La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Alemania, EE.UU, Gran Bretaña, Italia, Balcanes, Africa del Norte..etc

Moderador: Japa

Responder
Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Otra de las clásicas de la guerra del desierto. Cinco medallas de oro al Valor Militar y, muy significativo, cuatro de sus comandantes acabaron retirados por enfermedad de guerra, heridas en combate, muerte en combate y prisionero de guerra, respectivamente.

La antigua División 27 “Sila”, renombrada Brescia en 1939, era una clara candidata a reforzar el dispositivo prebélico italiano en el norte de África tras su campaña en la guerra de Abisinia. Compuesta mayoritariamente por calabreses, se la consideraba una unidad “experta” en guerra colonial y se la mandó a Tripolitania. Allí fue de las pocas unidades en entrar en combate activo contra Francia durante un par de semanas, enfrentándose contra fuerzas irregulares tunecinas en la zona fronteriza.

Esa posición en el frente tunecino la salvó, parcialmente, de ser destruida en el invierno de 1940-41 durante la ofensiva Compass. Señalo parcialmente porque, como a las demás unidades del frente este, se le privó de su regimiento artillero, el 55 (compuesto solo de dos débiles grupos de cañones 75/27, una broma si la comparamos con el volumen la artillería divisionaria francesa o inglesa), que fue expedido para frenar la ofensiva aliada. Entre enero y el 5 febrero de 1941 (cuando fue cercada en Agedabia su última columna) toda su artillería y personal se perdió en una nefasta debacle.

En marzo de 1941 pasó a depender de Rommel. Todavía sin cañones de campaña (pero con sendas baterías anticarros de 65/17 adscritas a los dos regimientos de infantería con cierta capacidad de campaña), a finales de mes participa en la reconquista del desfiladero de Marsa-el-Brega, de Agedabia, defiende la ruta al oasis de Jalo y luego prosigue penosamente, la mayoría de los casos, a pie, hacia Bengasi, Derna y Tobruk. En esos primeros combates los resultados han sido buenos pero no se han librado auténticas batallas ya que el enemigo dispara y se retira. Así que hay dudas sobre su verdadera aptitud en combate.

Será contra Tobruk donde se vean las verdadera posibilidades de la unidad. Llega a las defensas occidentales de la fortaleza el 11 de abril. Rommel, aún consciente de la debilidad de sus fuerzas, decide atacar improvisadamente la plaza en uno de esos bluff que tanto le gustan. Da cuatro días a la unidad para que lleguen más tropas, acumulen munición y descanse un poco la vanguardia. El 15 de abril la Brescia -o lo que ha llegado de ella- deberá atacar el sector del fuerte Pilastrino junto al 61 Regimiento de la Trento.


Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Revisando más fuentes, veo que algunas fechas de la anterior entrada estaban equivocadas. Ya el día 12 la Brescia se había lanzado al ataque de las fortificaciones, siguiendo las órdenes de Rommel. Todo muy improvisado e impulsivo. Los italianos de la Brescia y la Trento deben atacar desde el oeste, donde las fortificaciones se suponen más débiles, mientras que la 90ª Ligera alemana asalta desde el sur. El ataque comienza por la tarde -el grueso de las tropas del Eje estaban llegando todavía a Tobruk- pero la 90ª Ligera no logra concentrar sus medios y los que atacan paran al llegar al foso anticarros. Rommel suspende la operación... pero no se advierte a la Brescia.

Desconocedora de la suspensión de ataque, la unidad se lanza contra las fortificaciones sola y sin más cobertura artillera que las de sus pocas piezas, de escaso calibre y apenas municionadas. Para más inri, su infantería, muy mal entrenada para este tipo de acciones y en terreno muy descubierto, actúa de forma totalmente ineficaz. La concentración artillera aliada le causa grandes bajas sin ningún avance perceptible.

Rommel no habla del abortado ataque de la 90ª o de la no transmisión de la orden de abortar la operación, pero se explaya sobre el “pánico de las tropas italianas ante la visión de un tanque” y la impericia de sus oficiales, cuestiones también bien reales,

El 30 de abril se repite el ataque, esta vez en condiciones más favorables porque cuenta con apoyo artillero y aéreo. El 20º Regimiento de la Brescia ataca apoyado por morteros, artillería y los stuka. Logra romper la línea defensiva aliada y toma su primer objetivo, el Punto de Apoyo S7. Pero en Tobruk hay sesenta tanques, entre ellos varios Matilda, y se produce un fuerte contraataque blindado inglés. A los Matilda no se les puede contrarrestar con nada del arsenal italiano y la infantería de la Brescia debe retroceder.

Los combates prosiguen el 1, 2 y 3 de mayo, con sangrientos ataques y contraataques locales. Finalmente Rommel manda parar porque estas acciones le debilitan más a él que al enemigo.

La lucha ha sido dura: entre el 30 de abril y el 4 de mayo la Brescia ha sufrido 441 bajas: 64 muertos, 254 heridos y 123 desaparecidos (prisioneros o muertos en terreno enemigo), Las bajas totales del Eje han sido 1200. Rommel no puede permitirse esa pérdida de personal, tampoco la de material. Así pospone tomar Tobruk de momento. Inicia una preparación meticulosa de las tropas para un asalto tipo “Gran Guerra” y comienza a pedir artillería pesada y provisionamiento para un asedio en regla.

La Brescia, muy escasa de vehículos, es escogida para mantener el cerco de la plaza en su parte oriental y se ordena a los oficiales que procedan a un intenso entrenamiento de la tropa en técnicas de asalto y combate de trincheras. Rommel los ha escogido para que sean ellos los que asalten la plaza cuando todo esté preparado.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Durante el sitio de Tobruk la Brescia cerca la parte oriental. Es un sitio curioso, donde los sitiados están mejor abastecidos que los sitiadores, cuyo débil sistema de aprovisionamiento mantiene en la sed y nos les permite un bombardeo intenso para no acabar con los stock de munición. Rommel no está contento con ellos: se queja de que sus órdenes -por ejemplo, preparar falsos tanques de madera y lona para engañar al enemigo- se cumplen mal. Los italianos construyen los tanques pero no los mueven. La artillería inglesa los individualiza y los destruye con piezas de campaña.

Durante el sitio de Tobruk, a diferencia de otras grandes unidades italianas, la Brescia recibe bastantes refuerzos: el 1º Regimento de Artillería Celere Príncipe Eugenio de Saboya sustituye con ventaja al regimiento artillero perdido en Compass. Se compone de dos grupos de 75/27, al que posteriormente se unirá un grupo “pesado” con viejos obuses de 100/17, modernizados con ruedas de caucho para ser arrastrados por medios mecánicos. En cualquier caso, esa artillería por alcance y potencia no puede competir con la artillería de campaña inglesa.

La Brescia recibe también 3 compañías de anticarros 47/32, un grupo de 105/28, tres baterías AA de 20/65 y también 6 pelotones de cañones anticarro alemanes de 37/45. Nada de ello soluciona el problema que supone enfrentarse a los Matilda de Tobruk. Probablemente recibió este material porque era una unidad con cierto prestigio histórico, logrado en la Gran Guerra (combatió en los Alpes y Francia) y Etiopía.

Se le agrega también una compañía de tanquetas L33. Eso había sido habitual en las divisiones dispuestas en Libia antes de la guerra, pero no en 1941. Como no se el modelo, no puedo discernir si se trataba de lanzallamas para el futuro asalto a Tobruk o para defenser sus posiciones como puestos de ametralladora de las salidas de los australianos (y luego de los polacos).

Durante los largos ocho meses de asedio a Tobruk la unidad entrena para preparar a sus hombres en la guerra de trincheras y asaltos de infantería. Es, sobre todo, el uso de lanzallamas, tubos con cargas explosivas, morteros de 45 mm, lanzamiento de granadas... Para la segunda mitad de noviembre de 1941, el ataque está ultimado. La Brescia, la Trento y la 90º Panzer serán las encargadas...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Habíamos dejado a la división afilando las bayonetas para el ataque contra Tobruk. Pero la Operación Crusader se les adelantó y no se pudo comprobar si los duros entrenamientos habían habilitado a la unidad como una buena unidad para la ruptura de las líneas fortificadas.

Durante los primeros días la potencia de los sitiadores se fue diluyendo porque Rommel sacó muchas tropas de allí y la potente guarnición comenzó sus ataques para romper el frente y enlazar con las fuerzas que venía de Egipto. Desde el 18 la Brescia debió replegarse de algunas posiciones avanzadas, conquistadas a costa de mucha sangre. Desde el 20 de noviembre el ataque de la guarnición de Tobruk es potente y sostenido. Una formación de infantería apoyada por 50 carros rompe la primera línea italiana, pero los contraataques logran hacerlos que retroceder hasta sus posiciones iniciales. Pero la victoria se ha conseguido por muy estrecho margen.

Del 13 al 16 de diciembre de 1941 ya no combaten solo con los sitiados, sino con las fuerzas que llegan desde Egipto. Su batalla con la 5ª Brigada Neozelandesa en Ain el Gazala queda en tablas, pero les debilita mucho. El 22 de diciembre deben replegarse hacia Agedabia y abandonar Cirenacia. La Brescia fue de las unidades italiana que salieron mejor libradas de la campaña: conservaba el 70% de su infantería y el 80% de su regimiento artillero.

En la primavera de 1942, dentro del refuerzo del contingente de Eje para la siguiente campaña, su artillería obtuvo un grupo de 88/56. Era algo importante: por primera vez disponía de cierta capacidad antitanque contra cualquier blindado enemigo.

En la ofensiva de mayo-.junio de 1942 volvió a combatir duramente. El 19 de junio atacó Tobruk, como en un “deja vu” retomó la acción que no pudo concluir el años anterior. Su infantería, a la que se considera la mejor preparada para la acción, fue la escogida para acompañar a los carros en el ataque. Penetró en la fortaleza el 19 de junio desde el noroeste, rompiendo unas líneas defensivas que ya no eran defendidas con el tesón del año anterior. Su entrenamiento en acciones de ruptura de líneas defensivas se nota: sus 19 y 20 regimientos de infantería avanzan rápido y capturan 700 prisioneros. El 20 la plaza se rinde.

Ahora toca avanzar por Egipto hasta el Delta y culminar la campaña tomando Alejandría y El Cairo...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

La Brescia entra en Egipto, en aquella loca carrera que debía terminar un unos días en el Nilo... o en derrota. Personal y medios escasean y, sobre todo, son muy inferiores a la tarea encomendada. El 1 de julio de 1942 se ve envuelta en un fuerte combate con las tropas aliadas que se retiran. El 4 de julio, a primera horas de la tarde, la Brescia comenzaba a ocupar sus nuevas posiciones en El Mreir. En ese momento, con la unidad desequilibrada, les sorprende un fuerte contrataque de la 5 Brigada Neozelandesa, una de las unidades más aguerridas del enemigo. Las tropas italianas todavía no están bien posicionadas para la defensa pero, tras un pequeño éxito inicial aliado, logran expulsarlos. Cinco días después, el mayor Pardi, héroe de la artillería italiana en el Paso de Halfaya, es herido en combate mientras participa directamente en el fuego de sus piezas y muere a los días.

El 15 un nuevo ataque neozelandés en las crestas de Ruweisat logra romper sus líneas y el mismo general Lombardi es capturado con su Estado Mayor. Pero cuando los llevan a retaguardia, el grupo logra fugarse y retornar a sus líneas... pasar ser herido Lombardi horas más tarde en un ataque aéreo. La batallas fluctúa continuamente, El contrataque de la 21 Panzer, apoyada porque los flancos de la unidad, defendidos por italianos, no han cedido, permite estabilizar la situación y expulsar finalmente a los neozelandeses.

Tras ello, ambos contendientes están agotados y los combates van amainando. El resto del verano es duro, bombardeos, escaramuzas y penalidades, pero sin combates de fuste. Pero las bajas de los combates del verano no se reponen totalmente y en septiembre la Brescia solo consta de 4.200 hombres.

La batalla se reanuda, pero está perdida de antemano. Serán unas semanas de combates sin relumbrón, intentando mantener la línea bajo el bombardeo aéreo y artillero. Y guerra de patrullas para evitar el desmontaje nocturno de sus campos de minas. Finalmente la situación es tan desesperada que llega la orden de replegarse a Fuka. La Brescia para esas fechas carece de vehículos propios, pero les anuncian que enviarán 150 camiones. Nunca llegan. El estado Mayor no puede hacer otra cosa que preparar tres etapas nocturnas de 25 kilómetros para llegar hasta Fuka y esperar que allí haya vehículos para evacuarlos...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Terminamos hoy la historia de la Brescia, un final bastante triste y gris arena.

Cuando se les informó que no llegarían los 150 camiones necesarios para evacuar al personal de la división, el Estado Mayor de la Brescia estableció que se alcanzaría Fouka en tres etapas nocturnas de 25 kilómetros cada uno. El movimiento se haría a pie y de noche para evitar ser masacrados desde el aire porque no podrían llevarse los antiaéreos, solo el armamento personal y un puñado de municiones. Con eso evitarían también mostrar el itinerario que seguían y ser copados por una fuerza motorizada aliada que se lanzase en su persecución.

El Alto Mando les había alentado con la información de que en Fouka había vehículos que permitirían su posterior repliegue hacia el este.

En el repliegue de la Bresca, a diferencia de lo que ocurrió con otras unidades italianas, los aliados estuvieron rápidos y certeros. Quizá por sus fuentes de información (¿Enigma?), por las patrullas de vanguardia o porque la Brescia no supo cubrirse dejando hombres a retaguardia para que fingiesen que la línea se mantenía, casi inmediatamente una formación aliada salió tras ellos.

Pasó lo que tenía que ocurrir: la masa de soldados que avanzaba por el desierto fue copada en campo abierto. Sin cañones ni morteros y apenas apenas con munición individual y agua, la división Brescia se rinde sin intentar una resistencia que era imposible.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Volvemos a los primeros meses del sitio de Tobruk, en que luchó sobre todo el XXI Cuerpo de Infantería, con la Pavía, la Bologna y la Brescia. En la fortaleza, hasta su relevo el peso de la defensa lo llevó la 9 División australiana, la 18 Brigada de la 6 División y un regimiento blindado con 15 carros ligeros, 26 de crucero y 4 Matilda.

A menudo se comentan las victorias que los australianos consiguieron sobre los sitiadores. En los primeros combates son ciertas y casi unilaterales. La principal razón era la debilidad material de la infantería italiana y su falta de entrenamiento en los combates de posición. Ya los más honrados oficiales del Regio Esercito habían señalado que el entrenamiento del recluta en quintas era pésimo, sin formación para la lucha de trincheras, para una ofensiva rápida... Pero las maniobras o un entrenamiento específico eran caros y los soldados italianos adolecían de experiencia en este tipo de operaciones.


Una vez se estableción el sitio de Tobruk, se comenzó -en la medida de lo posible- a dar formación a la tropa para que pudiesen defender mejor sus trincheras y asaltar las del enemigo de día o de noche. Eso mejoró la capacitación del infante italiano, pero en las narraciones sigue apareciendo una valoración muy sesgada de sus acciones. En primer lugar, porque los fracasos se atribuyen a los italianos, aunque fuesen alemanes los protagonistas. Y, a la vez, nos encontramos que, por definición, cualquier avance o progreso de los sitiadores se adjudica a las tropas del Reich.

Por otro lado, se oculta las numerosas bajas de los defensores, Solo la 9 División tuvo 3.164 bajas, entre ellos 650 muertos y 917 prisioneros. Y la 18 Brigada de la 6 División, 671 bajas (135 muertos y 29 prsioneros). En combates mayoritariamente contra los italianos.

Vamos a ver como le fue a la Brescia en algunas acciones.

En abril de 1941 hubo muchas pequeñas acciones en la línea de sitio. La última incursión importante aliada fue el 22 de abril, en que se produjeron dos ataques australianos por parte de la 26 Brigada, apoyada por tres Matilda, brens carriers y cañones contracarro. Allí se produce la última debacle unilateral italiana, cuando en la Cota Carrier, a costa de 9 bajas, los australianos sorprenden a los italianos y les causan 370 bajas. Pero señalar que el otro ataque del día fue rechazada en seco.

El 30 de abril un ataque con tanques alemanes e infantería italiana logró perforar en parte las posiciones australianas en Ras el Medauar. La tormenta de polvo limitó el apoyo aéreo del Eje, pero entorpeció también la respuesta artillera de los cañones aliados. Allí cayeron 8 puestos fortificado, atacados principalmente por bersaglieri de la Ariete e infantes de la Brescia con lanzallamas y fusiles ametralladores. Más al norte solo se avanzó 300 metros porque, aunque los italianos tomaron tres bunkers y aislaron los otros tres, estos pudieron resistir hasta la oscuridad, en que pudo relevarlos un batallón australiano. En total cayeron 15 puestos fortificados. El avance más profundo, de dos kilómetros en las posiciones de los sitiadores, ponía en peligro Tobruk. Así que los comandantes australianos preparan un contrataque nocturno el 1 de mayo de 1941 con un batallón para recuperar las posiciones perdidas, defendidas por la Brescia...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Era una acción muy optimista, casi prepotente, basada en la idea de la absoluta superioridad del combatiente australiano frente a la infantería italiana (si bien hay que reconocer que había precedentes en esa dirección y bien cercanos). Un solo batallón y sin apenas preparación artillera, para aprovechar la sorpresa, sería suficiente para provocar el pánico del enemigo y recuperar las posiciones perdidas. Pero el ataque no logró nada, las compañías quedaron clavadas en sus posiciones de ataque. El fuego italiano fue bien dirigido y lanzamiento de bengalas iluminaron e individualizaron las líneas de ataque. Preguntándose qué había sucedido, los australianos decidieron posponer el ataque,

El 3 de mayo volvieron. En este caso, ya siguiendo un criterio convencional y más respetuoso del adversario. Un potente fuego de preparación y luego cargaría la Brigada 18 entera, en superioridad numérica respecto a los defensores. El fuego artillero de cobertura iría precediéndoles en unos pocos cientos de metros (la artillería de Tobruk, a fuerza de práctica, tenía mucha precisión a la hora de delimitar su ataques) y a su amparo avanzarían los australianos a la bayoneta calada. El contrataque comenzó al anochecer, a partir de las 19.25. El avance fue mal desde el principio: el fuerte fuego de ametralladoras, morteros y artillería logró separar a los atacantes australianos de su barrera artillera. Así que tuvieron que recorrer el espacio delante de los puntos fuertes sin más apoyo que el que ellos mismos pudieran darse. Un nuevo fracaso: solo logra recuperar un mísero bunker. Los ataques contra los demás: los R2, R3, R4, R5, R6, R7 y R8 se estrellaron ante la infantería italiana.

Solo en el caso del R7, los australianos lograron ocuparlo temporalmente. Pero un contrataque con lanzallamas de la Brescia los expulsó. En terreno abierto y sin poder tomar la línea defensiva, las bajas eran cada vez más cuantiosas. La Brescia no cedía y el mando aliados decidió ordenar la retirada.

Ahora era la Brescia la que iba a atacar la línea australiana...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

La Brescia, envalentonada por estos éxitos, decidió a su vez atacar la línea australiana sola. Ni pediría apoyo artillero exterior, ni de los tanques alemanes. Un ataque de infantería, exclusivamente con sus propios medios. Su plan era ocupar tres puntos fuertes enemigos -el S11, S13 y S15- para mejorar la situación táctica e ir horadando las defensas de Tobruk cara al ataque definitivo, que se preveía ocurriese unos meses después.

La operación era difícil porque las posiciones australianas estaban tras un campo de minas y numerosas alambradas. Pero se consideraba que los avances que habían hecho en su eficacia los infantes de la Brescia, sometidos a un duro plan de entrenamiento en la guerra de posiciones, permitrían realizarlo.

Una unidad de zapadores, compuesta por el personal mejor entrenado, abriría camino e intentaría asaltar por sorpresa las posiciones enemigas. Tras ellos partiría dos compañías que seguirían las sendas abiertas por los zapadores y les apoyarían en el asalto final y contendrían los previsibles contrataques la mañana siguiente. Aquí ya uno piensa cómo pensaban frenar a los Matilda si carecían de armas eficaces para ello.

La noche del 16 al 17 de mayo dos pelotones del 3ª Compañía de zapadores de la Brescia corta la primera línea de alambradas sin ser descubiertos y comienzan a desminar tres vías de ataque hasta los bunkers australianos S11, S13 y S15. El acercamiento se hace de forma sigilosa, según lo previsto. Pero, cuando alcanzan las inmediaciones de los tres bunkers, descubren que la guardia vigila en su dirección y que las alambradas tienen mecánismos explosivos y latas que advertirán a los centinelas cuando las retiren. Así que deciden volar con tubos explosivos esas últimas alambradas y atacar inmediatamente, aunque eso les obligue a acometer el asalto solos, porque las compañías de infantería todavía no han llegado.

En la alternativa de utilizar la sorpresa o la superioridad numérica, optan por lo primero...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Los zapadores de la Brescia meten tubos bangalore bajo las últimas alambradas que protegen las posiciones enemigas. Estos al explotar
abren brecha en el alambra de púas y los zapadores se lanzan al asalto. Son solo dos pelotones italianos contra por lo menos tres pelotones australianos que defienden las fortificaciones. Los australianos, que salvo los centinelas de guardia duermen, son sorprendidos y apenas tienen tiempo de abrir fuego de ametralladora y de Bren antes de que los italianos entren en sus posiciones, que en los tres puntos asaltados consisten en una línea de trincheras y pozos de tirador alrededor de un gran bunker de cemento dotado de un cañón de pequeño calibre o un mortero.

Por la radio, temiendo una ofensiva general, piden el apoyo de los tanques. Se llega a la lucha cuerpo a cuerpo, con granadas, cuchillos y lanzallamas. Hay numerosas bajas por ambas partes. Pero las armas automáticas ahora funcionan y comienza el fuego artillero de la retaguardia. La infantería italiana que debía seguir a los zapadores se ha quedado bloqueada a medio camino. En las trincheras, todos los oficiales italianos caen en la lucha y la situación se hace imposible. Ante la superioridad enemiga, los pocos zapadores supervivientes retornan a sus posiciones por las brechas. Atrás quedan los muertos y 21 prisioneros, la mayoría heridos, que capturan los australianos.

Un asalto fallido, pero que no concuerda nada con esa visión temerosa que tenemos del soldado italiano.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4754
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Japa »

Mi aplauso por este hilo, Buscaglia. Hay que decir que de cara al público los italianos no existen en la guerra del desierto, y siempre se oyen cosas como "los alemanes toman Tobruk" cuando es la infantería italiana la que lo hace
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 12517
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 68 veces
Agradecimiento recibido: 48 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Bruno Stachel »

Un gran hilo que hace honor al soldado italiano, que, a pesar de los pesares y del equipo dudoso, entre otras cosas, dio de sí lo mejor que llevaba dentro.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10066
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: La Brescia, otro clásico de la guerra del desierto

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Me alegro de que el hilo os guste. Estoy muy de acuerdo con vosotros. Por un lado, de forma genérica se atribuye todo a los alemanes... incluso cuando los alemanes no estaban en la zona. Ya, si en la batalla la fuerza del Eje es mixta germano-italiana... olvídate, siempre serán "solo alemanes".

Lo mismo respecto a lo que señaláis del material limitado e inadecuado. En teoría, es débil: pocos cañones, pocos morteros... Pero en la práctica, es todavía peor: los morteros no suelen ser de 81 mm, sino de 40 y poco por lo que su capacidad de detención es mínima. La artillería de campaña no puede batirse con los 12 libras ingleses porque tiene menos alcance... hay que adelantarla y queda expuesta a un contrataque porque está muy pegada a la primera línea y, además no tiene vehículos... o no tiene gasolina... o no tiene munición. Las armas automáticas no pueden desarrollar un fuego muy denso... porque entonces se atascan. Así que, a base de rafaguita corta, es difícil frenar a australianos, polacos o franceses muy motivados. Las Vickers británicas son vetustas... pero pueden disparar horas antes de fallar. No intentes lo mismo con la Breda o la Fiat. Las granadas... pues menos potencia que una Mills y, además, al caer en la arena muchas no explotan

Y, finalmente, la cuestión del entrenamiento. Cuando la infantería italiana llega a Tobruk… la descalabran varias veces porque no sabe actuar ni de día ni de noche. No ha sido entrenada para la guerra de posiciones. Pero, unos meses después, sometida a un plan de entrenamiento, una unidad normal como la Brescia vemos que se bate bien contra la elite aliada. Y, un años después, arrollarán a los sudafricanos que defienden Tobruk.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Responder

Volver a “Frente del Mediterráneo”