El novio de la Muerte PDF Imprimir E-mail

Novio de la Muerte 

Este es un articulo que fu√© realizado por D. Armando Oterino Cervell√≥, un buen amigo y gran historiador de temas castrense, que por desgracia y debido a una enfermedad nos abandon√≥ definitivamente, pero queda su obra. Por eso quiero transcribir el mismo para honrar su memoria y a la vez resaltar a la Legi√≥n Espa√Īola, que tan vinculada est√° a nuestra querida Ceuta.

‚Äú‚ÄĚEn el Tercio, a imitaci√≥n de su vecina Legi√≥n extranjera francesa que la arrastraba desde la entonces reci√©n¬† terminada guerra europea, se cant√≥ inicialmente ‚ÄúLa Madel√≥n‚ÄĚ, pero por poco tiempo, porque no tard√≥ en adoptar un canto que le era m√°s propio y estaba m√°s cerca de aquel nuevo estilo de vida militar de entender la vida y la muerte. Este canto empez√≥ siendo un cupl√©, una canci√≥n de escenario; una letrilla que hace llorar a los hombres de bronce que no lloran nunca y a las mujeres que lloran siempre, que las dejan sin aliento, sin pesta√Īear, p√°lidas como la propia muerte.

El 7 de enero de 1.921, en Beni Hass√°n, cuando el Tercio ten√≠a s√≥lo unos meses de existencia, (su primera Bandera se hab√≠a organizado en octubre), despu√©s de haberse defendido heroicamente con su escuadra frente a los kabile√Īos que los atacaron y pretendieron apoderarse de sus armas, muri√≥ a consecuencia de las heridas recibidas el Cabo Baltasar Queija de la Vega; era el primer legionario que perd√≠a la vida en un hecho de armas. En su bolsillo se encontraron unos versos llenos de emoci√≥n y sentimiento. Se dice que acababa de enterarse de la muerte de su novia, y en esas confidencias √≠ntimas que se hacen al compa√Īero en las largas esperas campamentales de una estrellada noche moruna, hab√≠a confesado: ¬°Ojal√° la primera bala no tarde mucho y sea para mi coraz√≥n, para reunirme pronto con ella!. Pocas horas despu√©s, cuando se realizaba la retirada de protecci√≥n de unos caminos su escuadra fue atacada. Toda una premonici√≥n que presagiaba el futuro canto de ‚ÄúEl novio de la muerte‚ÄĚ.

Su letra se debe a Fidel Prado, habiendola llevado al pentagrama el catal√°n Juan Costa. Despu√©s de ensayarla en el estudio del compositor Modesto Romero (autor m√°s tarde de la ‚ÄúCanci√≥n del Legionario‚ÄĚ) en Madrid, la estren√≥ con gran √©xito y acierto la cupletista Mercedes Fern√°ndez Gonz√°lez art√≠sticamente conocida como ‚ÄúLola Montes‚ÄĚ, en 1.921, en el Teatro Vital Aza de M√°laga, desde donde salt√≥ a Melilla actuando como fin de Fiestas en la Compa√Ī√≠a de comedias de Valeriano Le√≥n: era en los angustiosos d√≠as de julio en que tuvieron lugar los tr√°gicos acontecimientos del desastre de Annual y el derrumbamiento de aquella Comandancia General, elevando la moral de nuestras fuerzas y alentando la espera de refuerzos y socorros, especialmente los que le llevar√≠an los legionarios, que desde Ceuta hab√≠an sido enviados por mar.

‚ÄúEl novio de la muerte‚ÄĚ se ha adaptado al paso lento, procesional y f√ļnebre, cant√°ndose en todos los cuarteles y campamentos de La Legi√≥n, en el tradicional ‚ÄúS√°bado Legionario‚ÄĚ, en el que se rinde culto y homenaje a sus muertos.‚ÄĚ‚Äú

Fuente: http://www.tinet.org/~jcgg/Opiniones/La_Legion.htm

 Letra:

Nadie en el Tercio sabía
quien era aquel legionario
tan audaz y temerario
que a la Legión se alistó.

Nadie sabía su historia,
más la Legión suponía
que un gran dolor le mordía
como un lobo, el corazón.

M√°s si alguno quien era le preguntaba
con dolor y rudeza le contestaba:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compa√Īera.

Cuando m√°s rudo era el fuego
y la pelea m√°s fiera
defendiendo su Bandera
el legionario avanzó.

Y sin temer al empuje
del enemigo exaltado,
supo morir como un bravo
y la ense√Īa rescat√≥.

Y al regar con su sangre la tierra ardiente,
murmuró el legionario con voz doliente:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compa√Īera.

Cuando, al fin le recogieron,
entre su pecho encontraron
una carta y un retrato
de una divina mujer.

Y aquella carta decía:
"...si alg√ļn d√≠a Dios te llama
para mi un puesto reclama
que buscarte pronto iré".

Y en el √ļltimo beso que le enviaba
su postrer despedida le consagraba.

Por ir a tu lado a verte
mi m√°s leal compa√Īera,
me hice novio de la muerte,
la estreché con lazo fuerte
y su amor fue mi ¬°Bandera!

Comentarios

Registrate para realizar comentarios..
 

Foro Historia Militar

Foro Fotos Militares

Licencia

Todo el contenido y las descargas de este sitio est√°n publicados bajo una licencia de Creative Commons


Ayuda a Paco Sanz

Paco Sanz - Ayudame

www.ayudapacosanz.com

Espa√Īol, iza tu bandera

Camisetas con Historia

Camisetas con Historia

Historia Rei Militaris

HISTORIA REI MILITARIS

Fundación VF

Fundacion Vicente Ferrer

 El Gran Capit√°n destina parte de sus ingresos por publicidad en ayuda a programas de apadrinamiento de la Fundaci√≥n Vicente Ferrer.