Image result for brandenburg kos 1943

Tras la rendición italiana el 8 de septiembre de 1943 el alto mando alemán diseñó un plan de ataque para apoderarse de las islas italianas del Dodecaneso. Esta campaña sería la última victoria de las tropas de la Wehrmacht. Fue una operación aeronaval, donde los veteranos Fallschirmjäger de la división Bandenburg saltaron hacia su última victoria en la Segunda Guerra Mundial. 

La isla de Cos se encuentra a tan solo cuatro millas de la costa turca, distando 30 millas de Leros y 60 de Rodas. Su tamaño es de 290 kilómetros cuadrados con 112 de línea de costa pero solamente un único puerto que es la propia ciudad de Cos, al noreste de la isla. La costa sur está plagada de acantilados, mientras que el lado norte cuenta con numerosas playas, ideales para un desembarco. Disponía de un aeródromo, el de Antimachia, a 18 millas de la capital.

La guarnición italiana estaba formada por unos 3.000 hombres del 10º regimiento de la división de infantería Regina. Su armamento era escaso y obsoleto, aunque lo peor era que la moral de los hombres había decaído tras la firma del armisticio del 8 de septiembre de 1943.

Los británicos llegaron a la isla entre el 16 y el 23 de septiembre, enviando al 1er. Batallón de infantería ligera de Durham, los  escuadrones 2901 y 2909 del regimiento antiaéreo de la RAF, con 33 cañones antiaéreos, y el 1er. regimiento ligero antiaéreo con 18 cañones Bofors. Vía aérea llegaron dos escuadrones de Spitfires, el 7º de la Fuerza Aérea Sudafricana y el 74º de la RAF. El comandante en jefe de las tropas fue el coronel LRF Kenyon, el cuál pensaba que para la correcta defensa de la isla hubiese necesitado una brigada de infantería, un regimiento de artillería, una compañía de ingenieros, un escuadrón de carros de combate y varias unidades antiaéreas. Ante la manifiesta falta de tropas decidió desplegar al batallón de Durham en tres grupos: las compañías A y B en la ciudad de Cos, la compañía C en los arrabales del sur de la ciudad y la compañía D con los regimientos antiaéreos de la RAF en el aeródromo de Antimachia.

Image result for battle kos 1943

Los alemanes tras asegurarse el control sobre la isla de Rodas se fijaron como siguiente objetivo Cos. La aviación alemana comenzó el bombardeo el 18 de septiembre, corriendo a cargo de los JU-88 las primeras incursiones sobre el aeródromo causando daños severos a las instalaciones.

El mando alemán dio luz verde a la operación “Oso Polar” el 24 de septiembre, tras una reunión entre Hitler y el Generalfeldmarschall Maximilian von Weichs, comandante en jefe del Heeresgruppe F, creado el 12 de agosto de 1943 que se desplegó en los Balcanes, fijando su Cuartel General en Belgrado. Consistía en un desembarco en la costa norte de la isla, al contar con buenas playas esa zona, cerca de Marmari, al oeste de la ciudad de Cos. Un segundo desembarco tendría lugar en la zona suroeste de la isla, en la bahía de Kamara, coincidiendo con otro de diversión en cabo Foca, al este de Cos.

Para la operación se reforzó a la 22º división de infantería, del general Friedrich Wilhelm Mueller, con dos compañías de operaciones especiales, una de Küstenjäger de la división Brandenburgo y otra de Fallschirmjäger del 4º regimiento. El Kampgruppe Mueller estaba compuesto por el 2º batallón del 65º regimiento de granaderos y el 3er. Batallón del 440º regimiento de granaderos que desembarcarían en Marmari. El 2º batallón del 16º regimiento de granaderos lo haría en cabo Foca y la compañía de Küstenjäger en la bahía de Kamara.

El 1 de octubre un ataque germano acabó con la vida de ocho pilotos aliados y la destrucción de 12 aviones en el aeródromo de Antimachia. Ese mismo día las tropas germanas embarcaban en los puertos del Pireo, Suda y Heraklion en cinco transportes, nueve ferris y tres lanchas de desembarco, siendo escoltados por dos minadores, cinco motoras y cinco caiques. El convoy fue avistado por primera vez el mismo 1 de octubre por los aviones de reconocimiento de la RAF cerca de la isla de Naxos, donde se había fijado el punto de encuentro. Dada la superioridad aérea alemana en esa zona del Egeo los británicos no pudieron atacar durante las horas del día a los transportes, así que se envió una fuerza de tres destructores desde Alejandría a fin de interceptarlos durante la noche. El escuadrón de destructores intentó localizar al convoy germano durante las dos noches siguientes, siendo incapaces de localizarlo. La razón de ello es que los británicos pensaban que el destino del convoy era Rodas, al considerar el general Wilson que los alemanes no disponían de tiempo suficiente para organizar una fuerza de desembarco, por lo que desechó la posibilidad de que se dirigiesen a la isla de Cos. Dos días después los destructores tuvieron que regresar a su base para realizar labores de reabastecimiento de combustible. Además, los dos acorazados británicos en Alejandría recibieron la orden de regresar a casa, mientras los dos submarinos encargados de vigilar las aguas alrededor de la isla de Cos llegaron a sus posiciones cuando los alemanes ya habían desembarcado.

Image result for battle kos 1943

Al amanecer del 3 de octubre los alemanes consiguieron desembarcar en las tres zonas asignadas cogiendo totalmente por sorpresa a la guarnición, la cual no había recibido ningún aviso de un posible ataque. A las 06:30 horas los paracaidistas de la Brandenburg fueron lanzados sobre el aeródromo de Antimachia. Con la primera ola de desembarco los germanos consiguieron poner en tierra a cerca de 1.200 hombres apoyados por artillería ligera y algunos vehículos blindados. Para aseguras esas cabezas de playa iniciales la Luftwaffe suministró durante todo el día apoyo aéreo cercano realizando múltiples ataques directos a tierra sobre las posiciones de los defensores. El 2º batallón del 65º de granaderos avanzó de forma decidida en las primeras horas de combate, consiguiendo llegar hasta las inmediaciones de la pista de aterrizaje de Salty Flats dañando diez aparatos británicos. Como consecuencia del éxito en los ataques alemanes se consiguió cortar la carretera entre Cos y el aeródromo de Antimachia, interrumpiendo de esa manera las comunicaciones entre el Cuartel General aliado y la base aérea. Recuperados de la sorpresa inicial el mando británico ordenó a las compañías A y B de Durham tomar posiciones al oeste de la ciudad de Cos, formar un perímetro defensivo e impedir a toda costa que los alemanes penetrasen en la ciudad.

Image result for battle kos 1943

Mientras, la compañía D de Durham y los artilleros de la RAF resistieron los ataques alemanes en el aeródromo de Antimachia, pese al intenso bombardeo. Sin embargo cuando a media tarde las tropas germanas desembarcadas en la bahía de Kamara se unieron a los combates la cosa cambió. A las 17:00 horas todos los cañones antiaéreos estaban fuera de combate, así que se dio la orden de evacuar el aeródromo y dirigirse a la zona sur de la isla. El repliegue británico se realizó en orden y sin dejar de presentar batalla a los atacantes.

Los alemanes también tuvieron éxito en su ataque a las afueras de Cos, consiguiendo romper el contacto entre las compañías A y B tras una serie de intensos combates. A las 19:00 se produjo una retirada general de las tropas hacia la ciudad de Cos, a excepción de un de las compañía, esta, combatiendo en solitario y en desventaja numérica sufrió serias bajas, y sus supervivientes se reunieron con el batallón horas más tarde agotados y exhaustos. En Cos, los supervivientes de las tres compañías establecieron un perímetro defensivo, rogando por que el mando aliado les pudiese enviar refuerzos de algún tipo. A las 20:00 horas el coronel Kenyon concluyó que la defensa de la ciudad era imposible si no se recibían refuerzos de inmediato, así que ordenó a sus tropas realizar un repliegue ordenado por secciones en dirección a las colinas circundantes de la ciudad, su intención era que ganadas estas sus hombres seguirían combatiendo en guerrillas a los alemanes hasta la llegada de una fuerza de socorro. Los supervivientes formaron grupos de unos 12 hombres y durante la noche comenzaron a abandonar la ciudad en dirección al pueblo de Cardamena. Se dejó en Cos una fuerza de retaguardia, compuesta por un pelotón y varios morteros para contener a los alemanes y hacerles pensar que todavía el grueso de las tropas aliadas permanecía allí, tenían orden de permanecer en la ciudad hasta las dos de la madrugada y luego replegarse. Sin embargo, la situación se volvió un autentico caos y los británicos huyeron en desbandada mirando cada uno de ellos solamente por sí mismo. Los pocos hombres que consiguieron romper el cerco y llagar hasta Cardameno lo hicieron para toparse con las tropas alemanas que ya habían tomado el pueblo unas horas antes. Al amanecer del día siguiente los germanos formaron varias patrullas para peinar las colinas de la zona a fin de encontrar a los pocos supervinientes de ataque sobre Cos.

Related image

Tropas alemanas combatiendo en el interior de la ciudad de Cos.

La operación de desembarco y asalto aerotransportado alemán fue un completo éxito. De una guarnición de unos 1.600 hombres apenas dos centenares pudieron ser rescatados por grupos de SBS que recorrieron las costas de la isla los días siguientes, el resto cayó muerto o fue hecho prisionero. Las bajas alemanas fueron solamente de 85 hombres y se perdieron dos lanchas de desembarco.

Foro de discusión