1. Introducción.

1.1 Elefantes de guerra.
A finales del siglo IV en la batalla de Gaugamela en el 331 A.C. el ejército persa mostró al mundo occidental una nueva arma que no había sido vista antes, los elefantes. Por primera vez vieron a estos animales en combate, cuya función consistía en provocar el miedo a los enemigos y destrozar las líneas enemigas. Tras este primer contacto su uso se popularizó y numerosos ejércitos incorporaron este animal a sus filas.
Generalmente el elefante portaba un conductor (mahout) que le daba las órdenes y posteriormente se les añadió una plataforma en la espalda en forma de torre desde la cual se lanzaban proyectiles. A parte de proporcionar una zona privilegiada para arqueros, es el animal terrestre más grande que hay en la tierra y seguramente el animal que pueda cargar con más fuerza.
Tras la presentación de esta novedosa arma surge la pregunta sobre la que trata este trabajo:
¿Eran realmente eficaces?

 



1.2 Metodología.
El trabajo pretende realizar un censo de todas las batallas documentadas en las que se utilizaron elefantes y, mediante la utilización de los datos extraíbles de los relatos, realizar un estudio estadístico.
1.3 Presentación de datos.
El estudio se Basa en un conjunto de estadísticos descriptivos reflejados en las tablas y en un contraste de hipótesis donde se intentará dar respuesta al título del trabajo.
Las variables que aparecen en la tabla son las siguientes:

1 Nº- El número ordinal de la batalla por orden cronológico.
2 Siglo- Contiene el número del siglo en el que la batalla sucedió.
2 Fecha- Indica la fecha en la que sucedió la batalla.
4 Nombre- El nombre de la batalla de la que se presentan datos.
5 - Facción que utilizaba los elefantes. En caso de que en la batalla ambos ejércitos tuvieran elefantes, refleja el del ejército con mayor número de elefantes.
6 Comandante- Comandante al mando del ejército con elefantes o, en caso de que ambos ejército los usaran, representa al comandante a cargo de más elefantes.
7 Datos- Indica si existen datos sobre la batalla, se usa para distinguir las batallas que se mencionan de las que utilizamos para el estudio.
8 Usados- Indica el número de elefantes iniciales en el ejercito con elefantes o con más elefantes.
9 y 11 Otro bando- Indica el número de elefantes en el ejército con menos elefantes, ya sea elefantes iniciales o elefantes perdidos en la batalla.
10 Perdidos- nº de elefantes que perecieron en la batalla
12 Victoria- Un 0 indica derrota y un 1 indica victoria para el bando con elefantes o con más elefantes.
13 Superioridad- Indica si había un desequilibrio aparente entre las dos fuerzas que se enfrentaron. Un 0 indica una aparente igualdad, un -1 muestras una aparente inferioridad y un 1 indica una aparente superioridad.

1.4 Tabla de datos

Imagen
Imagen
Imagen

2. Resultados y conclusiones

2.1 Datos generales

Imagen

-Lo primero que vemos es que tenemos 31 batallas de las que podemos sacar conclusiones.
-Observamos también que el porcentaje de victorias de la muestra es de tan solo un 38,71%.
- El % de papel destacado positivo indica el % de veces que su actuación condicionó positivamente la batalla.
- El % de papel destacado negativo indica el % de batallas en el que la actuación de los elefantes perjudicó a su ejército en una batalla.
-El % de papel destacado es el papel destacado positivamente menos el % de veces su papel destacó negativamente dando como lugar a la esperanza del papel destacado.
-El % de muertos indica la probabilidad que tenía un elefante de morir en batalla.
2.1.1 Conclusiones
-Tenemos una muestra un poco reducida pero suficientemente grande como para realizar un estudio
-A priori tenemos un porcentaje bajo de victorias (38,71%), más adelante veremos a que se puede deber y si el resultado lo podemos considerar como válido o como un producto del azar.
-Los porcentajes de papel destacado tienen el problema de que no los podemos comparar con otras unidades, pero se observa que actuaban como un arma de doble filo, muchas veces condicionaban la batalla pero no pocas veces era en sentido desfavorable.
-El porcentaje de muertos en batalla es irrelevante ya que en muy pocas batallas hemos podido saber el número de bajas de los elefantes.

3. Resultados segmentados por facción.

3.1 Datos segmentación por facción
Los resultados obtenidos tras la siguiente segmentación son los siguientes aunque los analizaremos por facciones más abajo.

Imagen

Aclarar que tanto solo los Diádocos y Cartago tienen más de 3 batallas con elefantes, 10 y 9 respectivamente, con lo que el resto de facciones tienen altas probabilidades de mostrar datos incorrectos

3.2 Gráfico de Porcentaje de Victorias

Imagen

3.2.1 Conclusiones.
Se observan dos grupos, las pequeñas facciones que usaron más esporádicamente a los elefantes que obtienen unos resultados bajos y las otras facciones que obtienen unos resultados un poco mejores (en torno al 50%), con la excepción de Cartago que no llega a conseguir unos resultados próximos al 50%.

3.3 Porcentaje de papel destacado

Imagen

3.31 Conclusiones
El único ejército que al parecer consiguió un resultado positivo con el uso de elefantes fueron los Diádocos.

3.4 Papel destacado positivo

Imagen

3.4.1 Conclusiones:
Se observa que el porcentaje del papel positivo de los Diadocos es altísimo, al parecer, fueron la facción que más provecho le sacó a los elefantes. Quizás salgan especialmente favorecidos por las fuentes.
3.5 Papel destacado negativo

4 Resultados segmentados por siglo.

4.1 Introducción
Una de las maneras de comprobar que algo es eficaz es comprobar si su uso en el tiempo se incremente o disminuye, basándonos en el concepto Darwiniano de evolución, las mejores ideas son copiadas y perfeccionadas, favoreciendo su expansión.
4.2 Datos
Gráfico de frecuencias



Interpretación.
La gráfica muestra una gran asimetría por la derecha, producto de una pérdida en la frecuencia en la participación de los elefantes en las batallas, es decir, se observa que las batallas con elefantes se concentran en los primeros años de su aparición, también hay un pequeño repunte en el siglo III con la aparición del ejercito Sasánida pero sin llegar a adquirir una gran importancia. Si bien las apariciones de elefantes en batallas se concentran en los primeros años, en ningún caso adquieren una gran frecuencia. En el mejor de los casos (Siglo IV A.C.) hay una batalla con elefantes cada 5 años.

Sigo IV
Imagen

Siglo III
Imagen

Siglo II
Imagen

Siglo I
Imagen

4.3 Gráfico de porcentaje de victorias.

Imagen

4.3.1Conclusiones
El gráfico describe un origen con unos resultados desfavorecedores, sin embargo vemos que poco a poco los resultados van mejorando hasta tocar techo en el siglo II A.C, después los resultados se desploman, en parte porque después de esa fecha prácticamente dejan de ser utilizados.
Esto considero que se debe principalmente a dos puntos:
1º- Con el paso del tiempo dejaron de ser una sorpresa y su impacto en el combate debió de ser menor.
2º Con el paso del tiempo, los ejércitos se fueron profesionalizando y un ejército profesionalizado podía anular los efectos de los elefantes más fácilmente.

5 Resultados segmentados por número de elefantes.

5.1 Introducción.
Uno de los principales problemas que tenemos en el estudio de los elefantes es que los números pueden no ser muy fiables, así que para solucionar esto vamos a recurrir a intervalos y comparar ejércitos con muchos elefantes (más de 50) con ejércitos con pocos elefantes (menos de 50), además, añadimos los datos de las batallas en el que desconocemos el número de elefantes.

5.2 Datos segmentados por número de elefantes.

Menos de 50
Imagen

Más de 50
Imagen

Sin datos.
Imagen

5.4 Gráfico.
Imagen

5.4 Conclusiones.
Curiosamente se obtienen más victorias con los ejércitos con menos elefantes, además obtienen un mejor balance en el papel destacado. Bien es cierto que el factor negativo también destaca, pero se compensa claramente con el factor positivo. Es interesante ver como en ejércitos con muchos elefantes no aparece el factor negativo.
Estos datos podrían demostrar que la ventaja de los elefantes no residiría en la utilidad individual de cada el elefante sino en la presencia de “los elefantes”. Esto puede ser atribuible al miedo de luchar contra elefantes y que este miedo se trasformara en derrotas y no por las bajas ocasionadas de los elefantes.


6. Contraste de hipótesis.

Uno de los principales problemas al que nos enfrentamos al realizar este estudio es saber si los resultados (especialmente el 38,71% de victorias) se deben a la suerte, a algún factor externo.
Para ello vamos a comparar los resultados obtenidos con los que se obtendrían con un resultado aleatorio binomial, es decir, en caso de que los elefantes ni beneficiaran ni perjudicaran, obtendríamos valores idénticos al lanzamiento de una moneda. Para ello vamos a suponer que los resultados obtenidos serían los de una distribución normal, es decir, como la famosa campana de Gauss. Es aceptado que los resultados de una muestra tienden a parecerse a una campana de Gauss salvo que ocurriera algún factor extraño, en principio aquí no ocurre ningún factor extraño. Por ejemplo sería normal que en un instituto con un famoso equipo de baloncesto, donde los mejores jugadores quieren jugar ahí, la altura de los jugadores de ese instituto tuviera unas altas acumulaciones en los valores de grandes alturas debido a una inusual cantidad de jugadores de baloncesto (presumiblemente más altos que la media).
Para ello queremos saber qué probabilidad de que, pese a los valores obtenidos los ejércitos con elefantes, fueran a ganar a la mitad de los enfrentamientos, esa probabilidad sería igual al resultado tabulado de la siguiente fórmula.

Imagen

Tras tabular este dato obtenemos que la probabilidad de que los elefantes alcanzaran al menos un valor esperado del 50% de victorias sería el 8,20% dejando como probabilidad de que sea inferior un 91,80%. Si quisiéramos medir los resultados con una probabilidad de victoria superior la probabilidad de que ese valor fuera cierto se reduciría más.
Es decir podemos afirmar con un 91,80% de posibilidad que los ejércitos con elefantes tenían más opciones de obtener una derrota que una victoria.

7. Superioridad.

Una de las principales pegas que se le puede poner a los resultados mostrados hasta ahora es que partimos del supuesto de que los dos ejércitos tienen unas fuerzas equilibradas. Para tratar este problema hemos clasificado cada batalla en cada uno de los siguientes tipos:
- Batallas libradas en superioridad para el ejército con elefantes o con más elefantes (1)
- Batallas con fuerzas equilibradas (0)
- Batallas libradas con inferioridad para el ejército con elefantes o con más elefantes (-1)

Lo primero que tendríamos que hacer es definir que consideramos superioridad o inferioridad y es que este criterio es muy subjetivo y en muchas circunstancias difícil de saber. El criterio que se ha tomado es un 35% más de tropas aunque hay ciertas ponderaciones subjetivas en el caso de que hubiera más de un 35 % de tropas pero se compensara con mayor número de caballería.
Resultados.
Los datos obtenidos y ordenados en una tabla son los siguientes:
Imagen

Los mismos datos mostrados en un gráfico son los siguientes:

Imagen

Aquí si expresa el porcentaje de veces que ocurre cada uno de los sucesos en las batallas de las cuales tenemos suficientes datos como para elaborar comparaciones.

Combates en inferioridad.
Los datos muestran una fuerte tendencia a la derrota, duplicando las derrotas al número de victorias.
Combates en superioridad
Es aquí donde se aprecia la gran anomalía, antes me gustaría aclarar que la muestra no es excesivamente grande como para que las conclusiones sean incuestionables.
Comprobamos una enorme tendencia a la derrota cuando el ejército es claramente superior en número, si bien no es fácil atribuirle una explicación, es un indicador, nos aleja del supuesto de que los elefantes en términos generales, eran un arma eficaz.


Combates equilibrados.
Los resultados obtenidos en los combates equilibrados son bastante normales, un 50% de las veces obtienen una victoria por un 50% de las veces que obtienen una derrota. En esta muestra, en el caso de igualdad parece que los elefantes no tienen una gran importancia, hablando estadísticamente.

8 Conclusiones finales.

¿Podemos decir que con los datos actuales los elefantes de guerra fueran una unidad militar ineficaz?
Lo primero que parece basándonos en el contraste de hipótesis, es que parece que hay una relación entre su aparición y la derrota. Esto podría ser en parte a los elefantes o a variables interrelacionadas, como que los elefantes los usaran ejércitos con peores armamentos, que estos fueran una elección predilecta de generales poco eficaces, etc...
También vemos que el número de elefantes no parece ser indicativo de victoria. Lo que nos hace pensar que utilidad podría deberse a intangibles como aportar moral al ejército y menguar la del contrario.
En los datos basados en el tiempo vemos que parece que según pasa el tiempo su uso se reduce, dando a entender que con el paso del tiempo resultaba menos interesante su uso en las batallas.
Por último la falta de relación entre superioridad numérica y la victoria es bastante sospechosa y supone otro punto en contra.
¿Con todo esto los podemos considerar armas inútiles?
La respuesta es no, puede que a largo plazo o en general no parecieran demasiado eficaces, además posiblemente su coste fuera muy elevado, pero en circunstancias concretas podían ser muy útiles si se daban las circunstancias determinadas y desempeñaban determinados papeles.

Análisis de las fuentes históricas.
Leyendo los relatos de las batallas vemos que los elefantes se convertían en especialmente útiles en las siguientes situaciones:
-Si se conseguía cargar contra la infantería y desorganizarles (Batalla de Bagradas y Cinocéfalo)
-Las batallas en las que el ejército rival no se había acostumbrado a luchar contra los elefantes (Hereclea, Ásculo, Hidaspes)
- Para aprovecharlos contra los caballos u otros elefantes que les tenían miedo (Rafía, Ipsos).
Por el contra cuando los enemigos sabían a lo que se enfrentaban se podían convertir en armas casi inútiles e incluso contraproducentes (Zama, Benevento).

Por desgracia hay ciertos problemas con los que he tenido que lidiar a lo largo de este análisis y me gustaría exponerlos y explicar cómo los he tratado para que el lector juzgue mejor las líneas que acaba de leer.
1º- Las fuentes históricas que tratan la época sobre la que transcurren las batallas que analizamos no son demasiado precisas e incluso pueden resultar dudosas e imparciales , por eso solo hemos tratado de usar aquellos datos que es más fácil que sean precisos, como el resultado de la batalla y las facciones que participaron. En los datos del número de elefantes como sabemos que la precisión de las fuentes puede ser escasa hemos decidido tratarlos por intervalos de más o menos de 50 para diferenciar ejércitos con muchos elefantes de los de un tamaño mediano o pequeño, considerando que de este modo las imperfecciones de las fuentes no se trasladaran a los datos o al menos se minorarán. En el resultado de factor decisivo es muy difícil de evaluar, pues intentamos vislumbrar las batallas a través de breves relatos y que en ocasiones son escritas por personas no especializadas o personas que no lo vieron en primera persona, aquí no se puede hacer mucho, por lo que recomendamos que los análisis de esto sean tomados con algo de escepticismo pero no por eso no los hemos incluido, solo recomendamos que se interpreten con el conocimiento de esto
2º- Es probable que falten batallas y que hubiera batallas de las que no hay escritos sobre ellas, esto no anula el valor de los datos aquí presentados pero pueden enmascarar los datos reales. Aún así no nos podemos negar a analizar datos de los que disponemos refugiándonos en el escepticismo.
3º Los datos no están ponderados, igualando una derrota pírrica (nunca mejor dicho) con una victoria absoluta o un buen papel positivo con uno absolutamente clave. Como tenemos el problema de escasas fuentes veo difícil establecer estos juicios de valor así que no lo tenemos en cuenta.
4º Hay otros estimadores que podrían ser más precisos como;
Imagen
No obstante el resultado con esta fórmula es igual a -1,4142 que tabulado es igual 7,86%% lo que significa que la probabilidad de que la eficacia del elefante de guerra sea inferior al 50% es de un 92,14% Como se ve los resultados son casi idénticos y no altera para nada las conclusiones.

Bibliografía.
Referencias generales.
http://es.wikipedia.org/wiki/Elefante_de_guerra
http://en.wikipedia.org/wiki/War_elephant
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_ba ... _elephants
http://www.4shared.com/office/quboTbpF/ ... _Anti.html
Batallas.
Cabiene- http://weaponsandwarfare.com/?p=23095
Batalla de Gaza- http://www.fanaticus.org/DBA/battles/gaza312bc.html
Batalla de Hereclea-http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/pirro-rey-general-aventurero
Batalla Ásculo- http://www.fanaticus.org/DBA/battles/asculum.html
Batalla Agrigento- http://www.historyofwar.org/articles/si ... m_262.html
Batalla de los llanos de Bagradas-http://www.elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=87&t=21100
Río Bagradas- http://books.google.es/books?id=ln7kyVl ... nt&f=false
Batalla de Rafia-http://www.fanaticus.org/DBA/battles/raphia217bc.html
Batalla Zama-http://www.laaventuradelahistoria.es/2012/10/19/la-batalla-de-zama-el-canto-de-cisne-de-anibal.html
Tapso -http://www.fact-index.com/b/ba/battle_of_thapsus.html
Samarra- http://www.iranicaonline.org/articles/e ... anian-army
Batalla del Metauro- http://www.historynet.com/second-punic- ... taurus.htm
Batalla de Cinocéfalos- http://legionarioderoma.blogspot.com.es ... falos.html
http://www.roman-empire.net/army/cynoscephalae.html

Samarra-http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Samarra
http://www.tertullian.org/fathers/index ... arcellinus
Batalla Ctesiphon -http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Ctesiphon_(363)

Agradecimientos.
Quisiera agradecer la colaboración en el trabajo a los miembros del foro del gran capitán que participaron en el hilo “Artículo sobre la eficacia de los elefantes de guerra “, en especial me gustaría mostrar mi agradecimiento a APV, Tirador y Sir Nigel por sus aportaciones y por su entrega en la ayuda de la elaboración de este artículo.

 

 


 

Si quieres debatir este artículo entra en su foro de discusión