Índice del artículo



La mañana del 18 de julio, ante el cariz que estaban tomando los acontecimientos en África, el gobierno dio orden a la Escuadrilla Colonial de trasladar sus Fokker al aeródromo de Tablada, cerca de Sevilla. Los tres aparatos disponibles despegaron desde Cabo Juby, pero uno de ellos se desvió deliberadamente hacia Larache, ciudad que se encontraba en manos de los sublevados. Los otros dos F.VIIb coloniales aterrizaron en Tablada a media tarde donde se unieron a los aviones de LAPE (dos DC-2 y dos F.VIIb) que, cargados con bombas, bombardeaban desde aquella mañana las ciudades africanas dominadas por los militares alzados. Los Fokker militares solo tuvieron tiempo para realizar una misión de reconocimiento y lanzamiento de octavillas sobre Sevilla. Pasada la medianoche las tropas de Queipo tomaron el aeródromo cayendo en su poder los dos Fokker militares y uno de los DC-2 de LAPE. El mismo 18 de julio el general Núñez de Prado, Director General de Aeronáutica, voló a Zaragoza a bordo del Dragon Rapide 22-1 con intención de ganar a la guarnición de la ciudad para la causa gubernamental. Capturado por los sublevados Núñez de Prado será fusilado y el 22-1 se incorporará a las nacientes fuerzas aéreas nacionales.

El día 19 de julio los nacionales disponían por tanto de tres de los Fokker F.VIIb de la Escuadrilla del Sahara (los 20-2, 20-3 y 20-4) y uno de los Dragon Rapide (el 22-1). Desde ese mismo día los tres Fokker comenzarán a trasportar tropas desde África hasta la Península en lo que se conocerá como Puente Aéreo del Estrecho. Poco a poco se fueron sumando al dispositivo otros aparatos (un Fokker F.VIIa adquirido en Tánger, el DC-2 capturado en Tablada y dos hidros Wal de la Armada), pero serán los Fokker coloniales los que soporten el peso de la operación hasta que el 9 de agosto los alemanes, con sus Junkers Ju 52, se hagan cargo de la operación. A inicios de septiembre los dos Fokker VIIb supervivientes (el 20-4 resultó destruido en un accidente) y el monomotor F.VIIa subieron al Norte donde se les unieron dos Fokker F.VIIb comprados a KLM y matriculados 20-1 y 20-4 y dos Fokker F.XII comprados a British Airways (20-5 y 20-6). Con todos estos aparatos se formó una escuadrilla de bombardeo.



El Dragon Rapide capturado en Zaragoza (el 22-1) realizará operaciones de combate desde el mismo 18 de julio. Durante el mes de agosto se le unirán cuatro DH-89 civiles adquiridos en Gran Bretaña. Los Dragon Rapide nacionales recibirán el número de tipo 40 numerándose 40-1 (el antiguo 22-1 militar) y 40-2 a 40-5 (los comprados en agosto), formando un grupo de bombardeo conocido como Grupo Dragón o Grupo Ansaldo, mandado por Juan Antonio Ansaldo. Entre agosto y septiembre se perderán tres aparatos, entre ellos el 40-1 que, pilotado por el propio Ansaldo, sufrió un accidente durante un despegue el 3 de septiembre. El 30 de dicho mes los dos DH-89 supervivientes se unirán a los Fokker formando un grupo mixto denominado Fokker-Dragón. Este grupo continuará operando en misiones de combate hasta su disolución en el mes de diciembre. A partir de esta fecha tanto los Dragon Rapide como los Fokker pasarán a desempeñar tareas auxiliares: los dos DH.89 supervivientes (el 40-2 y el 40-4, rematriculado ahora como 40-1) quedarán asignados al grupo 40 operando en misiones de transporte y enlace, los dos Fokker F.VIIb (20-2 y 20-4, rematriculados como 45-2 y 45-4) serán destinados a la Escuela de Tripulantes de El Copero. El 45-2, apodado Veterano, fue probablemente el único polimotor de bombardeo de preguerra que sobrevivió al conflicto.

El 19 de julio de 1936 los republicanos disponían de dos de los Dragon Rapide (los 22-2 y 22-3), el viejo Junkers K 30 y los Fokker F.VIIb 20-1 (de la Escuadrilla del Sahara), 20-5 y 20-6 (de la Unidad Trimotor de Getafe). A estos habría que añadir los 5 Fokker F.VIIb de LAPE que, como hemos visto, fueron “movilizados” desde el primer día. Durante los primeros meses de la guerra los Fokker serán empleados como bombarderos actuando sobre varios frentes. Mas tarde parece ser que fueron asignados al Grupo 15 (Rasantes) y finalmente los supervivientes serían relegados a tareas de enseñanza y destinados a la Escuela de Polimotores de Totana. No está confirmado, pero los F.VIIb podrían haber recibido el código BF (Bombardero Fokker), el mismo que recibieron otros trimotores Fokker en servicio con las FARE (Fuerzas Aéreas Republicanas Españolas).

Respecto al Junkers K 30, fue asignado a la “Escuadrilla España” de Malraux operando desde Getafe y actuando sobre Somosierra y el frente de Guadalajara. Parece que el aparato fue destruido en septiembre u octubre, tal vez en el bombardeo sufrido por dicha unidad en Barajas el 26 de octubre.

Los dos Dragon Rapide republicanos operaron las primeras semanas de la guerra desde el aeródromo de Alcalá de Henares efectuando misiones de bombardeo y reconocimiento sobre el frente central. En agosto el 22-2 pasa al frente de Aragón asignado a la escuadrilla “Alas Rojas” que opera desde Sariñena. Más tarde pasará al Norte, operando desde Santander. Fue derribado por una patrulla de He-51 el 19 de octubre. Por su parte el 22-3 pasará al Norte el 15 de septiembre de 1936, operando primero desde Santander y más tarde desde Bilbao, siendo destruido en tierra durante un ataque enemigo en diciembre. A lo largo de la guerra las FARE adquirirán 13 DH-89 civiles adicionales, aunque parece ser que ninguno de ellos fue armado, empleándose en tareas de enlace y, sobretodo, de adiestramiento, asignados a la Escuela de Polimotores. Bastantes de estos aparatos serán recuperados por el Ejército del Aire una vez finalizada la contienda. En las FARE los Dragon Rapide recibirán el código LR.

 

Los polimotores existentes en julio de 1936 eran poco más que aparatos comerciales modificados para poder llevar bombas, y ambos bandos los emplearon en misiones de combate durante los primeros meses de la guerra a falta de algo mejor. En la primera mitad del año 1937 tanto unos como otros ya habían recibido por parte de sus respectivos aliados extranjeros numerosos bombarderos y los pocos polimotores de preguerra que sobrevivían pudieron ser relegados a misiones auxiliares más acordes con sus limitadas prestaciones. Se disponía por fin no de una, sino de dos fuerzas de bombardeo eficaces y modernas, logrando así lo que tantas veces se planeó pero no pudo llevarse a cabo durante los años 20 y 30, solo que esas dos fuerzas no estaban destinadas a defender al país contra un agresor exterior, sino a sembrar la destrucción en la otra mitad de España.


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS:

Modelo: Farman F.50
Motorización: 2 Lorraine 8B de 250-275 CV o 2 Hispano-Suiza 8F de 300 CV
Dimensiones: Envergadura 22,85 m. Longitud 12 m. Altura 3,3 m.
Pesos: Vacío 1.816 kg. Total 3.116 kg.
Velocidad máxima: 151 km/h.
Armamento: 2 ametralladoras. 500 kg. de bombas.

Modelo: Farman F.60 Goliath
Motorización: 2 Lorraine 12D de 375-400 CV
Dimensiones: Envergadura 26,5 m. Longitud 14,77 m. Altura 4,91 m.
Pesos: Vacío 2.500 kg. Total 5.000 kg.
Velocidad máxima: 157 km/h.
Armamento: 2 pares de ametralladoras gemelas. 800 o 1.000 kg. de bombas.

Modelo: Junkers K 30
Motorización: 3 Junkers L5 de 310 CV
Dimensiones: Envergadura 29,37 m. Longitud 15,8 m. Altura 5,9 m.
Pesos: Vacío 4.270. Total 7.500 kg.
Velocidad máxima: 175 km/h.
Armamento: 2 montajes de ametralladoras gemelas en posición dorsal. 1 montaje en posición ventral retráctil. 500 kg. de bombas.

Modelo: Fokker F.VIIb-3m
Motorización: 3 Hispano-Suiza 9Qd de 300 CV.
Dimensiones: Envergadura 21,7 m. Longitud 14,5 m. Altura 3,9 m.
Pesos: Vacío 3.150 kg. Total 5.300 kg.
Velocidad máxima: 210 km/h.
Armamento: De 2 a 4 ametralladoras. 1.000 o 1.500 kg. de bombas.

Modelo: Martin 139
Motorización: 2 Wright Cyclone R-1820-33 de 578 CV.
Dimensiones: Envergadura 21,5 m. Longitud 13,6 m. Altura 4,7 m.
Pesos: Total 7.440 kg.
Velocidad máxima: 346 km/h.
Armamento: 3 ametralladoras. 1.000 kgs. de bombas.

Modelo: De Havilland DH.89M Dragon Rapide
Motorización: 2 De Havilland Gipsy Six de 200 CV.
Dimensiones: Envergadura 14,64 m. Longitud 10,52 m. Altura 3,30 m.
Pesos: Vacío 1.530 kg. Total 2.358 kg.
Velocidad máxima: 232 km/h.
Armamento: 1 ametralladora Vickers E de tiro frontal, 1 Vickers F en montaje dorsal y otra en montaje ventral. Doce bombas de 12 kg.


BIBLIOGRAFÍA:

“Aviones Militares Españoles”. Jesús Salas Larrazábal, José Warleta Carrillo y Carlos Pérez San Emeterio. Instituto de Historia y Cultura Aérea, Madrid 1986.

“Aviones Ingleses, Checos y Polacos en la Guerra Civil Española”. Justo Miranda y Paula Mercado. Aldaba Ediciones, Madrid 1995.

“Enciclopedia de la Aviación Militar Española”. VV.AA. Quirón Ediciones, Valladolid 2000.


EN INTERNET:

Farman F.50:
http://www.aviafrance.com/210.htm
http://www.eads.com/1024/es/eads/history/airhist/1910_1919/farmanf60_goliath_1919.html

Farman F.60:
http://www.aviafrance.com/10004.htm

Martín 139:
http://en.wikipedia.org/wiki/Martin_B-10

Armas químicas en la Guerra del Rif:
http://www.nodo50.org/maranosa/prensa/revista16_rif.html

Fotografías de aviones de la Guerra Civil:
http://usuarios.lycos.es/mrval/index.htm

La imprescindible ayuda recibida por los compañeros del foro eGC (gracias a todos):
http://www.elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?t=12132


Si quieres debatir este artículo entra en su foro de discusión