Cartas desde Stalingrado

La Unión Soviética y aliados vs Alemania y sus aliados

Moderador: Tirador

Responder
Molders
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1051
Registrado: 04 Jun 2004 02:56

Medallas

Parches

Cartas desde Stalingrado

Mensaje por Molders »

Cartas Desde Stalingrado

El último radiomensaje recibido del VI Ejército fue el parte del tiempo del 2 de Febrero de 1943: "Temperatura 31 grados bajo cero STOP Stalingrado cubierta por la niebla STOP la estación meteorológica se despide STOP Saludos a la patria STOP". La propaganda nazi orquestada por Goebels ocultaba todavía la amarga realidad, pero como preludio de la tragedia, buscando símiles heroicos en las viejas sagas nórdicas a las que Richard Wagner, había puesto música, el diario oficial, el Völkischer Beobachter, anunciaba que los soldados alemanes estaban luchando en Stalingrado como los nibelungos contra los hunos.
El final fue patético. No morían como héroes de la superior raza germánica, sino desesperados y hambrientos o acribillados por las balas, aplastados por los tanques o despedazados por la artillería o los cohetes Katiuska o los lanza proyectiles conocidos como Organos de Stalin. Desde que empezó la última ofensiva rusa, el 10 de enero, ya no se luchaba, solo se moría.
El 24 de enero, Paulus describe la situación en un mensaje enviado por radio a Berlín: "Es terrible. Tenemos por lo menos 20.000 heridos a los que no hay posibilidad de atender y otros tantos soldados padecen congelamiento en distintas partes del cuerpo. Las escenas de la catástrofe son indescriptibles". Otro testimonio habla del olor pestilente a sangre, pus y excrementos en los sótanos de los edificios en ruina donde se habían trasladado heridos sin poder atenderles por falta de medicamentos. Permanecían casi todo el tiempo en la oscuridad, pues los sanitarios procuraban ahorrar las velas de sebo que aun les quedaban para iluminarse.
Ya no podía llegar ningún avión a las tropas sitiadas, porque se acababa de perder el último aeropuerto, la pista de Pitomnik. De allí había despegado el día anterior un Junker con 19 heridos y 7 sacas de correo. Contenían cartas de los soldados a sus familias en Alemania, conscientes la inmensa mayoría de los que habían podido escribir y enviarlas de que era su último adiós.
Casi ninguna llegó entonces a su destino. El Junker sobrevoló las líneas enemigas hasta aproximadamente 60 kilómetros al sur, donde habían quedado inmovilizadas las fuerzas alemanas procedentes de la región del Cáucaso, que mandaba el General Von Manstein. Pero cuando las cartas llegaron a Alemania, la mayoría fueron confiscadas por orden de Goebels.
Sus destinatarios no las recibieron hasta años después, ya concluida la guerra. Relataban su tragedia, en general sin reflejar derrotismo, pero dudando que la manera de morir a estas alturas de la batalla de Stalingrado fuera útil a la patria o dejando claro que sabían que estaban abandonados a su destino, que el Führer le había dejado en la estacada.
La mayoría de los que sobrevivieron murieron después en el cautiverio. Decenas de miles de prisioneros de guerra (condenados como mínimo a 25 años de trabajos forzados) participaron en condiciones precarias de alimentación y sanidad en la reconstrucción de Stalingrado y muchos pasaron después por los campos de concentración de Siberia.

Muchos alemanes escribieron misivas a sus familiares durante el asedio de Stalingrado, en las que plasmaban la dureza de las condiciones de vida en el frente, la angustia por el futuro incierto y el temor ante una muerte que sienten cercana. Las cartas publicadas en 1958 por Einadi en el volumen “Cartas desde Stalingrado”, fueron secuestradas por la censura militar ya que se consideraron “malintencionadas y desmoralizantes”.
Algunos fragmentos dicen así:
“No se si podré dirigirme a ti una vez mas; es necesario que esta carta llegue a tus manos y que lo sepas de una vez , por si acaso alguna vez vuelvo. He perdido las manos a comienzos del mes de diciembre. En la mano izquierda me falta el dedo meñique, pero lo peor es que en la derecha se me han congelado los tres dedos de en medio. Puedo coger el vaso con el pulgar y el meñique. Me encuentro mas bien inútil: cuando a uno le faltan los dedos es cuando comprende para que sirven incluso las cosas pequeñas. Kurt Hahnke –me parece que lo conoces desde que ibas al colegio, en 1937-, hace ocho días, en una pequeña calle paralela a la plaza roja, ha tocado al piano La Apasionada. No sucede todos los días: el piano estaba literalmente en la calle. Cada vez que pasaba un soldado tocaba un poco; ¿en que parte del mundo se encuentra pianos por las calles?
Imagen
Otra carta afirma:
“Me he asustado cuando he visto el papel. Estamos completamente aislados, sin ayuda exterior. Hitler nos ha dejado. esta carta saldrá si el aeropuerto esta todavía en nuestras manos. Nos encontramos al norte de la ciudad. Los hombres de la batería lo intuyen también, pero no lo saben tan claramente como yo. Se acerca el fin. Hannes y yo nos iremos a la cárcel. Ayer he visto apresar a cuatro hombres por parte de los rusos, después de que nuestra infantería ha recuperado la avanzada. No, no iremos a prisión. Cuando caiga Stalingrado ya lo sabrás; entonces sabrás que ya no volveré a verte mas”
U soldado advierte en su misiva:
“Tu eres coronel, querido papa, y del estado mayor. Tu sabes lo que significa todo esto, por lo que me ahorraras explicaciones que podrían sonar a sentimentalismo. Es el final. Creo que aun durara unos ocho días mas; después se cerrara el cerco. No quiero indagar en los motivos a favor o en contra de nuestra situación. Estos motivos son perfectamente insignificantes y carecen de importancia, pero si pudiera añadir algo quisiera decir que no busquéis en nosotros las razones de esta situación, sino mas bien en vosotros y en quien responsable de todo. ¡Levantad la cabeza! Tu, papa, y quienes son de tu misma opinión, estad alerta para que no le suceda algo pero a nuestra patria. Que el infierno del Volga sirva de llamada de atención. Por favor, no hagáis que el viento se lleve esta lección”.
Una ultima carta dice:
“La muerte tiene que ser siempre heroica, entusasmante, que arrastre, que tenga una finalidad, que sea grande y convincente. En realidad, ¿qué es la muerte? Reventar, morir de hambre, de frió, un simple hecho biológico, como comer y beber. Caen como moscas y ninguno los sepulta. Yacen por todas partes a nuestro alrededor, sin piernas, sin ojos, con las tripas reventadas. Se tendría que hacer una película con la finalidad de impedir “la mas bella muerte del mundo”. Es una muerte bestial que un día será ennoblecida en una lapida de granito junto con los “soldados moribundos”, con la cabeza o el brazo escayolados”

Fuente:Grandes Batallas de la Segunda Guerra Mundial. Vol 3.
Ediciones Dolmen S.A.
http://www.vor.ru/Spanish/Stalingrado/stal_26.html
http://www.tuertas.galeon.com/bibliotec ... ngrado.htm


"Muchas gracias por su ofrecimiento pero tenemos mas soldados que armas."

Freymann

Mensaje por Freymann »

orale!!! esta cañon eso, la neta no sabia lo que paso desde el lado de los soldados sitiados, desde esa perspectiva... buen post

sopres!

Avatar de Usuario
totemkopf
Capitán
Capitán
Mensajes: 2004
Registrado: 29 Abr 2004 09:41

Medallas

Parches

Mensaje por totemkopf »

Molders excelente post :roll: :roll: .

Leyendo estas cartas uno se para a pensar lo terrible que fué Stalingrado y lo terrible que es una guerra, normalmente mucha gente sólo se fija en los detalles en el tema de la SGM y lo ven como "una aventura" que si es sorprendente ver a Hitler con 100.000 personas entusiasmadas a sus pies, que si es espectacular ver formaciones de B-17 soltando miles de bombas a la vez, que si ver los panzers, que si ver los Stukas en acción, pero no todos se paran a pensar que la SGM no fué una aventura sino la catastrofe mas grande de la historia de la Humanidad.

Requiem in pace.
Las fronteras de los paises son las cicatrices de la Historia

jmguti8

Mensaje por jmguti8 »

Acojonante, no hay myerte gloriosa ni nada.
Bienvenido Freymann.

Vallejo
Soldado de 1ª
Soldado de 1ª
Mensajes: 69
Registrado: 21 May 2004 22:44

Mensaje por Vallejo »

A si? Pues si les gusto eso, ahora miren este...

http://es.geocities.com/cartasdeestalingrado/index.htm

http://es.geocities.com/cartasdeestalin ... oria.htm#h

(Heinz Schroeter fue corresponsal de guerra alemán, y publico dos libros: "Las últimas cartas de Estalingrado" y "Estalingrado, hasta la última bala").

Saludos.
"Hay, hermanos, muchisimo que hacer."

Molders
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1051
Registrado: 04 Jun 2004 02:56

Medallas

Parches

Mensaje por Molders »

Totemkopf:
Estoy de acuerdo contigo 100%. En mis post trato, cuando es posible, de poner el lado humano de la guerra (si es que lo hay).
"Muchas gracias por su ofrecimiento pero tenemos mas soldados que armas."

Avatar de Usuario
Germánico
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10319
Registrado: 17 Oct 2004 18:32
Ubicación: En la Dacia
Agradecimiento recibido: 1 vez

Medallas

Parches

Mensaje por Germánico »

Saludos a todos, y entre ellos a ti, Totemkopf:

A lo mejor también os sucede a vosotros: tengo una disociación, y es que odio las guerras, pero me encanta la historia militar. Si en mis manos estuviera, jamás iría a un conflicto bélico, porque no, porque me gusta charlar, porque me encanta que me contradigan, porque así aprendo, porque es estupendo que te demuestren que estás equivocado. Me gusta imaginar qué puede pensar un "frontovich" en una trinchera de Stalingrado, pero no quisiera tener la responsabilidad de haberlo puesto ahí. ¿Os pasa lo mismo? Saludos.
Recuerda que el foro es un espacio privado de acceso público. Respeta las normas.
Signa Inferre!

Avatar de Usuario
totemkopf
Capitán
Capitán
Mensajes: 2004
Registrado: 29 Abr 2004 09:41

Medallas

Parches

Mensaje por totemkopf »

Si Germánico si , creo que has dado en la clave todos los aquí presentes sabemos que la guerra es el peor invento del hombre ( el segundo es el garrafón) pero nos gusta la historia y sobre todo la SGM quizás nosotros seamos mas conscientes que mucha gente lo terrible que es una guerra, a veces cuando salen imágenes de carros de combate en Irak oyes a mucha gente decir impropelios contra unos y otros yo cuando los veo al margen de estar de acuerdo o no con la guerra de Irak miro la cara de los soldados muchas veces asustados aunque tratan de disimularlo y me imagino que en cualquier momento un cohete puede alcanzar el blindado y asar vivos a los ocupantes o que el mismo carro de combate puede soltar una ráfaga que deje agonizante a una persona y muera lentamente en medio de terribles dolores.

A menudo la gente habla con frivolidad de las guerras pero creo que hay que estudiarlas a fondo, a nivel de las personas que combaten también eso te dá una idea de lo terrible que es verte metido en una guerra cuando a lo mejor el enemigo que está en la trinchera de enfrente y al que tienes que matar tiene tan pocas ganas de combatir como tú.
Las fronteras de los paises son las cicatrices de la Historia

Vallejo
Soldado de 1ª
Soldado de 1ª
Mensajes: 69
Registrado: 21 May 2004 22:44

Mensaje por Vallejo »

Hola.

Bueno, esto no es una carta pero si es el estracto del diario de un oficial rumano de la 6 Division cercado en Raspopinskaya (donde el ejercito rumano defendia el flanco izquierdo aleman):

"19 de noviembre. Los rusos ha abierto fuego huracanado contra el flanco izquierdo de la 5 Division. Yo nunca habia visto tal fuego... del cañoneo artillero retemblaba la tierra y caian hechos añicos los cristales... En la cota 163 han aparecido tanques enemigos que se dirigen a Raspopinskaya. Poco despues comunicaron que los tanques habian atravesado a toda marcha las posiciones irrumpiendo en el pueblo...Estos tanques pesados de 52 tonelas que marchan a maxima velocidad tienen un blindaje muy grueso y nuestros proyectiles no lo perforan...

"20 de noviembre. Por la mañana, en el sector de la 13 Division "Prut" el adversario empezo una fuerte preparacion artillera...La 13 Division fue totalmente aniquilada...No tenemos comunicacion con el Mando Superior. La 6 Division recibio por milagro la orden: 'Resistir a toda costa hasta el ultimo soldado'.Ahora estamos rodeados por las tropas del enemigo...

"21 de noviembre. Por la mañana nuestra situacion continua siendo grave. Estamos cercados... en Golovskoe reina gran confusion... Ahora son las 10 horas 05 minutos. No sabemos que hacer. Aqui se han reunido los oficiales de la 13 y la 15 divisiones que han perdidos sus unidades.
Esta es la situacion.
Triste, pero es la verdad.
Mis amigos miran las fotografias de sus seres queridos, de sus esposas e hijos. Yo tambien recuerdo con dolor en el alma a mi madre, al hermano, a la hermana y los familiares. Nos ponemos todo lo mejor que tenemos, nos ponemos incluso dos mudas de ropa interior y pensamos que el final puede ser muy tragico...Se habla y se discute mucho de la situacion creada... A pesar de todo, no perdemos la esperansa... creemos que las tropas alemanas vendran en nuestro socorro.

Ahora son las 13 horas 30 minutos... Empieza a estrecharse el anillo en torno a nuestras unidades. Hoy es una gran fiesta religiosa. ¿Que pecados cometimos nosotros o nuestros antepasados? ¿Por que debemos soportar tales sufrimientos? Nosotros, tres oficiales, discutimos aqui nuestra situacion y llegamos a la conclusion de que no tenemos ninguna probabilidad de evitar la catastrofe. Las desagradables noticias de Osinovka empiesan a confirmarse. Ha llegado un grupo de oficiales del 5 Regimiento de Artilleria Pesada que se a salvado huyendo.

Avanzada la noche los jefes de division y regimiento se han vuelto a reunirpara tomar una decision definitiva.
Se discuten dos variantes:
1) Abrirse paso.
2) Capitular.
Despues de prolongada discusion se opto por la segunda variante: capitular.
Se ha recibido la noticia de que los rusos envian un parlamentario con la propuesta de capitular..."


No creo que sea dificil ponerse en el caso de este oficial rumano y decir: Dios mio ¿que estoy haciendo aqui?

Saludos.
"Hay, hermanos, muchisimo que hacer."

Harold Nugiseks

Mensaje por Harold Nugiseks »

Con respecto a este tema hay una obra literaria ke puede servir de testimonio.A veces uno se imagina en el mismo stalingrado ,ya ke ,es capaz de trnsmitir muy bien lo ke dentro sucedia y se sentia, desde los primeros dias del cerco, hasta el amargo final.El libro se llama "el ejercito traiconado" y es de otto gerlach.Para los ke lo kieran leer lamento desilusionarlos ya ke es un tanto viejo , pero si lo encuentran se van a deleitar.Esta obra fue escrita por prisioneros alemanes y, de hecho,lo comenzaron a escribir en un campo de concentracion Ruso y lo terminaron en alemania , como en 1955.
Saludos.

Avatar de Usuario
Gral Fernando
Teniente
Teniente
Mensajes: 1932
Registrado: 20 Oct 2006 01:57
Ubicación: Chaco- Resistencia

Medallas

Parches

Las últimas cartas desde Stalingrado

Mensaje por Gral Fernando »

He encontrado en la web fragmentos de las últimas cartas enviadas desde Stalingrado por soldados alemanes.
Estas cartas traducen un sentimiento de tranquilidad por parte de los soldados al saber su destino, es obvio que querían terminar con su sufrimiento, algunas hasta te ponen la piel de gallina.

Carta I

Hoy hablé con Hermann. Está al sur del frente. A unos cientos de metros de mí. No queda mucho de su regimiento. Pero el hijo de B. el panadero todavía está con él. Hermann aún tenía la carta en la que nos contabas la muerte de papá y mamá. Le hablé una vez más, por ser el hermano mayor, e intenté consolarle, aunque yo también estoy al límite. Es bueno que papá y mamá no sepan que Hermann y yo nunca volveremos a casa. Es muy duro el que tengas que cargar con el peso de cuatro personas muertas a lo largo de toda tu vida.

...Yo quería ser teólogo, papá quería tener una casa, y Hermann quería construir fuentes. Nada ha salido como debiera. Tu sabes como está la cosa en casa, y nosotros sabemos demasiado bien lo que pasa aquí. No, la verdad es que esas cosas que planeamos no han salido como imaginábamos. Nuestros padres están enterrados bajo las ruinas de su casa, y nosotros, aunque suene irónico, estamos enterrados con unos cientos o más de hombres en una trinchera en la parte sur de la bolsa. Pronto, estas trincheras estarán llenas de nieve.


Carta II
El Fuhrer nos hizo la firme promesa de sacarnos de aquí; nos lo leyó y creimos en ello firmemente. Incluso ahora aún lo creo, porque he de creer en algo. Si no es cierto ¿en que otra cosa podría creer? Dentro de poco no tendré necesidad de primavera, verano o de algo agradable. Por lo que, abandoname a mi destino, querida Greta; toda mi vida, al menos ocho años de ella, creí en el Fuhrer y su palabra. Es terrible como dudan aquí, y vergonzoso escuchar lo que dicen sin poder responder, porque los hechos están de su parte.

En enero cumplirás veintiocho. Eso es ser aún muy joven para una mujer guapa, y me gustaría poderte decir este cumplido una y otra vez. Me echarás mucho de menos, pero incluso así, no te aisles. Deja pasar unos meses, pero no más. Gertrud y Claus necesitan un padre. No olvides que debes vivir para los niños y no les hables demasiado de su padre.
Los niños olvidan pronto, especialmente a esa edad. Fíjate bien en el hombre que elijas, toma nota de sus ojos y de la presión de su apretón de manos, como fue nuestro caso, y no te equivocarás. Pero sobre todo, anima a los niños a ser personas rectas que puedan llevar la cabeza bien alta y mirar a todo el mundo directamente a los ojos. Te escribo estas líneas apenado. No me creerías si te dijera que ha sido fácil, pero no te preocupes. No me asusta lo que se avecina. Repítete a ti misma y a los niños cuando sean mayores que su padre nunca fue un cobarde, y que ellos nunca deben serlo.


Carta III

… El martes destruí dos T-34 (tanques soviéticos)... después pasé junto a los restos humeantes. De la torreta colgaba un cuerpo, cabeza abajo, sus pies atrapados y sus piernas ardiendo hasta las rodillas. El cuerpo estaba vivo, la boca gesticulaba. Debía de sufrir un dolor horrible. Y no había posibilidad de liberarle. Incluso si la hubiera habido, habría muerto tras unas pocas horas de tortura. Le disparé, y cuando lo hice, las lágrimas corrieron por mis mejillas. Ahora llevo llorando tres noches por un tanquista ruso muerto, de quien soy su asesino. Los "cruces" de Gumrak* me dan asco, y también muchas cosas ante las que mis camaradas cierran los ojos y aprietan los dientes. Me temo que nunca volveré a dormir tranquilo en el caso de que vuelva con vosotros. Mi vida es una terrible contradicción, una monstruosidad psicológica.

Carta IV

Tenía que haber muerto en tres ocasiones, pero habría sido repentinamente, sin estar preparado para ello. Ahora es diferente. Desde esta mañana sé como están las cosas; y ya que me siento liberado, quiero que tu también te liberes de la aprensión y la incertidumbre.

Me quede atónito cuando ví el mapa. Estamos totalmente solos, sin ayuda del exterior.
Hitler nos ha dejado en la estacada. Si el aeródromo continúa en nuestro poder, puede
que esta carta aún salga. Nuestra posición está al norte de la ciudad. Los hombres de mi batería sospechan algo, pero no lo saben tan seguro como yo. Así que esto parece el final.

Hannes y yo no nos rendiremos; ayer, después de que nuestra infantería retomara una posición, vi cuatro hombres que habían sido hechos prisioneros por los rusos. No, no caeremos en cautividad. Cuando Estalingrado haya caido, sabrás que no volveré.

Eres la mujer de un oficial alemán, por lo que te tomarás lo que he de decirte con serenidad y firmeza, igual que en el el andén de la estación el día en que partí para el Este. No soy escritor, y mis cartas nunca han sido más largas de una página. Hoy habría mucho que decir, pero me lo reservo para más tarde, p.e., seis semanas si todo marcha bien y cien años si no. Has de contar con esta última posibilidad. Si todo va bien, tendremos mucho tiempo para hablar, y en ese caso ¿por qué he de escribirte tanto, ahora que me resulta tan difícil?. De todas formas, si las cosas se tuercen, esas palabras no te harían mucho bien.

Fuente: http://es.geocities.com/cartasdeestalin ... arta45.htm
No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo. (Oscar Wilde)

Avatar de Usuario
Gral Fernando
Teniente
Teniente
Mensajes: 1932
Registrado: 20 Oct 2006 01:57
Ubicación: Chaco- Resistencia

Medallas

Parches

Mensaje por Gral Fernando »

Carta V

Sabes lo que siento por ti, Augusta. Nunca hemos hablado mucho de sentimientos. Te amo muchísimo y tu me amas, por lo que has de saber la verdad. Está en esta carta. La verdad
es que esta es la más horrenda de las luchas en una situación desesperada. Miseria, hambre, frío, renuncia, duda, desesperación y una muerte horrible. No te diré más. Tampoco te hablé de ello en mi despedida y no hay nada más sobre esto en mis cartas. Cuando estábamos juntos (y también me refiero a mis cartas) eramos marido y mujer, y la desagradable guerra, de cualquier modo necesaria, era una fea compañía de nuestras vidas. Pero la verdad es la certeza de que lo que he escrito más arriba no es una queja ni un lamento sino una relacíon objetiva de los hechos.

No puedo renunciar a mi parte de culpa en todo esto. Pero es en una proporción de 1 a 70 millones. La proporción es pequeña, pero está ahí.
Nunca pensaría en evadir mi responsabilidad, me digo a mi mismo que entregando mi vida he pagado mi deuda. Las cuestiones de honor no admiten discusión..

Augusta, en la hora en que has de ser fuerte, también has de hacer esto: Ni te enfades ni sufras demasiado por mi ausencia. No estoy asustado, únicamente triste por no poder sacar mayor provecho de mi valor que morir por esta causa inútil, por no decir criminal. Ya conoces el lema familiar de los Von H's: "Culpa reconocida, culpa expiada". No me olvides demasiado deprisa.

Carta VI

En Estalingrado, cuestionarse a Dios significa renunciar a Él. Querido padre, debo decírselo, y estoy doblemente arrepentido por ello. Usted me sacó adelante, no tuve madre, y siempre mantuvo a Dios ante mis ojos y mi corazón. Y yo reitero doblemente mis palabras, pues van a ser las últimas. Después de ellas no voy a poder pronunciar otras que puedan remediarlas o disculparlas. Usted es sacerdote, padre. En la última carta que uno escribe, únicamente dice la verdad o lo que cree que es la verdad. He buscado a Dios en cada crater de obús, en cada casa destruida, en cada esquina, entre mis camaradas cuando estoy en mi trinchera, y en el cielo. Dios no se mostró cuando mi corazón le gritaba. Las casas fueron destruidas. Mis camaradas fueron tan valientes o cobardes como yo. La ira y el asesinato estaban en la tierra. Bombas y fuego caían del cielo. Pero Dios no estaba ahí. No, padre, Dios no existe. Se lo escribo otra vez, y sé que es terrible, y que no puedo remediarlo. Y si después de todo hubiera un Dios, sólo estaría con usted, en los libros de himnos y oraciones, en los consejos piadosos de sacerdotes y pastores, en el tañir de las campanas y en el olor a incienso. Pero no en Estalingrado.
No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo. (Oscar Wilde)

Quesalid
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1159
Registrado: 14 Nov 2006 10:06

Parches

Mensaje por Quesalid »

Interesante hilo, pero ya lo habíamos tratado anteriormente en:

viewtopic.php?t=2121

Este mediodía fusionaré ambos temas.

Por favor, antes de empezar con un tema, mirad si ya ha sido expuesto por algún compañero.

Gracias y saludos,
Quesalid

Winston Churchill: "Por más que la guerra me atraiga y mi mente se fascine con sus situaciones tremendas, a medida que pasan los años cada vez estoy más convencido (y puedo medir ese sentimiento aquí, donde estoy rodeado de armas) de la asquerosa y malvada locura y barbarie que es todo esto".

Avatar de Usuario
Lehto
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1243
Registrado: 04 Jun 2005 22:51

Medallas

Parches

Mensaje por Lehto »

Como texto testimonial no etán mal, pero vamos, de ahí a tomarlas en serio...

http://www.laislalibros.com/libros/LAS- ... 8307-761-0

Imagen

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO

En el año 1954 se publicó en Alemania Letze Briefe auf Stalingrad (Las últimas cartas de Stalingrado), un libro que recogía los fragmentos de 39 cartas escritas y remitidas por militares alemanes en los últimos días de la batalla por la ciudad de Stalin, que costaría la derrota aplastante del VI Ejército alemán. Según el editor del libro, las autoridades nazis, por orden directa del Cuartel General del Führer, confiscaron las últimas siete sacas que pudieron ser transportadas desde el cerco; los contenidos fueron estudiados y censurados, y las cartas nunca llegaron a sus destinatarios. Años después, los documentos reaparecieron en los archivos militares de Potsdam, de donde fueron recuperados para su publicación.

Sin embargo, no eran las últimas cartas de Stalingrado; era algo diferente: eran las cartas que quizá habrían podido escribir los soldados encerrados en la bolsa de Stalingrado, pero que no lo hicieron. No era exactamente una falsificación, pero tampoco eran
documentos auténticos.

Las últimas cartas de Stalingrado no son verdaderas, pero pudieron ser bien ciertas. Desde esta extraña condición, este libro nos acerca a una parte de la «verdad» de la batalla de Stalingrado, la que padecieron miles de soldados en el kessel antes de desaparecer en la derrota definitiva.
Kollaa kestää

Avatar de Usuario
totemkopf
Capitán
Capitán
Mensajes: 2004
Registrado: 29 Abr 2004 09:41

Medallas

Parches

Mensaje por totemkopf »

Pues yo si me las tomo en serio , pueden que no sean autenticas e incluso que hayan sido escritas en 2007, me da igual, los fragmentos que aquí se han escrito, reflejan perfectamente el sentir de los soldados que estuvieron en el cerco de Stalingrado, estoy seguro que estos pensamientos eran los que circulaban por las cabezas de los soldados alemanes en los últimos dias de la batalla, no hay invención historica tan sólo una fabulación ( para mí 100% realista) de una situación tan terrible que ninguno de nosotros podemos llegar a imaginar.


Un saludo.
Las fronteras de los paises son las cicatrices de la Historia

Avatar de Usuario
Gral Fernando
Teniente
Teniente
Mensajes: 1932
Registrado: 20 Oct 2006 01:57
Ubicación: Chaco- Resistencia

Medallas

Parches

Mensaje por Gral Fernando »

totemkopf escribió:Pues yo si me las tomo en serio , pueden que no sean autenticas e incluso que hayan sido escritas en 2007, me da igual, los fragmentos que aquí se han escrito, reflejan perfectamente el sentir de los soldados que estuvieron en el cerco de Stalingrado, estoy seguro que estos pensamientos eran los que circulaban por las cabezas de los soldados alemanes en los últimos dias de la batalla, no hay invención historica tan sólo una fabulación ( para mí 100% realista) de una situación tan terrible que ninguno de nosotros podemos llegar a imaginar.


Un saludo.
Coincido contigo camarada Totemkopf :dpm: . Creo que si fueron falcificadas o no es lo que menos importa, la intención es tratar de hacer conocer los sentimientos y pensamientos de esos soldados ante la catástrofe que les cayó ensima, y que en muchos casos ni ellos comprendían lo que les sucedía. Saludos!
No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo. (Oscar Wilde)

Avatar de Usuario
Lehto
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1243
Registrado: 04 Jun 2005 22:51

Medallas

Parches

Mensaje por Lehto »

Gral Fernando escribió:Creo que si fueron falcificadas o no es lo que menos importa, la intención es tratar de hacer conocer los sentimientos y pensamientos de esos soldados ante la catástrofe que les cayó ensima, y que en muchos casos ni ellos comprendían lo que les sucedía. Saludos!
En tal caso, y ya puestos, Sven Hassel es una fuente histórica de primera mano para entender el día a día de la Wehrmacht, incluida la ubicación espacio temporal en dos frentes distintos :wink:
Kollaa kestää

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Mensaje por Japa »

Yo la verdad me llevé una desilusión cuando vi que no eran reales, y opté por no comprarme el libro.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Spit
Sargento
Sargento
Mensajes: 201
Registrado: 23 Ago 2007 16:57

Parches

Mensaje por Spit »

Podemos sentir y valorar lo expresado en estas cartas, pero como aficionados a la Historia creo que si que es relevante el conocer si estos escritos son auténticos o redactados posteriormente.

Aunque hubieran sido escritas por veteranos de Stalingrado, no podrían reflejar exactamente el mismo espíritu si fueron escritas 10 años después, de regreso en Alemania. Podrían ser incluso más crudas, pero no podrían recrear el momento irrepetible del que hablan. De ahí el enorme valor documental de los escritos originales.

La ficción y la memoria pueden imitar, incluso superar a la realidad, pero no igualarla.
Salu2

“Os dieron a elegir entre la guerra y el deshonor. Elegisteis el deshonor, y tendréis la guerra.”
Sir Winston Leonard Spencer Churchill

Avatar de Usuario
totemkopf
Capitán
Capitán
Mensajes: 2004
Registrado: 29 Abr 2004 09:41

Medallas

Parches

Mensaje por totemkopf »

Lehto escribió:
Gral Fernando escribió:Creo que si fueron falcificadas o no es lo que menos importa, la intención es tratar de hacer conocer los sentimientos y pensamientos de esos soldados ante la catástrofe que les cayó ensima, y que en muchos casos ni ellos comprendían lo que les sucedía. Saludos!
En tal caso, y ya puestos, Sven Hassel es una fuente histórica de primera mano para entender el día a día de la Wehrmacht, incluida la ubicación espacio temporal en dos frentes distintos :wink:
No estamos diciendo que sean una fuente histórica sino que el relato te hace retrotraerte a la situación en la que se encontraban los soldados en Stalingrado, para mí son cartas magníficas. No nos la cojamos con papel de fumar.

Un saludo.
Las fronteras de los paises son las cicatrices de la Historia

Paradise Lost

Mensaje por Paradise Lost »

Y el soldado que escribía la carta aseguraba que no iban a captutarle los rusos, y que de ninguna de las maneras iría al cautiverio.

Estas dos líneas, según de la fuente que provengan, pueden tener un efecto en nosotros muy diferente.
Si se estuviera leyendo una novela, no nos impresionaría demasiado. Ahora bien, si se tratase de una carta original del Kessel, escrita por un soldado en enero de 1943, creo que cualquier persona que la leyera, quedaría totalmente impresionado.

Y ése es mi caso. Desde hace años colecciono objetos y correspondencia de soldados alemanes del Kessel, y leer algo de puño y letra de esos soldados, cuando es una despedida o el reflejo de la añoranza de la Navidad en el hogar, impresiona mucho. Y eso es algo a lo que nunca llegará un relato de ficción por mucho que intente reflejar los trágicos acontecimientos de aquel invierno del 42/43. Porque no son reales.
Creo que todo coleccionista sabe a lo que me refiero, si lo extrapolamos al coleccionismo de medallas, cascos, documentos... Una réplica no es lo mismo que un original.

A lo largo de este tiempo he leído cosas en esas cartas que la ficción nunca podrá igualar. Cartas de madres o esposas dirigidas a los soldados, diciendo que no creían que aquello pudiera ser el final, y al cabo de un mes les eran devueltas con el sello de Zurück unzustellbar, ya que el destinatario no había podido ser localizado.
Cartas de un soldado que intentaba comunicar a su familia que se hallaba cercado en el Kessel (cosa que estaba prohibida ya que no se podían dar detalles de operaciones y situación), y para ello en cada mayúscula después de un punto, utlizaba una letra para formar la frase Im Kessel, (en el Kessel).
Esas cartas se van volviendo más amargas a partir de la ofensiva soviética del 10 de enero, acabando finalmente el rastro de las cartas el 23 de enero, fecha de la pédida de las tropas alemanas del aeropuerto de Gumrak.

El libro citado anteriormente tras su lectura, sólo puede dejarme indiferente.

Saludos

Avatar de Usuario
Lehto
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1243
Registrado: 04 Jun 2005 22:51

Medallas

Parches

Mensaje por Lehto »

Spit escribió:La ficción y la memoria pueden imitar, incluso superar a la realidad, pero no igualarla.
Es como cualquier cuadro, novela, película, etc... sobre un hecho histórico: es testimonial, puede despertar sentimientos, hacer reflexionar y todo eso (lo cual está muy bien). Pero otra cosa es el relato histórico, la reconstrucción del hecho, que en mayor o menor medida precisa necesita de fuentes directas y contrastables. De la veracidad o no de un documento depende la versosimilitud de lo contado. De no hacer este ejercicio seguiriamos creyendo que unos polacos muy malos atacaron a unos pacíficos alemanes en el 39 y el III Reich lo único que hizo fue defenderse.

Será deformación profesional... pero prefiero documentos auténticos para sentir todo el peso (y el horror si es necesario) de la Historia.

PD Paradise Lost... tenemos que hablar, te pongo un mp :carapoker:
Kollaa kestää

CASYD
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6218
Registrado: 20 Oct 2007 16:12
Ubicación: Ft. Bragg
Contactar:

Mensaje por CASYD »

Muchas veces al leer este tipo de cartas, comprobar las condiciones en las que se luchaba en Stalingrado, me pongo en la piel de esos soldados y me entra una angustia insoportable, el ver morir en tus brazos a tus amigos, el rematar a un enemigo para que no sufra, la lucha por sobrevivir y el sufrimiento por todo lo que te rodea tiene que ser una experiencia traumática para todo ser humano. :dpp:
"We kill for peace!" MACV-SOG
--------------------------------------
Dios que buen vasalllo si hubiese buen señor

Quesalid
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1159
Registrado: 14 Nov 2006 10:06

Parches

Mensaje por Quesalid »

totemkopf escribió:No estamos diciendo que sean una fuente histórica sino que el relato te hace retrotraerte a la situación en la que se encontraban los soldados en Stalingrado, para mí son cartas magníficas. No nos la cojamos con papel de fumar.
Con los debidos respetos, cuando hablamos de historia: nos la hemos de coger con papel de fumar.

Y decir que son las cartas de Stalingrado y, en realidad, no lo son: es un fraude. Como el falso diario personal de Hitler.

Saludos,
Quesalid

Winston Churchill: "Por más que la guerra me atraiga y mi mente se fascine con sus situaciones tremendas, a medida que pasan los años cada vez estoy más convencido (y puedo medir ese sentimiento aquí, donde estoy rodeado de armas) de la asquerosa y malvada locura y barbarie que es todo esto".

Avatar de Usuario
Lehto
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1243
Registrado: 04 Jun 2005 22:51

Medallas

Parches

Mensaje por Lehto »

Quesalid escribió:Con los debidos respetos, cuando hablamos de historia: nos la hemos de coger con papel de fumar.
Y decir que son las cartas de Stalingrado y, en realidad, no lo son: es un fraude. Como el falso diario personal de Hitler.
Saludos,
Ah si que historia aquella la de los diarios y como terminó:
Wikipedia dixit:
"Además de los 42 meses de prisión que se impusieron al falsificador Kujau y al periodista Heidemann, el escándalo supuso la dimisión de Peter Koch y Felix Schmidt, dos editores del Stern. Los enemigos del Sunday Times ridiculizaron con profusión al periódico, y la reputación como historiador de Trevor-Roper quedaría seriamente dañada."
Es que la Historia tiene sus mecanismos metodológicos de lo contrario no es Historia, sino historias. Emocionarse con un relato es muy loable, pero venderlo como auténtica Historia desmerece el trabajo de los auténticos Historiadores.

Vamos que uno se puede dejar llevar por el relato de "Adiós a las armas" pero nunca será una crónica histórica de la Gran Guerra.

Demasiado mal están las Humanidades y la Historia para andar rematándolas con estos pseudohistoriadores mercantilistas.
Kollaa kestää

Muelhoff
Capitán
Capitán
Mensajes: 2127
Registrado: 06 Nov 2007 11:16
Ubicación: Chaco - Resistencia

Medallas

Parches

Mensaje por Muelhoff »

...pero venderlo como auténtica Historia desmerece el trabajo de los auténticos Historiadores.
Entonces que?, nos informamos mal y asi aprendemos mal con tal proposito de que ellos vendan mas?,
Menudo a lo que llegamos Camaradas, esta bien un negocio es un negocio, pero con esto se pierde un poco el hilo no?
...Aprender es lo correcto, aunque sea del enemigo.
Ovidio


...La diferencia entre un buen oficial y uno excelente es de unos diez segundos.
Almirante Arleigh Burke EE.UU.

Responder

Volver a “Frente del Este y Centroeuropeo”