente? Esto es, cualquier tipo de conexión de Marte con Urano, y en especial que la primera fue una operación de diversión (que podía encuadrarse dentro de la maskirovka soviética) para clavar a las formaciones alemanas del GEC e impedir su despliegue meridional. Je, je.

Ya en serio, toda operación de cierta envergadura llevaba implícita el despliegue de otra operación destinada al engaño, camuflaje o desconcierto enemigo. Los rusos, a mi juicio, consiguieron su mejor obra con la Operación Bagration del verano de 1944. Pero tanto en Marte como en Urano estuvieron muy lejos de aproximarse a su éxito posterior de Bagration. Lo que pasa es que Marte iba dirigida contra las formaciones de un comandante de campo enérgico y capacitado, sobre todo en operaciones defensivas. Model calibró perfectamente la amenaza que se le venía encima, y amenazó al OKH con dimitir si no se le hacía caso y le concedían las unidades de reserva que solicitó (si no recuerdo mal ya le pertenecían, pero se intentaba desplegarlas hacia el sur). Urano, en cambio, iba dirigida contra las formaciones de un "comandante de campo" incompetente (y no entro a examinar las razones de su incompetencia, fácilmente comprensibles). Un Model en el lugar y puesto de Paulus jamás se dejaría engañar (ni permanecería escandalosamente pasivo como Paulus) de esa manera, y sabría evaluar correctamente las advertencias previas que realmente recibió Paulus sobre el movimiento y concentración de fuerzas soviéticas.

Saludos cordiales
José Luis
No, hombre, cavar las tumbas de centenares de miles de hombres solo por engañar es llevar el engaño como un pelin lejos; a lo que me refería es al engaño soviético dentro estrictamente de lo que fué Stalingrado, ocultando en lo posible las tropas soviéticas.

Otra cosa sería la combinación entre la total inadecuación de Paulus como comandante de campo, el desprecio alemán por las posibilidades operativas soviéticas, el engaño en sí y (y no creo que esto sea moco de pavo) las exigencias de Hitler respecto a tomar Stalingrado como fuera (incluso usando las tripulaciones de los tanques como infantería).

Las memorias de los generales, como la memoria de mucha gente suelen ser selectivas. Es muy dificil encontrar unas memorias de un general (o de cualquier otra persona) admitiendo francamente "fui un idiota y la cagué"; esto no se circunscribe, por supuesto, a los generales soviéticos.
El miedo es natural en el prudente
Y el saberlo vencer es ser valiente


Alonso de Ercilla (1539-1594)

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13706
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 28 veces

Re: La Operación Marte

Mensaje por APV »

Se que es un tema antiguo pero me gustaría rescatarlo.

En ese número de tropas de los frentes implicados y del área de defensa de Moscú elevan mucho las fuerzas rusas pero en la práctica el número de tropas realmente desplegadas para la ofensiva o en los sectores del frente directamente implicados eran menores.

Ciertamente es dudoso que fuera meramente una acción de distracción, aunque si subordinada en parte a Urano (la fecha dependió de la segunda), o al menos intentando combinarlas. Pero los alemanes estaban al tanto con lo que la batalla en cierta manera se parece a la de Kurks porque los alemanes habían reforzado el dispositivo y desplegado reservas para apoyarlo.

Lo cuál al mismo tiempo fue un error estratégico para Alemania, porque el saliente de Rzhev no era tan crucial y podían sacrificarlo en una batalla de retirada, mientras que las divisiones panzer y las reservas del Grupo de Ejércitos del Centro si hubieran podido salvar Stalingrado.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Responder

Volver a “Frente del Este y Centroeuropeo”