OPERACIÓN STÖSSER.

Durante la famosa Ofensiva de las Ardenas, aparte del principal eje de ataque terrestre hacia el puerto de Amberes, los alemanes realizaron dos operaciones aerotransportadas.

La primera es la archiconocida “Operación Greif”, donde soldados alemanes, al mando del mítico Otto Skorzeny, se visten de militares americanos para sembrar la confusión entre las tropas aliadas, justo horas antes del inicio de la ofensiva terrestre.

La segunda es la menos conocida, la “Operación Stöser”. Su misión consiste en cubrir el flanco derecho del ataque alemán, más proclive al contraataque americano.

El 8 de diciembre de 1944, el antiguo comandante del 6º FJR y ahora comandante de la Escuela de Paracaidistas en Aalten (Holanda) Oberstleutnant von der Heydte, es convocado por el Generaloberst Kurt Student.

 

Image
Von der Heydte con uniforme de

Student, antiguo comandante del 1º Ejército Paracaidista y ahora comandante del Grupo de ejércitos H, informa a von der Heydte sobre una gran ofensiva prevista inminentemente (sin especificar dónde). El coronel debe preparar un Kampfgruppe para realizar una operación aerotransportada en el curso de la ofensiva prevista.

El Oberstleutnant von der Heydte supone en un principio que la ofensiva se realizará en el Frente del Este. Pero enseguida es informado que la operación se realizará en el Frente Occidental, concretamente en las Ardenas.

Von der Heydte insiste en utilizar su antiguo regimiento, el 6º FJR. Se le prohíbe, pues, el Alto Mando teme que un movimiento de todo el regimiento a retaguardia pueda alertar a los Aliados.

Por tanto se ordena que todos los regimientos paracaidistas del Frente Occidental, cedan unos 100 hombres experimentados para conformar el Kampfgruppe.

Por supuesto, a estas alturas de la guerra, a la mayoría de los comandantes les cuesta prescindir de sus mejores soldados.

Von der Heydte tuvo que devolver unos 150 soldados por inútiles, y tuvo que conformarse con una mínima cantidad de paracaidistas veteranos en misiones aerotransportadas. Afortunadamente se le concedió el derecho de proponer los oficiales que debían participar. Así pudo emplear como comandantes de compañía a oficiales del 6º FJR. Los tenientes Köhne, Wagner, Le Coutre y Wiegand.

El Kampfgruppe estaba conformado por unos 870 soldados, divididos en:
Una sección de transmisiones (Nachrichenzug), 4 compañías de cazadores paracaidistas (Jäger-Kompanien), una compañía pesada ( la 5ª Komp) con 12 MG y 4 morteros y por último, una compañía de zapadores (Pionner Komp).

La misión sería saltar sobre una zona situada a 11 Km. De Malmedy, en el área del Monte Rigi, en la región de las montañas Eiffel. Su objetivo un cruce de carreteras entre Malmedy-Eupen-Verviers. Esa carretera sería la ruta principal del probable contraataque americano sobre el flanco alemán. Deberían conquistar y asegurar el cruce hasta la llegada de los efectivos de la 12 SS Panzer Division “Hitlerjugend”.

Image
Ataque alemán en las Ardenas. Entre las localidades de Malmedy y Eupen, flanco derecho, fue lanzado el Kampfgruppe de von der Heydte

El 12 de diciembre von der Heydte se reúne con el Mayor Erdmann, comandante de la formación aérea de transporte de Ju-52. Se comenta que la mayoría de los pilotos son jóvenes sin experiencia en lanzamiento de paracaidistas.

El día 13 los dos mandos anteriores se entrevistan con Model para comentar sus reservas sobre la operación. El Generalfeldmarschall Model juzga que la operación es indispensable y envía a los dos oficiales al comandante del 6º Ejército SS Panzer. El SS-Oberstgruppenführer Sepp Dietrich da las oportunas órdenes a Von der Heydte. Debe conquistar el cruce de carreteras. El salto será nocturno, tras una fuerte preparación artillera.

Image
Sepp Dietrich, comandante del 6º Ejército SS Panzer.

Para von der Heydte la misión era una locura. Un salto nocturno, sin fotografías previas, con hombres inexpertos y con condiciones meteorológicas adversas estaba avocado al fracaso.

El salto se fija para las 4,30 h del 16 de diciembre, pero, el Kampfgruppe no puede reunirse por dificultades de transporte, para llevar los soldados a los aeródromos de Lippespringe y Padeborn y se tuvo que demorar un día.

El Kampfgruppe finalmente se puede reunir en los aeropuertos. Los JU-52 despegan justo antes de medianoche entre el 16 y 17 de diciembre. Más de 100 aviones despegan para dar comienzo la Operación Stösser, bajo terribles condiciones climáticas.

Aviones de exploración debían lanzar bombas incendiarias para marcar la zona de lanzamiento. Estos llegan tarde para reunirse con la formación, lo cual condujo a cierta confusión entre los pilotos inexpertos. Nada más cruzar la línea del frente, la artillería antiaérea aliada comenzó a dispersar las formaciones, lo cual lleva a algunos pilotos a desviarse. Cuando llegan a la zona de salto, muchos hombres aterrizan a muchas millas de la zona asignada. Algunos tuvieron que volver a las líneas alemanas, otros fueron lanzados en Holanda, a muchas millas de las Ardenas. Sólo 35 aviones llegan a la zona de lanzamiento y cuando comienzan a saltar, los paracaidistas se encuentran con vientos de más de 35 millas por hora.

El día 17 por la mañana, von der Heydte pudo comprobar que solo tenía unos 125 hombres a sus órdenes. Se envían patrullas de reconocimiento para recuperar los contenedores con armas, municiones y alimentos. Solo encuentran seis. El resto se ha perdido.

Image
Soldados americanos del 26 Regimiento de Infantería (1ª División de Infantería) examinan unos contenedores destinados al Kampfgruppe von der Heydte. La mayoría no cayeron en manos alemanas.
 

Sin armas pesadas, con el aparato de radio destruido y con pocas municiones parece que la operación Stösser no empieza con buen pie.

A continuación manda más patrullas para contactar con la vanguardia de la 12 SS Division. El resultado es negativo.

Image
Prisioneros americanos capturados por el Kampfgruppe.


Por la tarde patrullas alemanas ven pasar columnas de blindados americanos que avanzan hacia el sur, hacia el frente. Como no tienen armas pesadas ni municiones, von der Heydte ordena no atacar y retirarse.

El 18 de diciembre una patrulla de reconocimiento americana es capturada. Se consigue una docena de prisioneros, pero son liberados por falta de medios.

Unos 150 alemanes rezagados a las órdenes del corresponsal de guerra Oberleutnant Bruno von Kayser logran contactar con las fuerzas de von der Heydte.

 

Los aliados ya habían advertido la presencia de paracaidistas alemanes en la zona, pero, no sabían la cantidad exacta de efectivos. En un principio estimaron una formación de tamaño divisional y no solamente un Kampfgruppe. Esto causó pánico y confusión en el mando aliado. El único éxito de von der Heydte fue que tropas que debían marchar al frente se usaron para buscar a los fallschirmjager.

Image
En el centro de la imagen vemos al Oberleutnant Kayser hablando con von der Heydte. El coronel está herido en su brazo derecho, debido al peligroso salto en paracaídas. Además tenía una lesión anterior en su brazo izquierdo.
 

El hábil uso de patrullas de reconocimiento (con breves y violentos contactos con el enemigo), la utilización de varios centenares de muñecos en paracaídas y el amplio radio de aterrizaje fue lo que provocó la confusión en el bando americano.

El 20 de diciembre von der Heydte decide poner fin a la misión, ante la falta de contacto con los soldados de la “Hitlerjugend”.Envía a los heridos e incapacitados en dirección a donde suponía que estaban las líneas alemanas. Los aptos se organizaron en un grupo de asalto con los cuales planeaba romper las líneas americanas. El ataque fracasa y sufren muchas bajas. Por esas fechas los americanos habían movilizado numerosos batallones para intentar capturar a la “división” paracaidista alemana.

El 21 de diciembre divide a los sobrevivientes en grupos de 2 ó 3 hombres en dirección al Este, hacia las líneas alemanas.

Von de Heydte y sus ayudantes se dirigen al pueblo de Monschau, objetivo alemán del primer día, pensando que habría fuerzas germanas.

Al llegar comprueba que el pueblo estaba ocupado por un batallón de ingenieros americano.

Llegado este momento, von der Heydte se resiente de las heridas del primer día, físicamente está bajo mínimos y ordena a sus hombres que lo abandonen. Esto ocurre el 23 de diciembre. El 24 de diciembre escribe una nota de rendición a los americanos a través de un niño del pueblo.

Los americanos rodean la casa, donde se esconde von der Heydte, con una compañía entera y hacen prisionero al barón.

Image
Momento de la captura de von der Heydte en el poblado de Monschau.Fijarse en el deterioro físico del coronel tras 7 días de lucha.
 

Muchos hombres del Kampfgruppe pueden retornar a sus propias líneas.

De esta forma acabó una de las últimas operaciones aerotransportadas alemanas de la guerra.

Fue un auténtico fracaso.
1º Salto nocturno, sin fotografías previas, con fuerzas inexpertas y con condiciones climáticas adversas, no auguran nada bueno.
2º La vanguardia terrestre alemana (12 SS Panzer Division” HJ” del Rollbahn A) que debía enlazar con los fallschirmjager nunca alcanzó su objetivo.
3º La sección de transmisiones fue inoperante, la destrucción de los aparatos de radio durante el salto imposibilitó la comunicación con el mando del 6º Ejército SS Panzer.
De esta forma, no pudo informar del lugar exacto de la concentración de tropas USA, para ser bombardeadas por la artillería y tampoco pudo informarse del fracaso de la vanguardia terrestre para llegar al cruce de carreteras.
4º Lo único positivo para los alemanes, fue la cantidad de efectivos americanos destacados en esta zona y su no intervención en el frente.

Bibliografía y para saber más…

1-http://ardennes44.free.fr/page18.html
2-http://www.eagle19.freeserve.co.uk/ardennes.htm
3-http://en.wikipedia.org/wiki/Talk:Battle_of_the_Bulge
4- “Les lions de Carentan” de Volver Griesser. Editions Heimdal.

 

Image

¿Quieres continuar  ? Entra en los Foros el Gran Capitán