PDF: Libros, revistas y artículos

En esta sección podrás encontrar los enlaces a un buen número de artículos, libros o revistas en PDF.

En las ilustraciones a la Crònic 1 de Don Femando el IV, editada por Ja Real Academia de la Historia, hablándose del autor de aquélla, se recuerda que en opinión de Acosta, es debida a «Fernán Sánchez de Tovar, al cual llamaban de Valladolid, por ser natural de esta ciudad», «hombre docto y dado a la historia, jurisconsulto de fama y celebrado en su tiempo por la ciencia que poseía y por los altos cargos que desempeñó en la monarquía castellana». Muy en los comienzos «del reinado de Don Alfonso XI era ya alcalde de su casa y corte; después notario mayor de Castilla y canciller del sello de la poridad; desempeñó embajadas y comisiones de grande importancia; fué hombre de buen entendimiento y bien razonado y alcanzó grande celebridad y una edad bastante avanzada, pues no murió hasta el reinado de Don Enrique II» (i). La Academia, o, mejor dicho, don Antonio Benavides, que es el que ilustró la Crónica, inclinóse, al parecer de Acosta en vista de las noticias proporcionadas por D. José Amador de los Ríos, quien llegó a descubrir, a fuerza de prolijas investigaciones, que Zurita opinó que las tres crónicas, o sea la crónica de los tres reyes (Alfonso X , Sancho IV y Fernando IV) tenían por autor a Fernán Sánchez de Tovar, porque el historiador aragonés «así lo escribió a Ambrosio de Morales, y fundaba su opinión aquel insigne cronista en el contexto de un antiquísimo manuscrito relativo a una de Jas embajadas que desempeñó el Sánchez Tovar, en el cual, cuando el autor le nombraba, decía así: «Fernán Sanchez de Valladolid en la crónica de Castilla dixo», etc. Los hechos citados, agrega el Sr. Benavides, se refieren a los reinados de Fernando IV y Alfonso XI (i) y advierte que Morales transcribió las palabras de Zurita en el folio 54 de un códice titutado Memorial de todas las personas que en la Crónica del Rey Don Alonso se nombran, documento que se custodia o, por lo menos, se custodiaba el año 1864 en la Biblioteca Nacional con la signatura F. 163 (2). 

Imagen

LA BATALLA POR LENNGRADO
900 DIAS ASEDIADOS POR LA WEHRMACHT
David M. Glantz

Si con una sola frase se hubiera que resumir esos 900 días, utilizaría una del propio autor: El asedio más sangriento en la historia de la humanidad que se tenga constancia: Entre 1,6 y 2 millones de soldados y civiles muertos, además de los 2,4 millones de bajas militares en el asedio y las batallas subsecuentes entre los soviéticos. Frases cortas y explicativa es el estilo. Batalla eclipsada por otros enfrentamientos en el frente ruso que sin embargo, llegó a requerir la presencia del 32% de las fuerzas alemanas en el Este. Las más de las veces considerada secundaria, un actor secundario del que sólo quedaba la imagen simbólica de la resistencia a ultranza. Era hora de ponerla en su lugar, en profundidad, con la nueva documentación disponible. El resultado conseguido por el autor es, ante todo, sobrecogedor.

Resultado de imagen de La Organización Militar en los Siglos XV y XVI

 

Imagen

"El Ejército Romano del Bajo Imperio".
Pat Southern - Karen R. Dixon
Título original: Late Roman Army.
Traducción: Yeyo Balbás.
320 páginas.
Desperta Ferro Ediciones.
Madrid, 2018.

Hay que agradecer a Desperta Ferro la publicación de esta obra, indispensable para todos aquellos interesados en la Historia de Roma, pues si bien es posible encontrar libros como "El Ejército Romano" de Le Bohec, que tratan ampliamente los diversos aspectos militares en el Alto Imperio, no existe ninguna obra en español que nos explique en profundidad las diversas transformaciones de este Ejército a lo largo del Bajo Imperio. No tenemos todas las respuestas, al contrario que durante la República o los primeros dos siglos del Imperio, las fuentes que tratan sobre el Bajo Imperio son escasas y nos dejan muchas lagunas que distintos historiadores tratan de rellenar con diversas hipótesis. Las autoras de este libro toman como base de su escrito las principales fuentes primarias (Vegecio, Amanio, Procopio, Sinesio, la Notitia Dignitatum…) aunque siempre con una mirada crítica, apoyándose en autores modernos (Jones, Heather, Goffard, Wolfram y un largo etc.) para ofrecer al lector un amplio abanico de hipótesis allí donde las fuentes escritas, el registro epigráfico o el arqueológico resultan insuficientes para obtener un panorama completo.

Resultado de imagen de Puertos y fortificaciones en América y Filipinas