BAT 21 PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
Escrito por Hicks   
Viernes, 11 de Abril de 2008 19:51

El 2 de abril de 1972, un EB-66 sobrevolaba la provincia de Quan Tri, interfiriendo las señales de radar y transmisiones de la defensa aérea norvietnamienta, preparando el camino para un ataque de bombarderos B-52 que iban de camino a bombardear el objetivo. El avión, era una modificación del bombardero B-66 Destroyer, utilizado para guerra electrónica, perteneciente al 42nd Tactical Electronic Warfare Squadron, con el indicativo de radio Bat 21; no volaba solo, otro EB-66, Bat-22, le acompañaba. Volaba el aparato a más de 9.000 m con seis tripulantes, cuando varios SAM SA-2 (S-75) fueron lanzados. Estos misiles de fabricación rusa, ascendían a una velocidad de más de 800 m/sg y el piloto, el Maj. Wayne Bolte, no consiguió evadirlos, en cambio Bat-22 logro evitarlos con maniobras evasivas. Tras el impacto, solamente el Lt. Col. Hambleton, navegante del avión, consiguió accionar su asiento eyectable; mientras descendía en paracaídas, un segundo misil impactaba en los restos llameantes de EB-66 que se precipitaba contra el suelo, provocando una explosión que detruyo el aparato, acabando así, con toda posibilidad de escape del resto de la tripulación, cinco hombres en total. El año pasado, la provincia de Quan Tri había estado bajo un tenue control de las fuerzas norteamericanas y survietnamitas, pero ahora, allí se encontraban 30.000 tropas de Vietnam del Norte, con vehículos de todo tipo y artillería, en mitad de la Ofensiva de Pascua (Eastern Offensive).


EB-66

Al enterarse el General Creighton Abrams ordeno el rescate inmediato de Hambleton. Iceal Hambleton, con ahora 53 años, había sido navegante de B-29 durante la guerra de Corea, y tras ello, en la década de los 60, había participado en varios proyectos balísticos de los Estados Unidos, como los ICBM Titan I y II, por lo que se debía impedir a toda costa su captura por parte de Vietnam del Norte, y por extensión, permitir a los soviéticos tener acceso a los conocimientos de Hambleton. Cayo con brusquedad a tierra, lesionándose el brazo derecho y la espalda, pero tan pronto llego a tierra, activo su radio para coordinar su rescate. Dicha radio, iba a convertirse en una pieza fundamental en su supervivencia para los días que se avecinaban.

 

 



A pocos kilómetros del lugar, un O-2 en misiones FAC, pilotado por 1st Lt. Jankowski que observo horrorizado como un paracaídas caía en aquel territorio con alta actividad enemiga. Inmediatamente radio una señal de ayuda a la que acudió una pareja de A-1 Skyraider para atacar a elementos hostiles que pudiesen estar en la región. Pronto se desplazo a la zona una pareja de UH-1H, apoyados por dos cañoneros AH-1G Huey Cobra. Jankowski advirtió al grupo de rescate de fuerte presencia enemiga, pero que los Skyraider estaban en la zona atacando concentraciones de tropas. El grupo se dividió en dos, Blueghost 24 (AH-1) y Blueghost 30 (UH-1) y Blueghost 28 (AH-1) y Blueghost 39 (UH-1), el líder, el Cpt. White dio ordenes de no cruzar el rio; se desconoce por qué Blueghost 39 no acato la orden, puede que simplemente no recibiesen la orden, pero lo cierto es que Blueghost 39, escoltado por el Cobra descendió a una altura de 90 m y cruzo el rio. A medida que pasaban el rio Don Ha, empezaron a recibir fuego de fusilería enemiga, ocultos entre la maleza; el Cobra respondió con cohetes, pero quedo desbordado por el fuego que venía de todas direcciones, y tuvo que retirarse recibiendo numerosos impactos, las alarmas chillaban incesantemente y el Cobra estaba a punto de desplomarse. El piloto del Cobra, Cpt. Rosebeary también veía como los proyectiles impactaban en el Huey, y radio a Blueghost 39 que saliese de allí cuanto antes. Pero era demasiado tarde, el helicóptero se precipitaba envuelto en humo contra el suelo, desapareciendo tras las copas de los arboles. La tripulación, malherida, sobrevivió al impacto contra el suelo, pero cuando llegaron hombres del Vietcong, empezaron a disparar contra los restos del helicóptero, provocando su explosión. Solo el artillero sobrevivió, tras arrastrarse fuera del aparato, segundos antes de la llegada del enemigo, siendo capturado. Rosebeary mientras indico el incidente a la otra pareja de helicópteros, avisándoles de la peligrosidad de cruzar el rio. También solicito rescate para él y su artillero, tras tener que aterrizar el maltrecho Cobra, incapaz ya de mantenerse en vuelo. Un HH-53 les puso a salvo.
La noche se echo encima, y Hambleton quedo solo, rodeado de enemigos. Mientras, los Skyraider continuaron haciendo pasadas, intentando mantener alejado al ejercito norvietnamita y al Vietcong a raya, llegando incluso a lanzarse minas alrededor de la posición en la que estaba ubicado.
A la mañana siguiente, 3 de abril se procedió a la siguiente tentativa; dos helicópteros medios HH-53, código Jolly Green 65 y 66 se personaron escoltados por aviones de combate, dirigiéndose a la zona en la que Hambleton les esperaba. Jolly Green 65 fue acribillado tan pronto se acerco; el piloto no tento y ascendió, lejos del alcance de las armas vietnamitas. Jolly Green 66 descendió de entre las nubes, encontrándose con casi una decena de tanques enemigos, recibiendo numeroso fuego de armas ligeras y pesadas; uno de los aviones de escolta les radio “¿Desde donde os están disparando?” con la esperanza de apoyar al aparato, a lo que en medio del tronar de las armas, el artillero del H-53 contesto “!!De todos lados¡¡”. Como su compañero, el piloto ascendió para escapar al acoso de los proyectiles. Aunque muy dañados, ambos helicópteros consiguieron regresar a la base; quedando atrás los aviones de ataque intentando proteger a Hambleton. Sin embargo, antes de que acabara el día, uno de los aviones que participaba en las operaciones, fue alcanzado. El OV-10 Bronco, código Nail 18 fue alcanzado por un SAM SA-2, emboscado con la táctica favorita de los Norvietnamitas; disparar el misil cuando el avión sobrevolaba las nubes, impidiendo así ver la ascensión del SAM e impidiendo maniobrar a tiempo. Ambos pilotos consiguieron eyectar del avión. El piloto cayó a 500 mt de Hambleton, corriendo a esconderse entre unos bosques de bambú, pese a esto, fue capturado. El operador de armas, 1º Lt. Mark Clark (Nieto del famoso General de la 2ª Guerra Mundial), evadió a la captura ocultándose en un agujero. Ese mismo día también se perdió otro UH-1 con toda su tripulación, si bien hay que decir que no participaba en las misiones de rescate, es muy probable que fuese derribado por la misma batería SAM que derribo a Bat 21. Durante los siguientes dos días, la aviación ataco incesantemente las posiciones de artillería AA enemiga, alejando al enemigo de Bat 21 Bravo (indicativo de Hambleton) y preparando el terreno para otra intentona. Incluso se recurrió a bombardero B-52 para atacar comunicaciones adyacentes donde los reconocimientos habían señalado concentraciones de tropas y blindados. Muchos de estos ataques estaban siendo dirigidos por Clark y Hambleton desde tierra; mientras los norvietnamitas, esperaban utilizarlos de cebo para atraer a más helicópteros.


Los HH-53 no podían internarse solos en el infierno que les aguardaba, los A-1 Skyraider les apoyaban con todo su armamento.

En la mañana del 6 de abril amaneció claro y despejado, y tras otros 42 ataques aéreos, incluyendo los realizados por cuatro B-52; entraron en acción, cuatro HH-53, para rescatar a Clark y Hambleton escoltados por seis A-1 Skyraider. El plan consistía en que el HH-53 Jolly Green 67 se internase en la zona, atravesase el rio y recogiese a Hambleton; luego recorriese un kilometro a la izquierda y repitiese la operación con Clark, saliendo de la zona por el sur. En cuanto Jolly Green 65 se aproximo a Hambleton, empezó a recibir fuego pesado desde tierra. Los Skyraider intentaron suprimir el fuego desde tierra, pero infructuosamente, demasiados focos de ataque para ser silenciados todos. La tripulación aborto el rescate, pero el aparato estaba recibiendo un tremendo castigo, y antes de que pudiese llegar a ponerse a salvo los pilotos de A-1 vieron un fogonazo bajo la turbina del helicóptero; este levanto el morro y empezó a girar, golpeando el suelo y convirtiéndose en una bola de fuego a pocos kilómetros al sur de la posición del Bat 21 Bravo. El fuego tardo más de un día en extinguirse. No hubo supervivientes. Los HH-53 que permanecían en espera, se prepararon para entrar, pero el piloto de Sandy 1 (indicativo de radio para los A-1 Skyraider de escolta) aborto la operación, había un gran riesgo de perder cualquier aeronave que se internase a por los pilotos derribados. Hambleton, estaba destrozado y hundido, no solo se encontraba herido, cansado y rodeado de enemigos, sino que en el intento por rescatarle, había visto precipitarse a Jolly Green 67, y tenía conocimiento de la perdida de Blueghost 39 y Nail 38. Pero no podía rendirse, no podía permitir que la muerte de esos hombres fuese en vano, y se propuso salir de allí, haciendo lo que hiciese falta.
El 7 de abril, otro OV-10 Bronco fue abatido, con el distintivo Covey 282. El avión desempeñaba funciones FAC cuando fue alcanzado por artillería AA, haciendo un aterrizaje forzoso en el que los dos tripulantes consiguieron sobrevivir; consiguiendo escapar de las fuerzas enemigas que acudieron al lugar del impacto y separándose para aumentar sus posibilidades. Mientras, en las bases, la moral empezaba a resentirse; si bien siempre había pilotos dispuestos a rescatar a Hambleton y a Clark, otros hombres empezaban a sopesar suspender los intentos; el tétrico palmares de las operaciones no indicaban nada bueno; en el avispero de la rivera del rio Don Ha se habían perdido dos helicópteros con sus tripulaciones, más un tercero, al que se había podido rescatar a los tripulantes; dos helicópteros más habían sido dañados; dos aviones habían sido abatidos y varios más alcanzados, aunque sin percances graves.
Ya era obvio que cualquier nueva tentativa de rescate aéreo era una misión demasiada arriesgada, demasiadas bajas y falta de información sobre el número total de enemigos en la zona. Había que cambiar de plan; mientras, Clark, Hambleton y Walker (piloto Covey 282) se movían constantemente para evitar la captura; del operador de armas de Covey 282, Larry Potts, no se sabía nada.
El 8 de abril, el Coronel de los Marines Al Gray dijo “Tengo un barco cargado de muchachos que les gustaría hacer algo ahí”. Efectivamente, se refería a un grupo de comandos, dirigidos por el Lt. Norris, integrante del SEAL. Entonces se procedió a dirigir a los hombres abatidos hacia el rio, preparando una cita con Norris y 5 aguerridos comandos survietnamitas. Clark estaba relativamente cerca del rio Cam Lo, y recibió instrucciones para que el día 10 se desplazase por el agua. Hambleton estaba más alejado, y con el temor de que el enemigo monitorizase la frecuencia de las radios, fue dirigido por un controlador aéreo utilizando términos de un campo de golf, que el navegante del EB-66, aficionado a este deporte, entendía perfectamente. Durante esos interminables días, los bombarderos y aviones de ataque siguieron desplegando todo su poder, desatando el infierno contra las tropas que rodeaban a los aviadores derribados.


Dos Skyraider pican sobre posiciones del Vietcong

10 de abril. El plan consistía en que Clark se dejase llevar corriente abajo, por el rio Cuat Viet, al encuentro del comando de Norris que ascendería rio arriba; sin embargo, la corriente era demasiado fuerte para los hombres rana, por lo que la inserción se tuvo que hacer vía terrestre. A varios kilómetros de Clark. En el trayecto nocturno, el comando se movió sigilosamente, viendo una ida y venida constante de tropas y camiones enemigos. Entre las 2 y 3 de la madrugada, Norris, en avanzadilla vio algo en un banco de arena, era Clark. Con el piloto Nail 38 Bravo, el Teniente del SEAL volvió con su grupo y se replegó, evitando a un cada vez más numeroso enemigo, mientras el alba amenazaba acabar con el amparo de la oscuridad; pero al atardecer, el 1st Lt. Mark Clark, se encontraba en un blindado camino de un transporte aéreo que le llevaría a Da Nang. Mientras, Norris y su equipo, permanecían a una distancia segura de los puestos de observación del ejercito de Vietnam del Norte; aun no habían acabado.
En la noche del 11 de abril, se dispusieron para ir a por Hambleton; en el puente sobre el Cam Lo, descubrieron varios tanques enemigos, y solicitaron un ataque aéreo. En el fragor del combate que sucedió tras el ataque, el puesto de observación norvietnamita fue destruido, pero dos hombres de Norris, cayeron heridos. Teniendo que suspender la operación y evacuando a sus hombres a la mañana siguiente, mientras que estudiaba la incursión.
El día 12 el equipo ascendió casi cuatro kilómetros hasta la zona de Hambleton, evitando grandes concentraciones enemigas, sin embargo, el rescate fue infructuosos, sufriendo además, la vacilación de dos de sus comandos.
Día 13, Hambleton se encontraba ya al borde del colapso, física y psíquicamente, el navegante de 53 años no aguantaría más. Norris descanso durante el día, mientras los FAC daban ánimos a Hambleton. Por la noche, el Lt. Norris y el Spc. Nguyen Van Kiet se internaron en la oscuridad para rescatar al piloto; Norris no quería que los dos hombres que habían vacilado, pusiesen en peligro la operación, y Van Kiet, no dudo para presentarse voluntario para internarse junto al SEAL. Los dos hombres, disfrazados de pescadores nativos, se internaron en el rio con un pequeño sampan. Mientras ascendían rio arriba escuchaban las voces de los soldados enemigos y el tronar de sus tanques, una niebla les ayudo a enmascararse, pero también a despistarse, pasando de largo la zona donde esperaban encontrar a Hambleton. Cuidadosamente dieron la vuelta, encontrándolo finalmente, estaba agotado, hambriento, había perdido 20 kg y se había roto la muñeca en el descenso en paracaídas, pero estaba vivo. Pero se les acababa el tiempo, el sol empezaba a ascender y su tenue disfraz podía ser descubierto; en el aire, los FAC se preparaban por si había problemas mientras los aviones de ataque se mantenían en vuelo. De repente fueron sorprendidos por gritos, habían sido descubiertos, y geiseres de agua empezaron a levantarse en torno a ellos. Van Kiet remaba con todas sus fuerzas, ganando velocidad gracias a la corriente e intentando ocultarse tras el follaje, mientras Norris solicitaba apoyo. Ocultaron el sampan en una orilla, mientras la aviación batía al enemigo. Una cortina de humo extendida por los aviones ayudo a ocultarlos y el grupo de rescate se puso de nuevo en acción hasta que consiguió llegar a la orilla del rio donde esperaban tropas de Vietnam del Sur, las cuales contestaron el fuego proveniente de la otra orilla mientras sacaban a los hombres del sampan. La odisea de Hambleton, 10 días ½ en territorio enemigo había acabado; pero para Norris, no. Aunque quedaba alguien atrás; el 1st Lt. Walker. Este, había conseguido evitar la captura durante once días, sin embargo, el día 18 fue encontrado por tropas del Vietcong y presumiblemente asesinado.
Así culmino el rescate más grande y costoso de toda la guerra de Vietnam, y posiblemente de la historia militar de los EE.UU. Durante las operaciones se vieron inmersos hombres de todas las ramas de las fuerzas armadas americanas; se llevaron a cabo más de 800 ataques aéreos en torno a Bat 21 bravo; utilizando aviones de todo tipo, desde los clásicos A-1 Skyraider en misión de escolta, hasta bombarderos pesados B-52. Ahora, tocaba recuento de bajas:
En la misión se habían perdido un UH-1, un AH-1 Cobra, un HH-53 y dos OV-10 Bronco. Nueve aparatos más, entre helicópteros y aviones de ataque habían sido dañados, algunos fueron irrecuperables.
Se habían perdido la vida de 10 hombres; tres en Blueghost 39, seis en Jolly Green 67, y uno de Covey 282 tras eludir la captura durante 11 días (no obstante, algunas fuentes indican que Bruce Walker, no fue asesinado, siendo capturado e internado. A día de hoy esta clasificado como MIA dado que no se han encontrado sus restos mortales). Eso sin contar a los 5 tripulantes que perecieron en el EB-66, indicativo Bat 21. (Sin embargo, hay ciertas dudas, aunque escasas, respecto al destino del operador de sistemas Henry Serex; su hija, basándose en pruebas, como extrañas marcas que indicarían “piloto derribado” en la región de Quang Tri reivindica saber si su padre fue echo prisionero y cual fue su destino)
Los restos mortales de la tripulación de Blueghost 39 fueron recuperados en 1993; los de la tripulación del HH-53 Jolly Green 67 en 1992, siendo identificados finamente en 1997. Todos recibieron sepultura en el cementerio de Arlington.
El artillero Astorga de Blueghost 39 y el Piloto Henderson, de Nail 38 fueron tomados prisioneros, para ser liberados en 1973, gracias a los acuerdos de Paris. El Lt. Potts, operador de Covey 282 y del que no se sabía nada, fue hecho prisionero, muriendo tiempo después durante su internamiento alrededor de julio de 1972. Otras fuentes, indican en cambio que fue abatido mientras intentaba escapar. Consta como MIA, al igual que Walker.
Se concedieron 234 condecoraciones individuales a los participantes en la misión, entre ellas, la Medalla al Honor al Lt. Norris por su decisiva participación en el rescate de Hambleton.


Iceal Hambleton


Thomas Norris y Guyen Van Kiet durante la recepción de sus condecoraciones (Norris, Medalla al Honor; Van Kiet, Cruz Naval)

Aunque no se hizo un cálculo oficial de las bajas del Vietcong y del ejercito norvietnamita, con toda seguridad en esos 11 días que duraron las operaciones, centenares de soldados muriesen bajo las bombas y cohetes que descargaron incesantemente los aviones de apoyo. Así como la destrucción de un número indeterminado de vehículos.

Nota: Las fotografías adjuntas de operaciones de combate son meramente ilustrativas, no se ha encontrado registro grafico alguno de las operaciones en torno a Bat 21 bravo y Nail 38 bravo.


Abreviaciones:
SAM: Superfice Air Misile (Misil Tierra-Aire)
ICBM: Inter Continental Ballistic Misil (Misil Balístico Intercontinental)
AA: Anti Aircraft (Antiaérea; refiriéndose al armamento utilizado contra aeronaves)
FAC: Forward Air Control (Control Aéreo Avanzado, función en la que aeronaves o soldados especializados, dirigen el fuego y marcan objetivos para otros aviones de ataque en apoyo aéreo)
MIA: Missing in Action (Desaparecido en combate)
CSAR: Combat Search and Rescue (Búsqueda y rescate en condiciones de combate)

Antonio Salmerón Labrado
“Hicks”


Fuentes de la red:
National Museum of the USAF: Bat 21
http://www.nationalmuseum.af.mil/factsheets/factsheet.asp?id=1236
POW Network
http://www.pownetwork.org/bios/w/w104.htm
Wikipedia: Iceal Hambleton
http://en.wikipedia.org/wiki/Iceal_Hambleton
Vietnam Helicopter Pilot Association
http://www.flyarmy.org/incident/72040610.HTM
Mission to Dong Ha – Mission to Al Hammar, por Darrel D. Whitcomb
http://www.airpower.maxwell.af.mil/airchronicles/cc/whitcomb.html
Home of Heroes. Not without my lieutenant
http://www.homeofheroes.com/brotherhood/seals.html
The flight of Jolly Green 67, por Darrel D. Whitcomb
http://www.jollygreen.org/Stories/JG67.htm
Fuentes literarias:
Airpower and the april 1972 invasion
Autores Coroneles John A. Doglione, Donald T. Hogg, Richard D. Kimball, Julian R. MacFadden, John M. Rapp, Ray Y. Walden y Lorenz F. Wustern. Tenientes Coroneles Charles W. Bond, Eugen T. Buckner, Norman Edgar, Roberts L. Evers, James R. Harding y Frank T. Hines.
Editado por el Mayor A. J. C. Lavelle.


Si quieres debatir este artículo entra en su foro de discusión

 

Comentarios

Registrate para realizar comentarios..
Actualizado ( Sábado, 12 de Abril de 2008 01:00 )
 

Revista SERGA

Foro Historia Militar

Foro Fotos Militares

Licencia

Todo el contenido y las descargas de este sitio están publicados bajo una licencia de Creative Commons


Ayuda a Paco Sanz

Paco Sanz - Ayudame

www.ayudapacosanz.com

Español, iza tu bandera

Camisetas con Historia

Camisetas con Historia

Historia Rei Militaris

HISTORIA REI MILITARIS

Fundación VF

Fundacion Vicente Ferrer

 El Gran Capitán destina parte de sus ingresos por publicidad en ayuda a programas de apadrinamiento de la Fundación Vicente Ferrer.