Resultado de imagen de mapa palestina antiguo
El Contexto Histórico (parte 01) :
 
La pregunta ¿Quiénes Vivían en Palestina y Quiénes Debieran Tener Derechos sobre Palestina? retumba en los oídos de muchas personas hasta el día de hoy y son la base de uno de los conflictos actuales más importantes.
 
Para poder precisar en forma clara y sin equívocos esta situación de Palestina, es necesario recurrir a la historia de ese lugar, y para ello se hace necesario remontarse a los orígenes Paleo-Históricos de la zona, y obtener una visión más explicativa y exacta.
 
Palestina fue poblada desde épocas antiquísimas. El paleolítico, el mesolítico y el neolítico se hallan representados por numerosos hallazgos, esparcidos por toda la zona, junto con artefactos paleolíticos se hallan restos de la raza humana típicas del período, el “Neandertaloide”.
 
Los historiadores estiman que en el año 250.000 AC surge el Hombre de Neanderthal, según los restos arqueológicos encontrados en Ubridiya.
 
Del mismo modo hay vestigios que en el año 60.000 AC se descubre del fuego en Palestina.
 
Entre el año 70.000 y 40.000 AC, se produce la transición del Hombre de Neanderthal al Homo Sapiens. Esta evolución deja testimonios históricos, como son las escenas de caza pintadas en los muros de las cuevas, en el Monte Carmelo.
 
En el mesolítico (entre el 10.000 y el 7.000 AC), en Palestina se produce el vuelco en la forma de vida del normandismo, en que eran cazadores-recolectores, al sedentarismo, en que pasan a producir sus propios alimentos (desarrollando la agricultura y el pastoreo), desarrollándose un tipo peculiar de cultura, “la natufiana”, denominada así por el Wadi en-Natúf, lugar donde fue descubierta. 
 
En el neolítico (año 7.500 y 3.000 AC), se halla otro tipo de cultura característica de la zona, “la yarmukiana”, recientemente descubierta en el Valle de Yarmurk.
 
En este período lo más importante de Palestina es la fundación de Jericó, la ciudad más antigua del mundo, el año 7.500 AC.
 
Hacia fin de este período aparecen las primeras huellas de ciudades, que surgirán en el período siguiente la Edad del Bronce que se extiende entre el 3.000 y 2.000 AC. 
 
Entre los años 3.500 y 3.150 AC se funda una serie de ciudades estados como por ejemplo : Jerusalén, Meggido, Gezzer, Bet. Shain.
 
La investigación moderna ha identificado y en parte excavado una importante serie de restos de ciudades. Con los hallazgos arqueológicos concuerdan los documentos de los faraones egipcios, sobre todo los de Tutmosis III, y todavía más las tablillas de arcilla de “Tell el Amára”. 
 
Respecto de los antecedentes de sus pobladores, los historiadores refieren que a partir del año 3.500 AC oleadas de inmigrantes de origen semita se dirigieron de la Península Arábica, hacia las tierras que hoy ocupan Egipto, Iraq, Siria, El Líbano y Palestina.
 
En el año 3.150 AC comienza a surgir la civilización Cananea y desde entonces, dicha zona comienza a ser conocida como “Tierra de Canaán” (la palabra “Canaán” significa “Tierra de la Púrpura”, ya que ese producto extraído de un marisco es el que hace conocida la zona).
 
Se sabe que en el año 2.500 AC los Amorreos invaden Palestina.
 
Del mismo modo se sabe que en ese mismo año, el 2.500 AC, desde la parte septentrional de Mesopotamia, los Hurritas emprenden expediciones hacia Canaán, entre otras zonas.
 
En ese 2.500 AC una de estas oleadas se estableció en Palestina, cuyos habitantes fueron conocidos como “Cananeos”.
 
En el año 2.000 AC, los Cananeos descubren el vidrio y elaboran la técnica del soplado.
 
Aunque en el Antiguo Testamento se denomina cananeo a todos los habitantes que habitaban al oeste del río Jordán, este gentilicio no es exacto, ya que los que moraban en esta zona se conocen como “Amontes”, los cuales se dividieron posteriormente en siete tribus : Amontes, Cananeos, Hititas, Hivitas, Girgasitas y Jebusitas.
 
Los Amontes presentaban las características particulares de los semitas y luego de su conversión en Cananeos, quedó ese nombre como único que generalizaba a la población semita. Así también otra de las ramas cananeas conocidas eran los Jebusitas que tenían su capital en Jerusalén, que había sido fundada por los Jebuseos, que era una tribu cananea que habitó Palestina en el siglo XXX AC, y que la llamaban “Yarosalem”, que es una palabra cananea que en árabe sería “Da Salem Ycase”. Salem es el Dios de Paz de los Cananeos, entonces sería algo como la casa del Dios de Paz.
 
A partir de esta época los historiadores asocian la historia de Palestina con Egipto, lo cuál influyó en muchos factores en su desarrollo, así como, porque, la fuente más importante de esta información histórica se ha obtenido a través del estudio de las ruinas egipcias, de manera general conocida como egiptología.
 
Después de haberse establecido los Cananeos en el siglo XXV AC, comienza la primera guerra entre los habitantes de Palestina y Egipto, producida en tiempos de la V Dinastía Faraónica, posteriormente en el siglo XXIV AC, se conoció otra dirigida por el líder egipcio Wana en tiempos de la VI Dinastía Faraónica. Se sabe de esta guerra ya que en una cueva en Wana (un lugar de Egipto) se encontró un escrito de este líder indicando la guerra, pero sin indicar sus causas.
 
No se puede precisar cronológicamente los inicios ni el tiempo de duración de estas guerras, pero si se conoce de la influencia que tuvieron los Egipcios sobre los Cananeos, al finalizar estas guerras.
 
La actividad principal de estas agrupaciones cananeas, estaba centrada en la agricultura y durante esa época esta civilización llegó a ser una de las más florecientes de la historia.
 
A partir del año 2.000 AC, estas oleadas migratorias fueron formando estados en todas las regiones, los Cananeos establecidos en Palestina, formaron el Estado Cananeo.
 
Posiblemente el escrito más antiguo sobre esta etapa lo es el de Senoh, que fue uno de los individuos más influyentes en la XII Dinastía Faraónica, que acompañaba al hijo del Faraón Annemis en un ataque contra Libia, el cuál al recibir la noticia del asesinato del Faraón, regresa y atraviesa el Sinaí y se dirige a Palestina. Senoh, de lo visto durante su permanencia en Galilea alrededor de 1.970 AC, escribió de las uvas, el vino, la miel, las aceitunas, los rebaños, como un reflejo del florecimiento económico, en especial de la agricultura, siendo lo más importante la ayuda recibida para rechazar los ataques de las tribus conocidas con el nombre de Hiksos. Estos Hiksos eran un pueblo de origen discutido, llamados erróneamente pastores y cuyo nombre significa “Pueblos Extranjeros”. 
 
A partir de 1.970 AC, fecha de la muerte del Faraón Annemis comienza una etapa de luchas contra los atacantes de Egipto, que era rechazado o no de acuerdo a la fortaleza que tuviera cada Faraón. Entre los primeros en atacar estuvieron los Hiksos que alrededor del año 1.730 AC lo hicieron a través de Palestina, debilitando así la influencia de la XII Dinastía Faraónica en el norte de Egipto. Después de 1.580 AC Egipto comenzó la lucha de liberación contra los Hiksos, en 1.567 AC Egipto invade Palestina y luego en 1.468 AC, Tohomos III invade la totalidad de la zona ocupando hasta la región de Al Asis (Siria).
 
Por otra parte, entre los pueblos con los que Egipto estaba en continua guerra se distinguían los Hititas, que a fines del siglo XV AC se hicieron fuertes en la Fenicia Boreal y comenzaron a penetrar en Palestina, donde algunos de los reyes de ésta dejaron de pagar los impuestos a Egipto y se sometieron al nuevo dominador.
 
En al año 1.992 AC, ascendió al trono de Egipto Ramses II, quien reunió un poderoso ejército y emprendió la lucha decisiva contra los Hititas. Producto de esta guerra fueron arrojados al sur de Palestina y Egipto recuperó su antiguo poder, aunque no por mucho tiempo.
 
En el año 1.400 AC, en Egipto, el Faraón Akenatón, intenta establecer una religión monoteísta, la que dura sólo hasta la muerte de éste, pero la idea del monoteísmo se expande y se desarrolla en los alrededores.
 
 
Entre los años 1.300 y 1.200 AC se desarrolla de la escritura alfabética, en Palestina, lo que es llevado posteriormente, por los griegos a Europa.
 
A fines del siglo XII AC, comenzó una invasión de los pueblos de las islas situadas al este del Mediterráneo, quienes atacaron Egipto y fueron rechazados. En el mismo siglo XII AC, comenzó otra invasión de gran envergadura de estos pueblos, ocupando distintas zonas de la región, hasta tomar toda la costa de Palestina hasta la frontera con Egipto. Esta nueva invasión fue derrotada bajo la dirección de Ramses III, mediante dos batallas, una naval y otra terrestre, en el año 1.199 AC.
 
El victorioso Faraón autorizó a estos mismo pueblos invasores provenientes de estas islas mediterráneas a habitar la parte sur de la costa de Palestina. Los Filisteos o Pelesteos, cuyo origen probable era la isla de Creta, y que pertenecían a los llamados “Pueblos del Mar”, llegan a Canaán a establecerse y habitaron la zona costera que se encuentra entre Haifa por el norte y Gaza por el sur, lo cual formó la región Palestina en la llanura que se extendía desde Haifa hasta Gaza. Su conocimiento del fierro les otorga una superioridad en las armas, lo que les permite avanzar en su colonización, del oeste al este, venciendo a los Cananeos. Desde entonces, esta tierra es conocida como “Tierra de Filisteos” o “Filistin” (Palestina en Arabe).
 
Estos Pelesteos ocuparon cinco ciudades palestinas : Gaza, Ascalán, Akrom, Asdod y Get, fundando con ella cinco importantes ciudades-estados, y más hacia el interior establecieron dos : Zelag y Al-Led.
 
Los Pelesteos tenían su peculiar desarrollo, pero con rapidez empezaron a practicar la religión cananea y con el tiempo fueron desenvolviéndose poco a poco dentro de la sociedad cananea. Su idioma se mantuvo hasta el siglo V AC y permanecieron en Palestina durante muchos años.
 
Pero veamos la llegada de los Judíos a Palestina.
 
Alrededor del año 1.750 AC, desde la baja Mesopotamia, más específicamente de la Caldea Meridional, se produce una de las migraciones hasta extenderse por todo el Cercano Oriente y obviamente hasta Canaán. A las tribus de esta ola se les denomina Arameos. Dentro de estas tribus se encuentra una tribu hebrea o judía. Aunque su origen está todavía en discusión, los historiadores indican que era la tribu de Abraham, que migraron desde la ciudad de Ur (al sur de Iraq), con motivos (históricos) no precisados, posteriormente pasaron por Heran al norte de Siria y luego hacia el sur, llegando a la tierra de Canaán.
 
Resultado de imagen de viajes de abraham mapa
Viajes de Abraham.
 
Entre estas fechas, 1.750 AC, y 1.700 AC, cuando los hebreos se trasladan a Egipto debido a una época de hambruna en las tierras de Canaán, las líneas de tiempo históricas exactas se pierden, pero veamos algunos otros antecedentes. 
 
Algunos historiadores indican que esta tribu sólo estuvo no más 10 años en Canaán, por lo que se supondría que habría comenzado su traslado en 1.740 AC, pero una mayoría indica que se habrían mantenido por 50 años por lo menos, o sea entre 1.750 AC y 1.700 AC, especialmente por lo indicado en los textos bíblicos.
 
Enfoquémonos en estos para ver la situación de lo que supuestamente pasó antes de la salida a Egipto.
 
Abraham era un hombre muy mayor, y no tenía descendencia debido a que su esposa Sara no podía concebir hijos. Para esto Sara le pide a Abraham que tenga un hijo con una sirvienta egipcia llamada Agar. Esto hacía más menos 10 años que la tribu había llegado a Canaán.
 
En el Génesis se indica l9o anterior y como Agar tuvo un hijo llamado Ismael.
 
El mismo Génesis, indica que 14 años después Sara concibe un hijo, al que se le llamó Isaac.
 
Abraham no considera que su hijo con Agar no era lo que quería Dios, y para no tener problemas hecha a Agar e Ismael de su casa, y nombra heredero a Isaac. 
 
Se dice que ambos fueron errando por el desierto de Beerseba, donde estuvieron a punto de morir de sed. El ángel del Señor dirigió a Agar hacia una fuente de agua, lo que les salvó a ambos la vida. Ismael creció y se fortaleció en el desierto de Parán, al sur de Canaán, viviendo de su arco.
 
Según la creencia hebrea Dios le dio a Isaac sólo la porción de tierra correspondiente a lo que es Israel, y todo el resto del mundo a Ismael y su descendencia.
 
Ismael se casó con una egipcia. Fue padre de doce príncipes, según la promesa de Dios a Abraham, los que formaron 12 tribus-naciones. Tuvo además una hija, Mahalat, que vino a ser esposa de Esaú. 
 
Ismael e Isaac sepultaron juntos a su padre Abraham.
 
Se desprende que los descendientes de Ismael habitaron desde Havila hasta Shur, que está frente a Egipto, en dirección de Asur. Se estableció, pues, frente a Isaac y su descendencia.
 
Según la versión islámica, Ismael y su madre Agar habrían dejado a Sara mucho antes de que Isaac naciera, y que Abraham se llevó a Ismael y a Agar y estableció un nuevo asentamiento en Meca, llamada Parán, de acuerdo con las instrucciones Divinas dadas a Abraham como parte del plan de Dios. Agar recorrió siete veces el camino entre dos colinas, Safa y Marwa, en busca de agua; esto se convirtió entonces en un ritual islámico de la Peregrinación anual a Meca de millones de musulmanes de todo el mundo. El pozo de agua debería ser el llamado ahora Zamzam. Abraham e Ismael construyeron más adelante la sagrada Kaaba en Meca. El lugar donde Abraham solía orar junto a la Kaaba está aún allí, llamado hoy día “Macam Ibrahim”, que en el lenguaje árabe significa “La Estación de Abraham”. Durante los rituales de la Peregrinación allí se realiza una oración especial.
 
Según el Islam, Mahoma es un descendiente directo de Ismael y Abraham su patriarca.
 
Volviendo a Isaac, él tomó el nombre de Israel y su pueblo y descendencia se llamaron en Israelitas, o sea hijos de Israel, y por su parte Ismael dio como descendencia a los Ismaelitas, que no deben ser confundidos con la secta musulmana de los “Ismaelitas”.
 
Haciendo una analogía podemos decir que Ismael e Isaac son hijos de un mismo padre, y que los descendientes de Isaac o Israelitas son los Judíos, y que los Ismaelitas son los Arabes Musulmanes, así de simple.
 
Volvamos a los Judíos.
 
Isaac tuvo dos hijos, Esaú y Jacob, siendo este último el heredero de Isaac. 
 
Jacob tuvo 11 hijos, y el menor fue José. Según textos bíblicos, éste fue vendido, debido a envidia, por sus hermanos a unos mercaderes que se dirigían a Egipto (Ismaelitas?), los que lo llevaron allá transformándose en esclavo de Potifar, un oficial de la Guardia del Faraón.
 
Las escrituras dicen que fue encarcelado debido al despecho de la esposa de Potifar, que no consiguió seducirlo 
 
No voy a entrar en detalles pero José se acercó al Faraón, debido a su interpretación de sueños, referente a la hambruna que pasaría la zona, y llega a ser Primer Ministro.

 

 

 

El Contexto Histórico (parte 02) :
 
Volvamos a la línea histórica.
 
El año 1.700 AC los Judíos migran a Egipto arrancando de la hambruna, apoyados por José y se establecen en la tierra de Gosén bajo la protección de Faraón. 
 
Con el paso del tiempo, José muere, los faraones cambian y las cosas también cambian, y los hebreos pasan en Egipto a condiciones de esclavitud.
 
El año 1.250 AC Moisés libera a los esclavos hebreos que estaban bajo la dominación de los egipcios y huye con ellos al Sinaí. Esto fue el inicio del éxodo que duró más de cuarenta años, sin que Moisés pudiera lograr su objetivo de llevarlos de vuelta a Canaán. 
 
Resultado de imagen de exodo egipto
Exodo hacia Egipto.
 
En el año 1.150 AC, los Israelitas comandados por Josué, llegan a Canaán, luego de su salida de Egipto. Comienzan a conquistar el territorio, desde el este, topándose con los Filisteos, a quienes no logran subrayar.
 
En el año 1.010 AC, Saúl es ungido como rey de los Israelitas, llamando a una rebelión, contra los Filisteos, la que culmina en un real fracaso.
 
El año 1.000 AC, el rey David, ocupa una importante franja del territorio, capturando Jerusalén (venciendo a los Filisteos, y recluyéndolos en la zona costera de Palestina) para comenzar a construir el reino judío.
 
El año 950 AC, el rey Salomón (hijo de David) levanta el primer Templo, en Jerusalén, del cual no se ha encontrado una evidencia tan clara. 
 
Resultado de imagen de Reinos de Saúl, David y Salomón.
 
Reinos de Saúl, David y Salomón.
 
A la muerte de Salomón, lo que desencadena una pugna por el poder llevando, finalmente a la división del reino en dos : al norte Israel (con capital Samaria), y al sur, Judea (con capital Jerusalén).
 
 
Resultado de imagen de Reinos de israel y judea
Reinos de Israel y Judea.
 
Una parte de la población Palestina autóctona permaneció bajo ocupación, los hebreos aprendieron de ellos sobre agricultura y el sistema habitacional de las ciudades, mientras el resto de los poblados palestinos no conoció la ocupación hebrea.
 
En el año 920 AC, los hebreos fueron atacados por Egipto, el cual se apoderó de las considerables riquezas acumuladas por los distintos reyes, principalmente las del famoso Templo de Salomón.
 
Ese mismo año 920 AC, el antagonismo de ambos reinos lleva a la construcción de Bethel, el Santuario Real de Israel, como contraposición al Templo de Jerusalén. Desaparece el Reino de Israel a manos de los Asirios, luego de tan sólo 200 años de existencia, floreciendo las comunidades autóctonas.
 
 
Resultado de imagen de imperio asirio
Imperio Asirio.
 
En el año 723 AC, Alejandro rey de los Asirios pone fin al Reino de Israel, quedando el Reino de Judea como siervo de los Asirios, comprometiéndose a pagar tributos. La desaparición del Reino de Israel a manos de los Asirios, luego de tan sólo 200 años de existencia, provoca el florecimiento de las comunidades autóctonas.
 
El año 587 AC, el Reino de Judea, es conquistado por los Babilonios, con el caldeo Nabucodonosor a la cabeza. Con la liquidación del Reino de Judea, quedó también terminada el dominio de los hebreos en Palestina. Se dice que Nabucodonosor era descendiente de Ismael.
 
 
Imperio Babilónico.
 
Resultado de imagen de Imperio Babilónico.
 
Un número insignificante de Judíos quedó residiendo en pequeñas comunidades que se encontraban bajo la autoridad de los que gobernaron sucesivamente Palestina, mientras la mayor parte habían sido conducidos a cautiverio para ser esclavos en Babilonia, por el rey Nabucodonosor.
 
El año 538 AC, se produce la invasión Persa de Palestina.
 
Resultado de imagen de Imperio Persa.
 
Imperio Persa.
 
En el año 520 AC, el predominio egipcio sobre la región se hacía evidente, e inclusive se produce un intento de toma de la ciudad de Jerusalén por parte de éstos. El rey Ciro, de Persia, permitió a los hebreos que se encontraban en Babilonia, para retornar a Jerusalén, como compensación por haber recibido ayuda en la invasión a esta ciudad, pero sólo una minoría decidió emigrar a Palestina. Aquellos que regresan, construyen el Segundo Templo de Jerusalén.
 
El año 333 AC, Alejandro el Grande venció a los Persas, conquistando Palestina, con lo que comienza el predominio helénico. 
 
 
Resultado de imagen de Imperios Babilónico, Persa y Griego.
Imperios Babilónico, Persa y Griego.
 
El año 323 AC, Alejandro muere, y su imperio comienza a desintegrarse. Palestina pasa a manos de Egipto.
 
Resultado de imagen de Palestina en el Siglo II AC.
 
 
Palestina en el Siglo II AC.
 
El año 64 AC se produce la invasión romana de Palestina. Pompeyo conquista el país.
 
En el año 37 AC, el Senado Romano nombra a Herodes el Grande, rey de Judea, y siervo de Roma.
 
 
Resultado de imagen de Imperio Romano en los tiempos de Cristo.
Imperio Romano en los tiempos de Cristo.
 
Desde el primer siglo de nuestra era toda la zona del Mediterráneo fue dominada por los Romanos, y no puede dejar de señalarse que en dos oportunidades la minoría hebrea trató de rebelarse contra los dominadores romanos. Primero entre los años 69 y 70 DC, la que causa la destrucción hasta los cimientos de Jerusalén, y masacrando a su población. Sólo un número reducido de Judíos logró huir hacia algunos países vecinos, tales como Egipto, Siria, y otros del Norte de Africa y de las costas Mediterráneas, quedando una ínfima parte en otros sectores de Palestina. La segunda el año 135 DC, que provocó la salida definitiva de los Judíos de Palestina, los que principalmente fueron llevados como esclavos a Roma y a otros dominios romanos. 
 
A partir de entonces no se oyó hablar más de los hebreos en Palestina, su historia pasó al más profundo olvido.
 
Antes de continuar me gustaría hacer un pequeño paréntesis para definir el término Arabe, palabra que empezaremos a ocupar desde ahora.
 
Hay que dejar claro que los Arabes no constituyen un grupo étnico homogéneo y la definición de “Arabe” ha variado a través de las épocas y de los contextos. Hoy en día se definen como Arabes aquellos pueblos que tienen como idioma materno la lengua árabe, independiente de sus orígenes étnicos. Habitan la franja mediterránea que va desde la meseta del Irán, pasando por la península arábica, hasta llegar al Atlántico. El único país árabe que está fuera de esta franja es Sudán. 
 
En resumidas cuentas son una serie de pueblos que prácticamente tienen sólo en común el idioma árabe.
 
Vayamos entonces a lo central, el idioma. El idioma árabe entra dentro del grupo de las lenguas semíticas en su rama meridional-central; el árabe está relacionado con el hebreo que se habla en Israel, el amárico o etíope, que se habla en Etiopía, así como con las antiguas lenguas semíticas. 
 
Las primeras inscripciones que se conservan en árabe se encontraron en la península Arábiga y datan de principios del Siglo IV DC, pero hay historiadores que indican que ya se usaba como dialecto en algunas tribus que habitaban la península Arábica, Siria, Etiopía y Palestina a fines del Siglo II DC. Aunque se piensa que como la lengua y en forma un poco más masiva se usa ya desde comienzos del Siglo V DC.
 
Además con lo anterior podemos decir con claridad que los Arabes estaban en Palestina antes de la conquista de Palestina por parte de los ejércitos Arabes-Musulmanes del año 636 DC. Además los Arabes-Musulmanes no eran pueblos netamente colonizadores, ellos absorbían otros pueblos y los transformaban, a su creencia, religión e idioma. Lo mismo ocurre en el caso de los Turcos Otomanos que llegaron después.
 
Por lo tanto podemos decir que en el Siglo II DC ya habían Arabes que habitaban Palestina.
 
Volvamos a lo central del tema histórico que expongo.
 
Aunque los Arabes, o los pueblos que serían Arabes en el futuro, constituían la mayoría de la población de Palestina seguían bajo el dominio de los romanos. En el año 267 DC comenzó una revolución contra la dominación romana dirigida por la reina árabe Elesba de Tadmor (algunos la llaman Zenobia de Tadmor, y Tadmor era la ciudad Siria de Palmira), que logró derrotarlos y ocupar nuevamente Palestina durante algunos años. En el 272 DC los romanos volvieron a ocupar dicha región.
 
En el año 312 DC, se decreta el Edicto de Milán, con lo que el Cristianismo pasa a ser la religión oficial de lo que en un futuro cercano sería el Imperio Romano de Oriente o Imperio Bizantino (incluyendo Palestina).
 
Tal como hemos indicado antes, en el año 636 DC, los ejércitos Arabes-Musulmanes conquistan Palestina, con lo que sería la entrada oficial de Palestina al Mundo Arabe, aunque extraoficialmente ya lo era desde el Siglo II DC.
 
Dejemos el contexto histórico y volvamos un poco a los Judíos y a los Arabes Palestinos, para rematar el tema.
 
Durante el período de dominación romana, los Judíos comenzaron a diseminarse por el mundo, concentrándose principalmente en los puntos económicos y comerciales más importantes del Imperio Romano, sin que existiera obstáculo alguno que les prohibiera el retorno a la llamada “Tierra Prometida”.
 
Para la comunidad judía había comenzado la gran “diáspora” de sus miembros, emigraron hacia muchos de los países del Mundo Antiguo. Desde esta época, su único vínculo comunitario sería a través de las sinagogas como símbolo de la continuidad de la tradición hebrea, de esta forma la presencia judía en Palestina concluyó con el inicio de la nueva era.
 
Es necesario corregir, desde el principio un común error : los israelitas no fueron los primeros habitantes de Palestina, sino que fueron invasores. Cuando las tribus israelitas, después del éxodo a Egipto (de más de 4 siglos), invadieron Canaán el siglo XII AC, encontraron una población colonizadora (igual que ellos cuando llegaron por primera vez) asentada con una cultura establecida. La población de entonces comprendía a los Cananeos colonizadores, los Gabaonitas y los Filisteos. Pensemos que los filisteos nunca fueron sometidos por los invasores israelitas, y conservaron el control de su llanura costera a lo largo del Mediterráneo.
 
Otro aspecto es el éxodo en sí. Los israelitas, emigraron a Egipto arrancando de la hambruna en el año 1.700 AC. Sin embargo muchos pueblos, especialmente los Cananeos, que habían llegado a Palestina mucho antes que los hebreos, se quedaron y afrontaron el período de hambruna, gracias a sus conocimientos más avanzados en agricultura. Y no sólo ellos, sino que también algunas tribus de Hititas, Hurritas, Ismaelitas y otros, se quedaron.
 
Pero a pesar de la abrumadora sucesión de guerras, invasiones y conquistas en Palestina, los elementos indígenas de la población, a excepción de los israelitas que fueron, a la vez invasores y luego muertos y deportados, han sido, casi hasta la mitad del Siglo XX DC, básicamente los mismos.
 
Existe otro error, y que en parte ya comentamos, de que los Arabes Palestinos, llegaron a Palestina durante la invasión Arabe-Musulmana del Siglo VII DC, lo que no es verdadero históricamente. Los Arabes Palestinos son los habitantes nativos de Palestina, la conquista de Palestina por los Arabes-Musulmanes en el año 637 DC no fue el punto de partida su ocupación del país. Los Arabes son un pueblo pre-islámico, vivieron en Palestina y en otras partes del Cercano Oriente antes del advenimiento del islamismo. Lo anterior se refuerza pensando que en Palestina no sólo viven Arabes que profesan la religión musulmana, sino que también profesan la religión católica ortodoxa, e inclusive algunos que siguen la religión católica romana, cosa que también ocurre en El Líbano.
 
Henry Cartan en su libro “Palestina, los Arabes e Israel” indica que los Palestinos de hoy descienden de los Filisteos, Cananeos y otras tribus primitivas, son los primeros y más tradicionales habitantes del país, han vivido continuamente y sin interrupción en su país, desde los albores de la historia. Su establecimiento en Palestina puede remontarse hasta, por lo menos, cuarenta siglos.
 
Hubo infusiones de otros elementos raciales en la cepa Palestina, principalmente Griego, Romano, Arabe-Musulman y Cruzados. Pero este linaje Palestino que comprende tanto a Cristianos como a Musulmanes, siguió constituyendo el principal elemento de la población hasta que, la mayoría de los habitantes originarios fueron desplazados por los Israelíes, en 1948.
 
Además de los Musulmanes y Cristianos, siempre existieron otras comunidades que vivieron en medio del Pueblo Palestino, éstas incluían Judíos, Armenios, Asirios y Kurdos.
 
Los Judíos nunca se integraron a la cepa étnica formada por el pueblo primitivo de Palestina, y representaban una pequeña comunidad. Desde el Siglo I de nuestra era y hasta el Siglo XX, los Judíos dejaron casi de existir en Palestina, incluso desaparecieron como el principal elemento de la población, en su mayor parte, después de las guerras de los años 70 y 135 de nuestra era.
 
Por lo tanto decir que sólo los Judíos o sólo los Arabes tienen derechos sobre esa tierra no es tan simple.........
 
Esta es la Historia le duela a quien le duela.
 
 
Fuentes :
 
Palestina, Historia, Derechos y Lucha (Yasse Ata).
 
Palestina, los Arabes e Israel (Henry Cartan).
 
Palestina en la Historia Antigua (Editorial Dar al Nafaes).
 
El Estado Palestino..... (Juan Sakalha Elías).
 
 
 
Gracias y Saludos.